Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La empresa israelí de programas espía trabaja con 22 clientes en 12 países de la Unión Europea

Esta ilustración fotográfica de estudio muestra un smartphone con el portal web del grupo israelí NSO que incluye el programa espía "Pegasus", expuesto en París el 21 de julio de 2021 [JOEL SAGET/AFP vía Getty Images].

La empresa israelí de ciberguerra NSO tiene contratos con 12 países de la UE, a través de los cuales proporcionó a 22 agencias de seguridad el software Pegasus para espiar los teléfonos inteligentes, según el periódico israelí Haaretz.

Estos datos se descubrieron durante la reciente visita a Israel de representantes de la Comisión de Investigación del Parlamento Europeo sobre el software espía Pegasus. Los funcionarios se reunieron con representantes de la NSO, funcionarios del Ministerio de Seguridad israelí y expertos locales en la materia para conocer a fondo la industria israelí de la ciberguerra. Entre los miembros del Comité del Parlamento Europeo se encontraba un legislador catalán cuyo teléfono móvil fue hackeado por un cliente de NSO.

Durante la visita del comité a Israel, y sobre todo tras su regreso a Bruselas, se descubrió una avanzada industria de ciberguerra también en Europa, con muchos de sus clientes países europeos.

El software espía Pegasus, así como otros programas similares desarrollados por otras empresas, pueden infectar el teléfono móvil de la víctima, lo que permite espiar las conversaciones, leer aplicaciones y mensajes cifrados, acceder completamente a los contactos del teléfono y obtener información en tiempo real sobre los acontecimientos que tienen lugar en las inmediaciones del teléfono encendiendo la cámara y el micrófono.

Durante su visita a Israel, la comisión del Parlamento Europeo exigió conocer los nombres de los clientes de NSO en Europa. Se descubrió que unos 14 países habían firmado contratos con la empresa en el pasado, y 12 países siguen utilizando Pegasus de forma legal para hackear teléfonos inteligentes, según la respuesta de NSO a las preguntas de la Comisión Europea de Investigación.

LEER: Irán realiza su primer pedido de importación utilizando criptomonedas

NSO añadió que actualmente trabaja con 22 agencias de seguridad, servicios de inteligencia y autoridades policiales en 12 países de la UE, y que los contratos se firman con las agencias y no con los Estados. Sin embargo, la empresa israelí no dio detalles sobre qué países tienen clientes activos y cuáles han dejado de trabajar con ella.

Según el periódico, fuentes del ámbito cibernético predicen que NSO ha dejado de trabajar con Polonia y Hungría después de que fueran eliminados, el año pasado, de la lista de países a los que Israel permite la exportación de programas cibernéticos ofensivos.

Las fuentes confirmaron que la NSO sigue trabajando con España, a pesar de la revelación de que espió a uno de los líderes separatistas de Cataluña, porque España se considera un "Estado de derecho".

El periódico citó a la legisladora y miembro del comité holandés, Sophie in 't Veld, diciendo: "Si una sola empresa tiene como clientes a 14 Estados miembros, se puede imaginar lo grande que es el sector en general. Parece que hay un mercado enorme para el software espía comercial, y los gobiernos de la UE son compradores muy ávidos. Pero están muy callados al respecto, manteniéndolo alejado de la opinión pública".

"Sabemos que se están desarrollando programas espía en varios países de la UE. Sobre todo en Italia, Alemania y Francia", dijo in 't Veld. "Incluso si lo utilizan con fines legítimos, no tienen ganas de más transparencia, supervisión y salvaguardias. Los servicios secretos tienen su propio universo, donde no se aplican las leyes normales. Hasta cierto punto, siempre ha sido así, pero en la era digital se han vuelto todopoderosos, y prácticamente invisibles y totalmente escurridizos", añadió.

Categorías
IsraelNoticiasSmall SlidesUnión Europea

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines