Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La engañosa solución de dos Estados de Lapid

El primer ministro israelí, Yair Lapid, interviene durante la 77ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, el 22 de septiembre de 2022. [Oficina de prensa del Gobierno israelí - Anadolu News Agency]

Dirigiéndose a los líderes mundiales el jueves, el primer ministro israelí, Yair Lapid, declaró claramente su apoyo a la solución de dos Estados para el conflicto palestino-israelí, subrayando que ésta es incluso la mejor solución para todos los problemas actuales del Estado de Israel y para el futuro de los niños israelíes.

"Un acuerdo con los palestinos, basado en dos Estados para dos pueblos, es lo correcto para la seguridad de Israel, para la economía de Israel y para el futuro de nuestros hijos", dijo Lapid, subrayando que la mayoría de los israelíes apoyan esta solución y afirmó que él es uno de ellos.

Esta declaración fue alabada por la mayoría de los líderes mundiales efectivos, incluido el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y funcionarios de su administración. "Celebro la valiente declaración de @IsraeliPM Lapid en la Asamblea General de la ONU", tuiteó Biden.

En Israel, sin embargo, fue duramente criticado, pero algunos funcionarios como Zehava Galon, jefe de Meretz, se refirieron a las declaraciones de Lapid como "históricas". En twitter, escribió: "Finalmente, la visión de la paz está en la agenda. Poner fin al ciclo de derramamiento de sangre, acabar con el control sobre millones de palestinos y con años de dolor y luto en ambas partes".

Al margen de las duras críticas de la mayoría de los funcionarios israelíes del gobierno de Lapid o de la oposición, comprobemos las condiciones de Lapid para la solución de los dos Estados con el fin de ver si hablaba en serio, o sólo promovía mentiras y propaganda para culpar a los palestinos del sufrimiento duradero que han estado experimentando desde antes de la creación del Estado de ocupación de Israel.

Parece que los líderes mundiales que aclamaron la declaración de Lapid, y los israelíes, que lo criticaron, ni siquiera se esforzaron por echar un vistazo a la visión de Lapid sobre la solución de dos Estados. De hecho, la visión de Lapid de la solución de dos Estados no es más que una parodia.

LEER: Los presidentes de América Latina se pronuncian a favor de los derechos de los palestinos en las Naciones Unidas

Explicando su visión, Lapid dijo: "Un futuro Estado palestino será pacífico. Que no se convertirá en otra base terrorista desde la que amenazar el bienestar y la propia existencia de Israel. Que tendremos la capacidad de proteger la seguridad de todos los ciudadanos de Israel, en todo momento", citando la retirada nominal de Israel de la Franja de Gaza en 2005, y dijo que Israel se ha encontrado con más de 20.000 cohetes, no con la paz.

Lapid también dijo que estaba dispuesto a levantar todas las restricciones impuestas a la Franja de Gaza y a ayudar a la construcción de la economía de Gaza, a condición de que "dejen de disparar cohetes y misiles contra los niños [israelíes], y de que depongan las armas, liberen a los prisioneros israelíes y se aseguren de que Hamás y la Yihad Islámica no gobernarán el enclave costero".

No le estoy preguntando a Lapid quién es el terrorista y qué bando exporta terror, no sólo a la región, sino a todo el mundo. Le estoy preguntando quién amenaza al otro. ¿El pueblo, que produce sus armas ineficaces con materiales muy primitivos, o el pueblo, que produce e importa las armas más destructivas y poderosas y tiene acceso a la última tecnología armamentística del mundo?

Me gustaría que Lapid diera las respuestas a estas preguntas a los líderes mundiales que le escucharon en la Asamblea General de la ONU.

El grupo judío antisionista Neturei Karta se reúne para protestar contra el primer ministro israelí Yair Lapid frente a la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos. Los miembros del grupo corearon eslóganes criticando las políticas del gobierno israelí. [Eren Abdullahogullari - Anadolu Agency]

Lapid es un propagandista de gran éxito porque podría pronunciar un sermón sobre una propuesta de paz que podría hacer que los líderes mundiales rompieran a llorar, sintiendo que está representando a una nación que ha estado soportando mucho dolor bajo otra nación y que les está perdonando y ofreciendo una propuesta pacífica para acabar con su propio dolor.

No, el hecho es que la nación de Israel está viviendo en la tierra de otra nación, sin tener derecho a hacerlo. Además, los israelíes han estado infligiendo un sufrimiento diario al pueblo al que robaron la tierra. El discurso de Lapid en la Asamblea General y su visión de la paz carecen de todos los aspectos de la verdad.

Entonces, Lapid afirmó que Israel abandonó la Franja de Gaza en 2005 y, al mismo tiempo, reconoció que existen restricciones israelíes en la Franja de Gaza debido al control de Hamás sobre los residentes de Gaza. Reflejó un sentimiento de dar a los palestinos parte de sus tierras, pero que no se lo merecían, sino que merecían ser castigados por aceptar ser controlados por Hamás.

Lapid se limitó a decir mentiras a los líderes mundiales, que debían conocerlas. La retirada israelí de la Franja de Gaza fue nominal, ya que Israel siguió controlando el mar, el aire y todos los cruces terrestres de Gaza, excepto uno, gestionado por Egipto, pero bajo las indicaciones de la ocupación israelí.

Entonces, afirmó que hay restricciones en Gaza, pero no el hecho de que ha habido un asedio muy duro y estricto que ha convertido al enclave costero en la mayor prisión al aire libre del mundo.

Omar Shakir, director de Human Rights Watch, declaró a principios de este año "Israel, con la ayuda de Egipto, ha convertido a Gaza en una prisión al aire libre". En 2010, el primer ministro británico David Cameron dijo: "Los bienes humanitarios y las personas deben fluir en ambas direcciones. No se puede ni se debe permitir que Gaza siga siendo un campo de prisioneros". Creo que estas descripciones habrían dejado claro el tipo de restricciones israelíes impuestas a Gaza, que Lapid minimizó ante los líderes mundiales.

LEER: ¿Es auténtica la oposición de Israel a un nuevo acuerdo nuclear con Irán?

En cuanto a Hamás, ¿por qué Lapid no quiere que los palestinos sean gobernados por Hamás? En primer lugar, Hamás ha ganado una mayoría abrumadora en las últimas elecciones generales palestinas transparentes. Entonces, ¿por qué quiere que el mayor partido palestino se haga a un lado y deje gobernar al partido o partidos menores?

Lapid cree que Hamás es una organización terrorista. ¿Por qué? Porque Hamás practica su legítimo derecho de resistencia contra la ilegal ocupación israelí.

Si cerrara los ojos y decidiera aceptar la creencia de Lapid de que Hamás es un grupo terrorista extremista y los palestinos deben ser castigados por elegirlo, ¿castigaría a los israelíes cuando eligen a los grupos terroristas extremistas como los kahanistas o a figuras como Bezalel Smotrich, Yehuda Glick e Itamar Ben-Gvir?

Si Hamás es el problema, ¿por qué Israel castiga a los palestinos de la Cisjordania ocupada, o incluso a los de Israel, que son considerados ciudadanos israelíes? El problema no es Hamás ni los cohetes; es sólo un pretexto para perpetuar el sufrimiento palestino, y todas las propuestas de paz declaradas por los funcionarios israelíes tienen como objetivo engañar al mundo.

El ex primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu -actual líder de la oposición-, adoptó en el pasado la solución de los dos Estados, y ahora encabeza las críticas contra Lapid. La solución de los dos Estados utilizada por los dirigentes israelíes no es más que un medio para engañar a los palestinos, a los árabes y a los dirigentes mundiales. Mientras siguen masacrando a los palestinos, pretenden mostrarse como amantes de la paz.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines