Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La bochornosa "Lista de la Vergüenza" de la ONU: equiparación entre el agresor israelí y a la víctima palestina

El palestino Ahmed Manasra es visto durante su audiencia en Be'er Sheva, Israel, el 13 de abril de 2022 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

"Lamentamos no haberle protegido". Esto formaba parte de una declaración emitida por expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas el 14 de julio, en la que instaban al gobierno israelí a liberar al preso palestino Ahmad Manasra. Manasra, que sólo tenía 14 años en el momento de su detención y tortura por las fuerzas israelíes, tiene ahora 20 años. Su caso es una representación del trato inhumano general de Israel a los niños palestinos.

La declaración de los expertos fue contundente y sentida. Acusaba a Israel de privar al joven Manasra "de su infancia, de su entorno familiar, de su protección y de todos los derechos que se le deberían haber garantizado cuando era niño". Se refería al caso como "atormentador", teniendo en cuenta el "deterioro de las condiciones mentales" de Manasra. El comunicado iba más allá, declarando que "este caso... es una mancha para todos nosotros como parte de la comunidad internacional de derechos humanos".

Ahmad Manasra es un joven palestino que fue encarcelado hace 7 años, a la edad de 13, por las fuerzas de ocupación y que desde entonces sufre intensas torturas psicológicas que incluyen el aislamiento - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Condenar a Israel por sus malos tratos a los niños palestinos, tanto a los que están sitiados en la asolada Gaza como a los que están sometidos a la ocupación militar y al apartheid en el resto de los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén Este, es un lugar común.

Sin embargo, de alguna manera, Israel se salvó de un lugar en la poco halagadora lista, publicada anualmente por el Secretario General de las Naciones Unidas, que nombra y avergüenza a los gobiernos y grupos que cometen graves violaciones contra los niños y los menores en cualquier parte del mundo.

Curiosamente, el informe reconoce el terrible historial de Israel en cuanto a la violación de los derechos de los niños en Palestina. Detalla algunas de estas violaciones, que los trabajadores de la ONU han verificado directamente. Esto incluye "2.934 violaciones graves contra 1.208 niños palestinos" sólo en el año 2021. Sin embargo, el informe equipara el historial de Israel, uno de los más sombríos del mundo, con el de los palestinos, concretamente el hecho de que 9 niños israelíes sufrieron el impacto de la violencia palestina en todo ese año.

Aunque el daño deliberado a un solo niño es lamentable, independientemente de las circunstancias o del autor, es alucinante que el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, haya considerado apropiado equiparar las violaciones sistemáticas llevadas a cabo por el ejército israelí como algo natural y los 9 menores israelíes dañados por grupos armados palestinos, ya sea intencionadamente o no.

LEER: La "Declaración de Jerusalén" de Biden no es un camino directo hacia una "infraestructura regional sólida"

Para hacer frente a la evidente discrepancia entre las víctimas infantiles palestinas e israelíes, el informe de la ONU agrupa todas las categorías para desviar la atención de la identidad del autor, con lo que se reduce la atención a los crímenes israelíes. Por ejemplo, el informe afirma que un total de 88 niños fueron asesinados en toda Palestina, de los cuales 69 fueron asesinados en Gaza y 17 en Cisjordania y Jerusalén Este. Sin embargo, el informe desglosa estos asesinatos de tal manera que confunde a los niños palestinos con los israelíes, como si tratara de confundir al lector a propósito. Cuando se lee con atención, se descubre que todos estos asesinatos fueron llevados a cabo por las fuerzas israelíes, excepto dos.

Además, el informe utiliza la misma lógica para desglosar el número de niños mutilados en el conflicto, aunque de los 1.128 niños mutilados, sólo 7 eran israelíes. Del resto, 661 fueron mutilados en Gaza y 464 en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este.

El informe continúa culpando a "grupos palestinos armados" de algunas de las víctimas palestinas, que supuestamente resultaron heridas como resultado de "accidentes con niños que estaban cerca de ejercicios de entrenamiento militar". Suponiendo que este sea el caso, los accidentes de esta naturaleza no pueden considerarse "violaciones graves" ya que son, según la propia definición de la ONU, accidentales.

Sin embargo, el confuso desglose de estas cifras no fue en sí mismo accidental, ya que permitió a Guterres el espacio para declarar que "en caso de que la situación se repita en 2022, sin una mejora significativa, Israel debe ser incluido en la lista".

Peor aún, el informe de Guterres fue más allá para tranquilizar a los israelíes de que están en el camino correcto al declarar que "en lo que va de año, no hemos sido testigos de un número similar de violaciones", como si sugiriera que el gobierno israelí de derecha de Naftali Bennett y Yair Lapid ha cambiado a propósito sus políticas en relación con el ataque a los niños palestinos. Por supuesto, no hay ninguna prueba de ello.

LEER: Biden demuestra que Israel es el representante de EE.UU. en Oriente Medio

El 27 de junio, Defensa de los Niños Internacional-Palestina (DCIP) informó de que Israel "había intensificado su agresión" contra los niños en Cisjordania y Jerusalén Este desde principios de 2022. DCIP confirmó que hasta 15 niños palestinos fueron asesinados por las fuerzas israelíes en los primeros seis meses de 2022, casi el mismo número de muertos en las mismas regiones durante todo el año anterior. Esta cifra incluye 5 niños sólo en la ciudad ocupada de Yenín. Israel incluso atacó a los periodistas que intentaron informar sobre estas violaciones, como la periodista palestina Shireen Abu Akleh, asesinada el 11 de mayo, y Ali Samoudi, que recibió un disparo en la espalda ese mismo día.

Se puede decir mucho más, por supuesto, sobre el asedio de cientos de miles de niños en la Franja de Gaza, conocida como la "mayor prisión al aire libre del mundo", y muchos más en la Cisjordania ocupada. La falta de derechos humanos básicos, incluidos los medicamentos que salvan vidas y, en el caso de Gaza, el agua potable, apenas sugiere una mejora apreciable en el historial de Israel en lo que respecta a los derechos de los niños palestinos.

Si crees que el informe de la ONU es un paso en la dirección correcta, piénsalo de nuevo. 2014 fue uno de los años más trágicos para los niños palestinos, donde, según un informe anterior de la ONU, murieron 557 niños y 4.249 resultaron heridos, la gran mayoría de los cuales fueron blanco de la guerra israelí contra Gaza. Human Rights Watch declaró que el número de palestinos muertos "fue el tercero más alto del mundo ese año". Aun así, Israel no fue incluido en la "Lista de la vergüenza" de la ONU. El mensaje claro aquí es que Israel puede atacar a los niños palestinos a su antojo, ya que no habrá responsabilidad legal, política o moral por sus acciones.

Esto no es lo que los palestinos esperan de las Naciones Unidas, una organización que supuestamente existe para poner fin a los conflictos armados y lograr la paz y la seguridad para todos. Por ahora, el mensaje que emana de la mayor institución internacional del mundo para Manasra y el resto de los niños de Palestina seguirá siendo el mismo: "Lamentamos no haberos protegido".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaSmall SlidesUN
Ramzy Baroud

Ramzy Baroud es periodista, autor y editor de Palestine Chronicle. Es autor de varios libros sobre la lucha palestina, entre ellos "La última tierra": Una historia palestina' (Pluto Press, Londres). Baroud tiene un doctorado en Estudios Palestinos de la Universidad de Exeter y es un académico no residente en el Centro Orfalea de Estudios Globales e Internacionales de la Universidad de California en Santa Bárbara. Su sitio web es www.ramzybaroud.net.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines