Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El restablecimiento de los vínculos con el régimen sirio pone a Hamás entre la espada y la pared

CIUDAD DE GAZA, GAZA - 30 DE ABRIL: Yahya Sinwar, el jefe de Hamás en Gaza habla durante una cena de iftar de Hamás durante el mes sagrado de Ramadán en la ciudad de Gaza, Gaza el 30 de abril de 2022. ( Ali Jadallah - Agencia Anadolu )

Diez años después de abandonar Siria tras la violenta represión del régimen contra la revolución popular contra el presidente Bashar al-Assad, el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina, Hamás, ha decidido aparentemente restablecer los vínculos con el régimen de Damasco. Aunque el movimiento no ha hecho ninguna declaración oficial al respecto, se han producido filtraciones cautelosas a los medios de comunicación a través de fuentes no identificadas.

"Recientemente se ha producido un acontecimiento importante en la cuestión de las relaciones entre Hamás y Siria", dijo una de esas fuentes. "Se ha acordado reabrir los canales de comunicación directa y llevar a cabo un diálogo serio y constructivo para preparar el camino para el restablecimiento de los vínculos mutuos".

Una fuente fidedigna dentro de Hamás me mostró un documento en el que se afirmaba que se había decidido "restablecer los lazos con Siria de una manera que sirva a los puntos de vista políticos del movimiento y refuerce el programa de resistencia, así como de una manera que contribuya a la formación de un frente que socave los planes de normalización destinados a liquidar la causa palestina."

LEER: Si la detención de un soldado israelí es un crimen de guerra, ¿qué pasa con los miles de civiles palestinos?

Según el jefe de la Oficina de Relaciones Árabes e Islámicas del movimiento, Khalil Al-Haya, "hubo discusiones dentro de Hamás en el país y en el extranjero sobre el restablecimiento de las relaciones con Siria. El resultado final fue que se acordó buscar la manera de hacerlo".

Los funcionarios del régimen sirio no han comentado los informes sobre el restablecimiento de los lazos con Hamás, pero la medida fue aclamada por Irán, que medió en esta cuestión, y por Hezbolá, aliado relativamente local de Assad. La pregunta es: ¿por qué Hamás ha restablecido ahora los lazos con Assad y su régimen?

Está claro que los grupos de la oposición en Siria están descontentos con la decisión. Sin embargo, Hamás dijo que los responsables de la toma de decisiones dentro del movimiento creen que el restablecimiento de los lazos con Damasco servirá a los refugiados palestinos en Siria y ayudará a reactivarlos para que formen parte de la resistencia palestina. De hecho, el propio Hamás impulsaría su posición dentro del llamado "eje de resistencia", reforzando su posición contra la normalización de los lazos de los Estados árabes con la ocupación israelí.

En mi opinión, Hamás ha restablecido sus lazos con el régimen sirio bajo la enorme presión de Irán y las reiteradas peticiones de Rusia. Irán quiere una buena relación con Hamás para utilizarla como palanca para Assad y su régimen entre los musulmanes suníes de la región que apoyan al movimiento palestino, especialmente los de los países árabes. Rusia quiere que Hamás se acerque al aliado de Moscú en Damasco como parte de su respuesta al hecho de que los israelíes estén luchando junto a los ucranianos contra las tropas rusas.

Cabe destacar que altos dirigentes de Hamás han realizado varias visitas a Moscú recientemente. Sin embargo, este acercamiento a los rusos no será sin un precio. Una relación fuerte con Rusia consolida la posición internacional del movimiento, por lo que los dirigentes tienen que estar dispuestos a cumplir al menos algunas de las condiciones de Moscú. Lo único que puede hacer Hamás en este sentido es restablecer los lazos con el régimen sirio.

Hamás ha estado observando la reacción de los gobiernos árabes hacia la cuestión siria y su relación con el régimen. El movimiento no puede permitirse el lujo de adoptar una política radicalmente diferente, y con una serie de capitales regionales que están reabriendo sus vínculos, ya sea formal o informalmente, el restablecimiento de los lazos con Damasco parece ser un paso lógico y puramente práctico para Hamás. Incluso los ministros de Asuntos Exteriores árabes debatieron el regreso de Siria a la Liga Árabe en su reunión de marzo. Con Siria suspendida de la liga durante más de una década, el secretario general del organismo, Ahmed Aboul Gheit, dijo que la cuestión debía decidirse "bilateralmente entre los países árabes" y que si "existe un consenso", Siria regresará.

Es esto, creo, lo que ha empujado a Hamás a cambiar su posición a pesar de la clara oposición de sus partidarios en casa y en el extranjero. Los numerosos miembros y simpatizantes de Hamás con los que he hablado han condenado en gran medida la medida; hay un claro enfado por el hecho de que el movimiento pretenda restablecer su relación con el régimen de Assad.

"El régimen sirio ha matado a unos 300.000 refugiados sirios y palestinos, así que ¿qué hará Hamás con este régimen?", se preguntó uno. "¿Cómo dará la cara al pueblo sirio y a los refugiados palestinos?".

Un conocido periodista dijo que seguirá apoyando a la resistencia palestina, representada por cualquier facción. "Sin embargo", tuiteó Yasser Zaatra, "no aceptaremos la normalización de los vínculos con el régimen sirio que derramó la sangre de cientos de miles de nuestros hermanos sirios y desplazó a otros cientos de miles".

Esta reacción sobre el terreno sugiere que Hamás está entre la espada y la pared. ¿Adónde va a parar?

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónOriente MedioPalestinaRegiónSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines