Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El tío de Assad devuelve a Francia su máximo galardón

El presidente sirio Bashar Al-Assad en Damasco, Siria, el 11 de febrero de 2016 [JOSEPH EID/AFP/Getty Images].

El tío del presidente sirio Bashar Al-Assad ha devuelto a Francia su más alta condecoración civil y militar, según informa AFP. Rifaat Al-Assad devolvió la prestigiosa Legión de Honor porque, según explicó su abogado, siente que Francia le ha "fallado".

"Rifaat Al-Assad siente que Francia le ha fallado, un país al que tanto valoraba y al que prestó muchos servicios, lo que le valió la Legión de Honor, el más alto honor de nuestro país", dijo Elie Hatem. "La decepción le llevó a devolver esta medalla a Francia".

El más alto tribunal de Francia confirmó la semana pasada una sentencia según la cual Rifaat Al-Assad era culpable de adquirir propiedades francesas por valor de millones de euros con fondos desviados del Estado sirio, informó Reuters. El veredicto de la Corte de Casación se produjo tras un largo proceso judicial marcado por varios recursos. Confirmó la condena de cuatro años de prisión impuesta al tío del presidente sirio, que regresó a Siria el pasado mes de octubre tras perder el acceso a sus recursos financieros en Francia.

LEER: Kenia retira el reconocimiento al Frente Polisario tras un mensaje del rey de Marruecos

"Los bienes de Rifaat Al-Assad en Francia incautados durante el proceso serán definitivamente confiscados", ha declarado Sherpa, un grupo de abogados de derechos humanos con sede en Francia cuya denuncia penal en 2013 desencadenó el proceso.

Assad, de 85 años, ha vivido en el exilio, principalmente en Francia, desde mediados de la década de 1980, tras ser acusado de intentar arrebatar el poder a su hermano, el entonces presidente Hafez Al-Assad, padre de Bashar. También se le persigue en Suiza por ser sospechoso de cometer crímenes de guerra al haber participado en la matanza de hasta 40.000 civiles en 1982 como comandante de las Brigadas de Defensa que aplastaron un levantamiento islamista.

Las autoridades judiciales francesas sospechaban que había adquirido indebidamente bienes inmuebles en varios países entre 1984 y 2016 con fondos procedentes de Siria. Él negó las acusaciones en repetidas ocasiones y dijo que adquirió su riqueza como un regalo del rey de Arabia Saudí.

Categorías
FranciaNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines