Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un ex empleado de Twitter es declarado culpable de espiar para Arabia Saudí

En esta ilustración fotográfica aparece el logotipo de "Twitter" en la pantalla de un teléfono móvil en Ankara, Turquía, el 1 de febrero de 2022 [Celal Güneş - Agencia Anadolu].

Un ex directivo de Twitter Inc. acusado de espiar para Arabia Saudí fue declarado ayer culpable de seis cargos penales, entre ellos el de actuar como agente del país y el de intentar encubrir un pago de un funcionario vinculado a la familia real saudí, informó Reuters.

Ahmad Abouammo, con doble nacionalidad estadounidense y libanesa, que en Twitter ayudaba a supervisar las relaciones con periodistas y celebridades en Oriente Medio y el Norte de África, fue declarado culpable tras un juicio de dos semanas y media en un tribunal federal de San Francisco.

Los miembros del jurado le absolvieron de cinco de los once cargos a los que se enfrentaba.

Los defensores públicos federales que representan a Abouammo no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios. Twitter declinó hacer comentarios.

Los fiscales dijeron que Bader Al-Asaker, un asesor cercano al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salman, reclutó a Abouammo para que utilizara sus conocimientos de información privilegiada para acceder a cuentas de Twitter y desenterrar información personal sobre disidentes saudíes.

Entre esas cuentas figuraba supuestamente @mujtahidd, seudónimo de un agitador político que ganó millones de seguidores en Twitter durante las revueltas de la Primavera Árabe al acusar a la familia real saudí de corrupción y otras fechorías.

LEER: Un funcionario religioso saudí es criticado por no mencionar los ataques israelíes en su comunicado

Los fiscales dijeron que Abouammo recibió al menos 300.000 dólares y un reloj de lujo de 20.000 dólares de Al-Asaker, y que ocultó el dinero depositándolo en la cuenta de un familiar en el Líbano y haciéndolo transferir a su propia cuenta en Estados Unidos.

Los abogados defensores argumentaron que el trabajo que Abouammo realizaba en Twitter era simplemente parte de su trabajo.

Abouammo también fue condenado por fraude electrónico y fraude de servicios honestos, blanqueo de dinero y un cargo de conspiración.

"El gobierno demostró, y el jurado encontró, que Abouammo violó una confianza sagrada para mantener la información personal privada de los clientes de Twitter y vendió información privada de los clientes a un gobierno extranjero", dijo la fiscal estadounidense Stephanie Hinds en San Francisco en un comunicado.

Ali Alzabarah, un antiguo colega de Abouammo también acusado de acceder a cuentas de Twitter en nombre de Arabia Saudí, abandonó Estados Unidos antes de ser acusado. Al-Asaker, el príncipe heredero saudí y Twitter no figuran entre los acusados.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines