Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Túnez: las autoridades prohíben viajar a un ex ministro por octava vez

El imán tunecino y ex ministro de Asuntos Religiosos, Noureddine Khadmi (C) el 16 de enero de 2015 en el centro de Túnez [FETHI BELAID/AFP vía Getty Images].

El ex ministro tunecino de Asuntos Religiosos, Nourreddine Khadmi, declaró el viernes que a él y a su familia se les impidió viajar por octava vez debido a un código conocido como el "S17", señalando que la decisión no se tomó sobre la base de un procedimiento judicial.

Khadmi publicó ayer por la tarde un vídeo en su página de Facebook en el que se indica que él y su familia han iniciado una sentada en el aeropuerto internacional de Túnez-Cartago.

El código "S17" es una instrucción de seguridad que se adoptó, durante la época del derrocado presidente Zine El Abidine Ben Ali, para estigmatizar a todos los sospechosos de tener relaciones con organizaciones terroristas.

"A mi familia y a mí nos prohibieron viajar por octava vez el jueves. Mi hija menor sufre un grave trauma psicológico por no haber podido viajar para estudiar en el extranjero", dijo Khadmi en su vídeo.

Continuó: "tenía previsto viajar para buscar una oportunidad que permitiera a mi hija estudiar en el extranjero".

Y añadió: "experimenté una grave enfermedad debido al trauma que duró 35 días en los que intenté viajar y cada vez me lo impidieron".

"Pasé esos días poniéndome en contacto y visitando las instituciones del Estado, incluyendo el Ministerio del Interior, la Presidencia de la República, además de las instituciones judiciales, de seguridad y administrativas"; dijo Khadmi.

LEER: Ennahda de Túnez califica de "ilegítima" la Constitución de 2022

El ex ministro confirmó: "la prohibición de viajar no está relacionada con un procedimiento judicial y después de ponerme en contacto con el Polo Judicial de Lucha contra el Terrorismo y la Unidad Nacional de Investigación de los Delitos de Terrorismo, me informaron de que no hay ninguna sentencia dictada contra mí".

Señaló que a mediados de julio se le prohibió participar en una conferencia científica en Estambul, además del Foro Internacional de Parlamentarios Islámicos (IFIP).

Khadmi subrayó que "viajar es un derecho constitucional y no permitiría que nadie me lo impidiera, salvo mediante una sentencia emitida por un tribunal; es una cuestión de principios y legítima".

Hasta las 19:00 (GMT) del viernes, las autoridades tunecinas no habían comentado la sentada de Khadmi y su familia en el aeropuerto internacional de Túnez-Cartago.

Categorías
NoticiasSmall SlidesTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines