Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Por qué Israel considera a Gaza una amenaza constante?

Los palestinos realizan una manifestación contra las incursiones de los colonos judíos en el recinto de Al-Aqsa, en Khan Yunis, Gaza, el 09 de septiembre de 2022. [Ali Jadallah - Anadolu Agency]

Esta semana se ha cumplido el 17º aniversario de la evacuación unilateral de Gaza por parte del ejército israelí en 2005, tras una ocupación física de 38 años. Gaza siempre fue una espina clavada en el costado del Estado de ocupación, lo que llevó al ex primer ministro israelí Isaac Rabin a decir: "Ojalá pudiera despertarme un día y encontrar que Gaza se ha hundido en el mar".

También obligó a Ariel Sharon, Primer Ministro en 2005, a retractarse de su categórica negativa a retirarse de Gaza y de su compromiso con los asentamientos judíos en el enclave. Retiró a sus soldados, evacuó a miles de colonos y destruyó todos sus asentamientos en Gaza, sin condiciones. Veintiún asentamientos que cubrían alrededor del 35% de la Franja de Gaza fueron destruidos al retirarse las tropas y los colonos.

La liberación de Gaza fue un punto de inflexión en la historia palestina. Fue la primera vez que el pueblo palestino utilizó la resistencia para expulsar a los israelíes de las tierras palestinas ocupadas desde la Nakba de 1948, sin un acuerdo ni costes políticos.

Sin embargo, la ocupación simplemente tomó otra forma, con un asedio que controla las fronteras aéreas, terrestres y marítimas de Gaza. Sin embargo, no se ha instalado en una vida relativamente cómoda pero humillante. Por el contrario, el pueblo ha optado por la vía de la resistencia hasta conseguir la liberación completa de toda Palestina. Gaza fue un símbolo de firmeza y desafío cuando el enemigo se apoderó de la tierra, y se convirtió en un icono de la resistencia tras expulsar al enemigo.

OPINIÓN: En el 29º aniversario de Oslo, sólo los israelíes se han beneficiado de los acuerdos

Israel reconoce que la Franja de Gaza es su frente meridional que puede encenderse más rápidamente, y que es el menos estable. Sabe que Gaza es una amenaza constante para la ocupación. Los servicios de seguridad e inteligencia israelíes tienen que estar en alerta máxima en todo momento. ¿Cómo ha sucedido esto, a pesar de la imposición de un asedio integral y continuo?

Hay que tener en cuenta una serie de factores. La victoria de Hamás en las elecciones legislativas de 2006 y la formación de un gobierno palestino, por ejemplo, supuso el rechazo de las condiciones impuestas por el Cuarteto Internacional para el reconocimiento de la Autoridad Palestina dirigida por Hamás. Estas condiciones eran el reconocimiento oficial del Estado de ocupación de Israel; el rechazo de la resistencia en todas sus formas; y la aceptación de los Acuerdos de Oslo y de las resoluciones internacionales. Todo ello allanó el camino para el desarrollo del movimiento de resistencia en la Franja de Gaza.

La dirección de la AP y el movimiento Al Fatah, ambos encabezados por Mahmud Abbas, se negaron a aceptar el resultado de las elecciones, a pesar de reconocerlo formalmente, lo que provocó un desorden en la seguridad y obstruyó la labor del gobierno formado por Hamás. Un breve y agudo enfrentamiento armado entre las fuerzas de seguridad de Fatah y Hamás en 2007 terminó con el control total del Movimiento de Resistencia Islámica sobre la Franja de Gaza.

El entorno de seguridad resultante protegió a la resistencia y le dio legitimidad y cobertura a todas sus ramas, al tiempo que le permitió desarrollar sus capacidades militares. Al menos trece facciones de la resistencia disponen ahora de docenas de emplazamientos militares, talleres de armas y salas de control y mando. Los organismos de seguridad del gobierno les proporcionaron apoyo y protección, con lo que la resistencia a la ocupación sustituyó a la doctrina de coordinación de la seguridad con Israel. También contribuyó a limitar el papel de los colaboradores y espías israelíes, secando sus fuentes y exponiendo los planes del Shin Bet; las células de la agencia de seguridad israelí en Gaza fueron desmanteladas.

A lo largo de este periodo, se han desarrollado las capacidades militares de los grupos de resistencia, así como las reglas de enfrentamiento con el enemigo. El corte de las líneas de suministro militar se ha contrarrestado con el desarrollo de la producción local de armas. Se han adoptado tácticas innovadoras para desarrollar sistemas de misiles, túneles y aviones no tripulados, y para llevar la lucha tras las líneas enemigas por tierra y por mar. Desde 2006 se han conseguido notables logros en la defensa de los palestinos contra las ofensivas militares de Israel.

Entre los más destacados está la respuesta a la llamada "Operación Borde Protector" en 2014, cuando la muerte de al menos setenta soldados israelíes minó la voluntad colectiva de luchar. Uno de los objetivos israelíes más persistentes -desarmar e inutilizar a los grupos de resistencia- ha sido abandonado, porque ha sido incapaz de lograrlo. El enemigo también ha respondido, aunque de forma parcial, a las demandas de relajación del asedio impuesto a Gaza, y se ha dado cuenta de que la respuesta unificada a sus ataques contra Jerusalén y la mezquita de Al-Aqsa en mayo del año pasado -la Batalla de la Espada de Jerusalén- ha cambiado las reglas del juego. Sus flagrantes ataques contra las santidades nacionales palestinas, la cuestión de los presos políticos, la anexión y los asesinatos son suficientes para provocar el estallido de un enfrentamiento militar con Gaza.

LEER: Las razones y los objetivos de las relaciones entre Hamás y Rusia

El apoyo material, militar y logístico proporcionado por la República Islámica de Irán y el Hezbolá libanés es la columna vertebral para desarrollar las capacidades de la resistencia en Gaza y convertir el enclave en una amenaza permanente para el enemigo. Así lo han confirmado los líderes de la resistencia y el "eje de la resistencia", así como las pruebas sobre el terreno.

La determinación, la voluntad y el espíritu de lucha de la resistencia, así como el amor al martirio y al sacrificio por la causa, son algunos de los factores importantes que se encuentran con el escaso deseo de luchar y sacrificarse de los israelíes, de los cuales un número creciente abandona el servicio militar. La dirección de la resistencia palestina es un ejemplo único de sacrificio; decenas de líderes militares y políticos han sido martirizados, al igual que muchos miembros de sus familias.

También existe un apoyo popular a la resistencia y a su firmeza, a pesar del asedio, que ha ayudado a contrarrestar los esfuerzos del enemigo por crear un conflicto interno entre el pueblo de Palestina y sus facciones de la resistencia. La base popular es un punto fuerte de la resistencia. En Israel, mientras tanto, hay miedo y falta de voluntad para aceptar las pérdidas humanas.

Estos y otros factores han contribuido a que la Franja de Gaza siga siendo una amenaza constante para el enemigo sionista, incluso cuando las debilidades de Israel y sus fuerzas armadas han aumentado. Gaza sigue siendo un ejemplo inspirador para la Cisjordania ocupada y los demás escenarios de confrontación con el Estado de ocupación en la lucha por la liberación de Palestina y su pueblo.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines