Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El crimen de no responder a las incursiones de Israel en Siria

Aviones de guerra israelíes atacan varios objetivos en Siria [Ashraf Amra/Anadolu Agency]

Las repetidas incursiones israelíes en los emplazamientos del régimen sirio y sus aliados en toda Siria parecen un capítulo secundario que complementa los continuos crímenes que se cometen desde hace 11 años sobre el terreno en Siria. Ha tenido un impacto devastador en la sangrante soberanía, que emite declaraciones a través del ejército de Assad y su Ministerio de Asuntos Exteriores, que proporcionan, de vez en cuando, pretextos y justificaciones que tienen una filosofía más dañina que insultar la inteligencia del ciudadano árabe y sirio.

Cambiando la ecuación de preservar el derecho a "responder en el momento y lugar apropiados" al miedo de golpear aviones civiles en el aire durante los ataques, mientras se preserva el derecho a aplastar a la sociedad siria con aviones, artillería y misiles que se cobraron la vida de millones de sirios, sirviendo, en última instancia, a los contextos de agresión y Ocupación que se dan cuenta de que el entorno en el que opera dentro del espacio aéreo y terrestre sirio no causa preocupación por varias razones, la más importante de las cuales es que la estructura militar del régimen sirio no ha supuesto una amenaza o preocupación para la Ocupación durante cinco décadas. En segundo lugar, la brújula militar expuso el poder del régimen sobre la sociedad siria, que ha invertido en la sede del poder, y esto tranquiliza al Ocupante.

El recuento de las incursiones israelíes en la soberanía siria y en los lugares atacados no indica la intención o el objetivo de debilitar la función del régimen, que se limita a imponer su poder sobre la sociedad siria. Sin embargo, el objetivo israelí de mantener al régimen débil y frágil es suficiente en sí mismo para que siga aplicando este objetivo, que el régimen también utiliza como pretexto para justificar su opresión del interior de Siria, así como la institución militar y de seguridad, que utiliza esto como excusa cada vez que no responde a un ataque, o lo utiliza para justificar sus medidas represivas y de represalia en casa como respuesta a la Ocupación. Esto revela la enormidad de la desgracia del eje de la resistencia, cuyas manos están empapadas de la sangre de los sirios y los palestinos.

Así, hace unos días, tras su reciente ataque aéreo al aeropuerto de Al-Shayrat en Homs, la institución mediática de la Ocupación reveló que las fuerzas terrestres de la Ocupación, apoyadas por 25 tanques y vehículos militares, se infiltraron en el lado sirio de la valla de la Ocupación en los Altos del Golán durante 72 horas sin que nadie les hiciera frente. Según el Kan11 de Israel, el control y la información de los ataques, el seguimiento y el escrutinio de sus efectos no provienen de los medios de comunicación y las instituciones de seguridad del régimen, salvo en el caso del "enfrentamiento de misiles hostiles" que se ha convertido en un hecho semanal y diario que pasa sin respuesta.

En cualquier caso, nadie espera la aparición de nuevas garras para que el régimen las utilice contra los ataques israelíes, después de que estas garras se clavaran en los cuerpos de las víctimas sirias. Sin embargo, es doloroso que los medios de comunicación de la oposición y sus aliados tomen prestadas estas garras para promover excusas para no responder a los crímenes de la Ocupación y a los continuos ataques contra la soberanía siria día y noche que, gracias al comportamiento del propio régimen, se ha convertido en un saco de boxeo para todas las potencias ocupantes sobre el terreno y las que han abarrotado el espacio aéreo sirio.

LEER: Turquía ataca 471 objetivos kurdos en Irak y Siria, afirma el ministro de Defensa

Lo más importante es que la totalidad de los eslóganes del régimen sirio sobre la resistencia a la Ocupación y la confrontación con ella o el apoyo a la causa palestina fueron la causa de la perpetuación de sus derrotas políticas, militares y económicas en la última década, que siempre estuvieron sujetas a la perpetuación de la dominación, la brutalidad y la opresión del régimen sobre la sociedad siria. La promoción de estos eslóganes durante las etapas de la agresión de la Ocupación no tenía ningún valor político, ético o moral que pudiera pagar el precio de la traición y la decepción sufrida por los palestinos por parte del régimen sirio después de que la sociedad siria se viera conmocionada por la brutalidad del régimen y se diera cuenta de lo miserable y desgarrador que es. El régimen existente no tiene nada de valor que pueda utilizar para mitigar el impacto de la agresión contra el pueblo sirio, ni está conectado con causas justas como la causa de liberar la tierra del Ocupante o resistirse a él.

Por último, los ataques israelíes y sus incursiones en Siria siguen siendo un crimen, y la falta de respuesta a estos ataques es un crimen aún mayor, que no puede ser borrado por cualquier pretexto y justificación trivial y engañosa. No habrá ningún milagro que descienda sobre el terreno y sobre la realidad del régimen de Assad que cree nuevos hechos y elimine la confusión y la incertidumbre respecto a la inacción del régimen frente al enemigo, mientras hunde más sus dientes en los cuerpos de las víctimas sirias. El milagro reside en la capacidad del pueblo sirio para desenmascarar al régimen y exponer las justificaciones de su sometimiento a las incursiones periódicas, a pesar de que el Ocupante trata de robarle la verdad y de sustituirla por frases como "sólo apuntamos a los terroristas" y "no apuntamos al régimen". Lo mismo ocurre con los objetivos de las redadas oficiales del régimen, que apuntan a los "terroristas" y no a los civiles, y este es otro fragmento de la verdad que arroja luz sobre las justificaciones de la rendición, permitiendo que el crimen continúe y se multiplique.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioRegiónSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines