Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La Corte Penal Internacional debe investigar los crímenes de guerra en el asalto israelí a Gaza, declara Amnistía Internacional

Amnistía Internacional ha pedido a la Corte Penal Internacional que abra una investigación sobre el asalto de tres días que causó la muerte de 49 palestinos.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional ha pedido a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue los "ataques ilegales" que Israel cometió durante su asalto a la Franja de Gaza en agosto de este año, en particular la muerte de tres civiles en el conflicto.

En un informe publicado hoy, Amnistía Internacional afirma que Israel se "jactó" de sus "precisos" -en palabras del propio país- ataques contra objetivos en la Franja de Gaza en su bombardeo de la zona bloqueada durante el conflicto de tres días de duración de hace dos meses, en el que murieron 31 civiles del total de 49 palestinos.

Entre los civiles muertos por los ataques israelíes -que se iniciaron el 5 de agosto con la pretensión de apuntar al grupo de la Resistencia Palestina, la Yihad Islámica- había tres personas cuyos casos detallaba la organización en el informe, entre ellos un adolescente que visitaba la tumba de su madre, una estudiante de bellas artes muerta por el fuego de los tanques israelíes mientras estaba en casa tomando el té con su madre y un niño de cuatro años.

En el informe, la organización ha reconstruido las circunstancias que rodean a estos tres asesinatos utilizando fotos de fragmentos de armas, análisis de imágenes por satélite y testimonios de decenas de entrevistados.

En una declaración que acompañaba al informe, la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnes Callamard, afirmó que "la última ofensiva de Israel sobre Gaza duró sólo tres días, pero fue tiempo suficiente para desatar nuevos traumas y destrucción sobre la población asediada". Insistió en que "los tres ataques mortales que examinamos deben ser investigados como crímenes de guerra; todas las víctimas de ataques ilegales y sus familias merecen justicia y reparación".

Callamard subrayó que ese asalto era sólo el ejemplo más reciente de violencia dirigida indiscriminadamente por las fuerzas israelíes contra la población gazatí "dominada, oprimida y segregada" en la larga historia de asaltos israelíes a la Franja bajo bloqueo terrestre, marítimo y aéreo. Además de investigar los crímenes de guerra israelíes en Gaza, añadió, la CPI debe considerar el crimen de lesa humanidad del apartheid dentro de su actual investigación en los Territorios Palestinos Ocupados".

El informe también detallaba otro ataque en el que murieron otros siete civiles palestinos, que al parecer fueron el resultado de un misil no guiado posiblemente lanzado por grupos palestinos armados.

En la actualidad, la CPI ya ha abierto una investigación sobre el conflicto palestino-israelí, que se espera que se centre especialmente en los crímenes de guerra cometidos durante un anterior asalto a Gaza en 2014. Mientras que la Autoridad Palestina (AP), con sede en Cisjordania, apoya esa investigación, Tel Aviv niega su jurisdicción al no ser miembro de la CPI.

LEER: Israel nombra a un colono como próximo Jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel

La CPI ha abierto una investigación sobre el conflicto palestino-israelí, que se espera que se centre en parte en los posibles crímenes de guerra cometidos durante el conflicto de 2014 en Gaza. La sonda cuenta con el apoyo de la Autoridad Palestina, pero Israel no es miembro de la CPI y disputa su jurisdicción.

"Además de investigar los crímenes de guerra cometidos en Gaza, la CPI debería considerar el crimen contra la humanidad del apartheid dentro de su actual investigación en los Territorios Palestinos Ocupados"

Treinta y un civiles se encuentran entre los 49 palestinos que, según Naciones Unidas, murieron en la Franja de Gaza durante los tres días de conflicto,

Los combates comenzaron el 5 de agosto, cuando Israel lanzó ataques aéreos en lo que dijo que eran ataques preventivos contra el grupo de la Yihad Islámica.

Las fuerzas israelíes llevan a cabo un ataque en Gaza - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Utilizando fotos de fragmentos de armas, análisis de imágenes por satélite y testimonios de decenas de entrevistados, Amnistía dijo haber reconstruido las circunstancias que rodearon tres ataques específicos

La CPI ha abierto una investigación sobre el conflicto palestino-israelí, que se espera que se centre en parte en los posibles crímenes de guerra cometidos durante el conflicto de 2014 en Gaza. La investigación cuenta con el apoyo de la Autoridad Palestina, pero Israel no es miembro de la CPI y disputa su jurisdicción.

Investiga posibles crímenes de guerra tras los "ataques ilegales" cometidos durante el mortal asalto de Israel a la Franja de Gaza en agosto.

En un nuevo informe publicado el martes, Amnistía Internacional afirma que las fuerzas israelíes "se jactaron" de la precisión de sus ataques contra Gaza en agosto, e investiga las circunstancias en torno a tres ataques concretos contra civiles.

Amnistía señaló que entre las víctimas de los llamados ataques "precisos" de Israel figuraban un niño de cuatro años, un adolescente que visitaba la tumba de su madre y una estudiante de bellas artes muerta por el fuego de los tanques israelíes mientras estaba en su casa tomando el té con su madre.

También se investigó un ataque en el que murieron siete civiles palestinos, que parecía haber sido el resultado de un cohete no guiado que probablemente fue lanzado por grupos armados palestinos, dijo la organización.

Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, dijo en una declaración que acompañaba al informe

"La última ofensiva de Israel sobre Gaza sólo ha durado tres días, pero ha sido tiempo suficiente para desatar nuevos traumas y destrucción sobre la población asediada", ha declarado Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, en un comunicado que acompaña al informe.

"Los tres ataques mortales que hemos examinado deben ser investigados como crímenes de guerra; todas las víctimas de ataques ilegales y sus familias merecen justicia y reparación", ha afirmado.

La embestida de agosto de las fuerzas israelíes fue sólo el ejemplo más reciente de violencia indiscriminada contra la población "dominada, oprimida y segregada" de Gaza, que ha sufrido durante años el bloqueo ilegal del territorio, añadió Callamard.

"Además de investigar los crímenes de guerra cometidos en Gaza, la CPI debe considerar el crimen contra la humanidad del apartheid dentro de su actual investigación en los Territorios Palestinos Ocupados", dijo.

LEER: El presidente de un banco israelí intervendrá en un acto de inversión en Arabia Saudí

Desde principios de este año, al menos 160 palestinos han muerto a manos de las fuerzas israelíes en los territorios ocupados de Cisjordania y la Franja de Gaza, incluidos 51 palestinos muertos durante el asalto de tres días de Israel a Gaza en agosto, según el Ministerio de Sanidad palestino.

Treinta y un civiles se encontraban entre los 49 palestinos que, según las Naciones Unidas, murieron en la Franja de Gaza durante el conflicto de tres días, ha señalado Amnistía en el nuevo informe.

Treinta y un civiles se encontraban entre los 49 palestinos que, según Naciones Unidas, murieron en la Franja de Gaza durante los tres días de conflicto,

Los combates comenzaron el 5 de agosto, cuando Israel lanzó incursiones aéreas en lo que dijo que eran ataques preventivos contra el grupo Yihad Islámica.

Utilizando fotos de fragmentos de armas, análisis de imágenes por satélite y testimonios de decenas de entrevistados, Amnistía dijo haber reconstruido las circunstancias que rodearon tres ataques concretos, dos de los cuales fueron llevados a cabo por las fuerzas israelíes y uno muy probablemente por grupos armados palestinos.

La CPI ha abierto una investigación sobre el conflicto palestino-israelí, que se espera que se centre en parte en los posibles crímenes de guerra cometidos durante el conflicto de 2014 en Gaza. La investigación cuenta con el apoyo de la Autoridad Palestina, pero Israel no es miembro de la CPI y disputa su jurisdicción.

El mes pasado, la familia de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh presentó una denuncia oficial ante la CPI para exigir justicia por su muerte.

Abu Akleh, que trabajó en Al Jazeera durante 25 años y era conocida como la "voz de Palestina", fue asesinada de un disparo en la cabeza por las fuerzas israelíes el 11 de mayo mientras cubría una redada del ejército en el campo de refugiados de Yenín, en la Cisjordania ocupada.

Categorías
CPIIsraelNoticiasPalestinaSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines