Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Al menos 15 muertos en un atentado contra un santuario chiíta en Irán

La gente asiste a un evento en el Santuario Shah Abdol-Azim en, Irán el 17 de septiembre de 2022 [Fatemeh Bahrami/Anadolu Agency].

Al menos 15 personas murieron el miércoles en un atentado contra un santuario musulmán chiíta en la ciudad iraní de Shiraz, según la agencia de noticias estatal IRNA, mientras las fuerzas de seguridad se enfrentaban en otros lugares a los manifestantes que conmemoraban los 40 días de la muerte de Mahsa Amini, informa Reuters.

Los primeros informes sobre el atentado ofrecían versiones diferentes. El jefe de la policía local dijo que había habido un solo atacante, que había sido detenido, mientras que las agencias de noticias dijeron que había tres personas implicadas.

La agencia de noticias IRNA los describió como "terroristas takfiri", una etiqueta utilizada por los funcionarios del Irán, de mayoría musulmana chiíta, para referirse a los grupos islamistas suníes armados de línea dura. Nournews, afiliado al máximo organismo de seguridad de Irán, dijo que no eran ciudadanos iraníes.

Los atacantes iban en un coche y dispararon contra los peregrinos y el personal a la entrada del santuario de Shah Cheragh, según la IRNA, que cita a testigos. La policía detuvo a dos de los tres "terroristas" y buscaba al tercero.

La agencia de noticias semioficial Tasnim dijo que entre los muertos había varias mujeres y niños.

El ataque tuvo lugar el mismo día en que las fuerzas de seguridad iraníes abrieron fuego contra los dolientes que se reunieron en Saqez, la ciudad natal kurda de Amini, según un testigo.

"La policía antidisturbios disparó a los asistentes que se reunieron en el cementerio para la ceremonia conmemorativa de Mahsa... docenas de personas han sido detenidas", dijo el testigo. Las autoridades iraníes no estaban disponibles para hacer comentarios.

La agencia de noticias semioficial iraní ISNA dijo que unas 10.000 personas se habían reunido en el cementerio, y añadió que se había cortado el acceso a Internet tras los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y la gente del lugar.

LEER: Hackeado el correo electrónico del servidor de energía nuclear de Irán

Los vídeos en las redes sociales mostraban a miles de iraníes marchando hacia el cementerio donde está enterrado Amini, a pesar de la fuerte presencia de la policía antidisturbios. Los activistas habían convocado protestas en todo el país para conmemorar los 40 días desde que murió tras ser detenida por "vestimenta inapropiada".

Las manifestaciones provocadas por la muerte de la joven de 22 años bajo la custodia de la policía de la moral iraní el 16 de septiembre se han convertido en uno de los desafíos más audaces a los dirigentes clericales desde la revolución de 1979.

Un amplio abanico de iraníes ha salido a la calle, y algunos han pedido la caída de la República Islámica y la muerte del líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei.

Un testigo dijo que "hombres y mujeres se han reunido en torno a la tumba de Amini en el cementerio de Aichi, en Saqez, coreando "Mujer, vida, libertad". Otro testigo de Saqez dijo que el cementerio estaba lleno de miembros de la milicia voluntaria Basij y de la policía antidisturbios.

"Pero aquí hay gente de toda la provincia del Kurdistán. Todos lloramos juntos la muerte de Mahsa".

Ante el temor de que el 40º aniversario de la muerte de Amini alimentara nuevas protestas violentas, la policía de seguridad había advertido a su familia que no celebrara una procesión conmemorativa o "su hijo sería asesinado". procesión o "su hijo será arrestado", dijeron los grupos de derechos.

Sin embargo, el gobernador del Kurdistán, Zarei Kusha, negó que hubiera restricciones a la celebración de un servicio, y añadió que era decisión de la familia no celebrar una reunión, según los medios de comunicación estatales.

Los vídeos difundidos en las redes sociales mostraban que las fuerzas de seguridad habían bloqueado las carreteras que conducen a Saqez para evitar que personas de otras ciudades se reunieran en el cementerio. Reuters no pudo verificar la autenticidad de los vídeos.

LEER: Marzouki teme un escenario sirio o yemení en Irán

Las autoridades cerraron todas las escuelas y universidades de la provincia del Kurdistán el miércoles "debido a una ola de gripe", según informaron los medios estatales iraníes.

El grupo de defensa de los derechos de los kurdos, Hengaw, dijo que al menos 50 personas resultaron heridas el miércoles en las ciudades de Sanandaj, Marivan, Saqez, Divandareh, Bukan y Mahabad, en el noroeste de Irán, donde viven muchos kurdos iraníes. Las fuerzas de seguridad habían disparado con sus rifles en dos de las ciudades, dijo.

Protestas estudiantiles

Los vídeos difundidos en las redes sociales mostraban a multitudes abarrotando las calles de muchas ciudades y los bazares de Teherán y otras ciudades cerradas con gente que coreaba "Muerte a Jamenei".

1500tasvir, una cuenta de Twitter centrada en las protestas de Irán con 280.000 seguidores, informó de una "brutal represión" de los manifestantes en múltiples lugares de Teherán, incluida una reunión en la Asociación Médica de Teherán.

Un vídeo de la cuenta mostraba a estudiantes de la Universidad de Teherán huyendo del lugar, mientras se oía una fuerte explosión. Reuters no pudo verificar la autenticidad de las imágenes.

Un ex funcionario iraní partidario de las reformas dijo que la propagación de las protestas parecía haber tomado por sorpresa a las autoridades y contrastaba con las afirmaciones del establishment de que el apoyo al sistema islámico es abrumador.

Mientras que algunos analistas afirmaron que las perspectivas de un inminente amanecer de un nuevo orden político son escasas, los activistas dijeron que había caído un muro de miedo y que el camino hacia una nueva revolución no era reversible.

Los estudiantes han desempeñado un papel fundamental en las protestas, con docenas de universidades en huelga. Cientos de alumnas se han sumado a la protesta, coreando: "Libertad, libertad, libertad", a pesar de la feroz represión de las fuerzas de seguridad.

"Ya no les tengo miedo. Ellos (la clase dirigente) deberían tenernos miedo. Durante años, no nos han dejado llevar una vida normal. Los mulás deberían irse", dijo un estudiante adolescente en la ciudad norteña de Sari.

LEER: Los ataques aéreos de Israel destruyen las capacidades militares de Irán en Siria

Los medios de comunicación estatales y los funcionarios de línea dura han tachado a los manifestantes de "hipócritas, monárquicos, matones y sediciosos".

Los grupos de derechos dijeron que al menos 250 manifestantes habían muerto, entre ellos chicas adolescentes, y que miles habían sido detenidos.

Las autoridades, que han acusado a Estados Unidos y otros países occidentales de fomentar lo que denominan "disturbios", aún no han anunciado el número de muertos, pero los medios de comunicación estatales han dicho que han muerto unos 30 miembros de las fuerzas de seguridad.

Categorías
IránNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines