Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Qué ha perdido Rusia con la guerra de Ucrania?

El presidente ruso Vladimir Putin Moscú, Rusia, el 22 de noviembre de 2022 [Oficina de Prensa del Kremlin/Anadolu Agency].

El revés militar ruso que tuvo lugar recientemente en Kherson, después de que el presidente ruso lo anexionara a su país hace semanas, es de hecho un revés militar estratégico para Putin personalmente, a pesar de que se distancie de la decisión de retirada tomada por el ministro de Defensa, Sergei Shoigu. Sin embargo, todo el mundo, dentro y fuera de Rusia, es plenamente consciente de quién dirige las batallas en Ucrania, ya que muchos siguieron cómo Putin emitía su decisión militar a los comandantes de sus soldados en el movimiento operativo sobre el terreno.

Este retroceso fue calificado por un asesor del Kremlin como el mayor revés al que se ha enfrentado Rusia desde el colapso de la Unión Soviética pero, a pesar de ello, Putin se tragó el insulto, y no utilizó las armas nucleares en base a la doctrina rusa para su uso, que estipula utilizar las armas nucleares cuando las tierras del país están bajo invasión. Sin embargo, parece que esta regla se aplica a las antiguas tierras de Rusia, no a las nuevas, cuya anexión anunció Putin en 2014. Crimea puede entrar en su ámbito de aplicación y, por lo tanto, la desorganizada retirada rusa de Kherson alivió a Occidente, que estaba preocupado porque Putin recurriera a las armas nucleares.

Por otro lado, las pérdidas rusas en la guerra de Ucrania serán a largo plazo, independientemente del deterioro de la reputación rusa y de la reputación de Putin que construyó durante los últimos años, basada en la fuerza y el poderío de Rusia. Será visto como un tirano sobre los civiles, como en el caso del arrasamiento de las ciudades sirias -Damasco, Alepo, Idlib, Homs y otras-, pero cuando se enfrentó a algunas de las armas occidentales, el resultado fue diferente.

LEER: La guerra de Ucrania enciende la carrera armamentística en Oriente Medio

Ahora, teniendo en cuenta las previsibles pérdidas rusas, podemos monitorear y ver las pérdidas militares, económicas y políticas, y encima de las pérdidas militares está la pérdida de Putin de miembros de las fuerzas de su país, que la estimada revista Foreign Affairs estimó en más de 80.000 muertos y heridos. Más peligrosa que esto es la muerte de altos dirigentes militares rusos en esta guerra. Estos son los líderes que ganaron experiencia militar y fama mundial que no es fácil de obtener y establecer, lo que significa que los rusos necesitan un largo período de tiempo para volver al nivel en el que estaban, mientras que sus oponentes y enemigos habrán ido muy por delante de ellos.

Aumentan las tensiones entre Rusia y Ucrania en la frontera compartida - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Todo el mundo vio cómo Rusia recurría a sus aliados, ya sea a Corea del Norte, obteniendo proyectiles de artillería, o a Irán, obteniendo drones iraníes y sus asesores, así como su solicitud de piezas de repuesto a China, tras la primera semana de su invasión de Ucrania. El ejército ruso también buscó la ayuda de la milicia de Wagner, y su líder emergió a la vanguardia de la escena militar, para confirmar y demostrar la magnitud de las enormes pérdidas sufridas por el ejército ruso. El ejército ruso seguirá sufriendo más en el futuro las sanciones occidentales impuestas a la exportación de componentes utilizados por la industria militar rusa, lo que sin duda afectará negativamente a la industria armamentística rusa en el futuro, así como a la propia doctrina militar rusa.

En cuanto a las sanciones económicas, el gas y el petróleo rusos perderán su papel e influencia en Occidente a largo plazo, después de que éste recurra a nuevas fuentes y alternativas. Occidente, tal vez, ya no confía en los acuerdos alcanzados con Rusia después de ver cómo estos acuerdos se abandonan con el primer obstáculo, haciendo que Occidente pague un alto precio a nivel popular, cuando se produjeron manifestaciones populares denunciando la guerra en Ucrania, y exigiendo a los gobiernos occidentales que no apoyen a Ucrania para mantener el flujo de gas ruso.

LEER: Irán se consolida como una superpotencia en cuestión de drones

En cuanto a que Rusia recurra a eludir las sanciones occidentales, no funcionará en el futuro; en concreto, está recurriendo a utilizar a China e India como países mediadores entre ella y sus clientes internacionales, especialmente ante el proceso de búsqueda de una alternativa, e incluso de encontrarla en muchos casos. A esto se suma el refuerzo de la prohibición occidental a todos los que cooperan con Rusia. Todo ello hará que el proceso sea difícil, costoso e inútil en muchos casos.

En el plano político, Rusia parece estar casi aislada, y es lo más parecido a un Estado canalla. Si un miembro del Consejo de Seguridad de la ONU invade un país como Ucrania, ¿cómo puede ser ese miembro un depositario de la paz y la seguridad mundiales? Esto se reflejó incluso en las críticas chinas e indias a Putin y su política en Ucrania. También vemos el declive de Rusia en Europa, después de que Putin hiciera muchos avances y progresos en Europa antes de su invasión de Ucrania, a costa de los intereses estadounidenses. Hoy, vemos este declive también en los países de Asia Central, que encontraron una salida para sí mismos al liberarse cada vez más del férreo control de seguridad ruso y dirigirse hacia nuevos horizontes europeos y chinos.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaRegiónRusiaSmall SlidesUcrania

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines