Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las concesiones de EE.UU. a Palestina siempre favorecen a Israel

El presidente estadounidense Joe Biden (izq.) y el presidente palestino Mahmoud Abbas (der.) ofrecen una conferencia de prensa conjunta en Belén, Cisjordania, el 15 de julio de 2022. [Presidencia Palestina - Anadolu Agency]

Una prueba más de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reniega de sus promesas electorales con respecto a Palestina es la actual negativa a reabrir el consulado de Estados Unidos en la Jerusalén ocupada para que lo utilicen los palestinos, y que en su lugar ha optado por crear una nueva función de Representante Especial para Asuntos Palestinos, que ha sido asignada a Hady Amr. Amr fue subsecretario de Estado adjunto para Asuntos Israelíes y Palestinos, y es conocido sobre todo por insistir en que Israel idee formas de fortalecer a la Autoridad Palestina; en beneficio de Israel, por supuesto.

Igualmente claro es que el líder de la AP, Mahmoud Abbas, está consintiendo las demandas de Estados Unidos, a pesar de sus lamentaciones de que la administración Biden también está empleando la táctica de la espera, que ha estancado la trayectoria política de los palestinos durante décadas. El regocijo de la AP por la victoria electoral de Biden fue sólo un breve interludio; pronto quedó claro que el legado de su predecesor, Donald Trump, no sería rescatado, aparte de la decisión de EE.UU. de asignar alguna ayuda financiera para las necesidades humanitarias palestinas.

Según Axios citando a un funcionario no identificado del Departamento de Estado de EEUU, "el Representante Especial para Asuntos Palestinos con sede en Washington se comprometerá estrechamente con los palestinos y su liderazgo y, junto con el embajador [Thomas] Nides y su equipo, continuará comprometiéndose con Israel en cuestiones relacionadas con Palestina."

LEER: Simbólica pero significativa, la decisión de investigar el asesinato de Abu Akleh no tiene precedentes

Aunque los medios de comunicación israelíes describen la medida como una mejora de las relaciones entre Estados Unidos y Palestina, el compromiso diplomático entre Estados Unidos y la AP sigue siendo uno que prioriza la colaboración colonial, dado que, a pesar de las promesas de devolver a Estados Unidos al redil del consenso internacional respecto al compromiso de los dos estados, Washington sigue atado al legado político de Trump. La comunidad internacional también se ha alineado con los Acuerdos de Abraham, ya que

los planes reflejan el compromiso de la corriente principal con Israel. La AP, en cambio, se limita a balar su oposición y a retroceder antes de aceptar concesiones a cambio de su sometimiento.

Amr trabajará a las órdenes de Barbara Leaf, la Subsecretaria de EE.UU. para Asuntos de Oriente Próximo, que el pasado mes de septiembre declaró que la mejora de las condiciones económicas

las condiciones económicas en la Cisjordania ocupada era crucial para "mantener la mejora de las condiciones de seguridad". Es decir, la seguridad de Israel. Las relaciones diplomáticas con la AP, en lo que respecta a EE.UU., sólo son válidas mientras signifique que la coordinación de la seguridad siga siendo "sagrada", como dice Abbas. Fuera de los parámetros de coordinación en materia de seguridad, la AP es un actor principal que sólo existe como entidad que no toma medidas políticas contra la expansión colonial de Israel.

EE.UU. ha declarado en repetidas ocasiones su supuesto compromiso de reabrir su consulado en Jerusalén, pero el nombramiento de Amr como representante especial es otro indicio de que la petición palestina no será atendida por el momento. De ahí la creación de un papel que supuestamente defiende los asuntos palestinos y las relaciones diplomáticas con Washington. Otra "concesión" a Palestina que favorece a Israel.

LEER: A Washington sólo le preocupa la ciudadanía estadounidense de Abu Akleh

El ex enviado especial de Estados Unidos para las negociaciones israelo-palestinas y ex embajador en Israel, Martyn Indyk, describió la medida de Estados Unidos como "una señal para los palestinos de su importancia". Sin embargo, Estados Unidos hace las cosas de manera diferente con Israel. No ofrece concesiones a Israel; ofrece apoyo militar, financiero y económico, mientras que los palestinos siguen atados a un proyecto humanitario que sólo sirve a los planes e intereses expansionistas de Israel. La importancia no tiene necesariamente una connotación positiva. En este caso, la "importancia" de los palestinos no se dirige a sus derechos políticos, sino a los medios a través de los cuales Israel y Estados Unidos pueden fomentar su compromiso diplomático detrás de una fachada que genere menos críticas y menos acusaciones de parcialidad estadounidense hacia el Estado de ocupación colonial.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines