Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El auge del eje árabe-israelí empuja a Irán a intensificar las negociaciones nucleares

Una central nuclear iraní en Teherán, Irán [Getty Images].

El espectro de un bloque árabe-israelí emergente que podría inclinar el equilibrio de poder de Oriente Medio más lejos de Irán está impulsando a la República Islámica a perseguir las conversaciones nucleares con las potencias mundiales con renovada determinación, dijeron funcionarios y analistas.

Las conversaciones indirectas en Qatar entre Teherán y Washington para salvar el pacto nuclear de 2015 terminaron el miércoles sin avances. Irán cuestionó la determinación de Estados Unidos y Washington pidió a Teherán que abandonara las exigencias adicionales.

Pero la dificultad de las conversaciones no ha desanimado a Irán, según dijeron a Reuters dos funcionarios y un político, todos ellos iraníes, y añadieron que la línea dura de Irán estaba decidida a seguir con la diplomacia.

Un acuerdo supondría el levantamiento de las sanciones que han encadenado a su economía, y la reactivación de las exportaciones de petróleo hacia los 2,8 millones de barriles diarios (bpd) que se calcula que se enviaban antes de la reimposición de las sanciones, desde el millón actual.

Para Irán, la alternativa desfavorable podría ser una guerra en una región en la que los cambios geopolíticos pueden evolucionar hacia una alianza liderada por Estados Unidos hostil a Teherán, dijeron los funcionarios y el político.

LEER: Arabia Saudí camina por la cuerda floja de la política petrolera entre Biden y Putin

La creciente preocupación por el calentamiento de las relaciones entre Israel y sus antiguos enemigos árabes, incluidos los acuerdos de normalización entre Israel y algunas naciones árabes conocidos como los Acuerdos de Abraham, han empujado a Teherán a mantener la bola diplomática en movimiento.

"La región está cambiando, las alianzas están cambiando. Israel está normalizando los lazos con los países árabes y los estadounidenses apoyan todos estos acontecimientos", dijo un alto funcionario iraní, cercano a los principales responsables de Irán.

"Son amenazas serias que hay que frustrar. Nuestros enemigos están rezando a Dios para que se acaben las conversaciones nucleares. Pero eso no ocurrirá".

Para mantener vivas las conversaciones, casi dos semanas antes del viaje del presidente estadounidense Joe Biden a Israel y Arabia Saudí, Irán aceptó celebrar las conversaciones en Doha con el fin de encontrar una solución diplomática al estancamiento.

"El mensaje de la reunión de Doha a los países del Golfo Pérsico fue sencillo: a diferencia de lo que afirma Israel, Irán cree en la diplomacia como solución para todas las cuestiones, desde las nucleares hasta las regionales y otras", dijo otro funcionario iraní.

Tras el fracaso de las conversaciones de Doha, los diplomáticos dijeron que habría más "conversaciones por conversaciones".

Alianza de Defensa Aérea

"Declarar el fracaso tiene un coste real. Y ese coste aumenta inevitablemente con cada intento (y fracaso) de incursión diplomática, a medida que se reducen las perspectivas de un acuerdo y crece la tentación de una alternativa arriesgada y de confrontación", dijo Ali Vaez, analista principal de Irán en el International Crisis Group.

Israel está construyendo una alianza regional de defensa aérea patrocinada por Estados Unidos, según declaró este mes el ministro de Defensa israelí, quien añadió que el aparato ya ha frustrado intentos de ataques iraníes.

Al acercarse en los últimos años a los Estados árabes alineados con Estados Unidos, que temen que Irán se convierta en un nuevo hegemón regional hostil a sus intereses, Israel ha ofrecido cooperación en materia de defensa.

LEER: La carne hormonada sigue llegando a las mesas de Egipto

Washington espera que una mayor cooperación integre aún más a Israel en la región. También puede ser el preludio de una mayor normalización con Israel, incluso por parte de Arabia Saudí, tras los Acuerdos de Abraham con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin en 2020.

Israel, que se cree que tiene las únicas armas nucleares de Oriente Medio pero que ve a Irán como una amenaza existencial, ha amenazado con atacar las instalaciones nucleares iraníes si la diplomacia no consigue contener las ambiciones nucleares de Teherán.

Irán, por su parte, tratará de debilitar cualquier bloque regional anti-Teherán, dijo Sanam Vakil, analista de la Chatham House británica, añadiendo que buscará "formas oportunistas de dividir a los Estados regionales e infiltrarse en esta alianza si se desarrolla".

Irán lleva mucho tiempo diciendo que su programa de enriquecimiento de uranio, una vía potencial para la fabricación de armas nucleares, es sólo para fines pacíficos y ha prometido una "respuesta aplastante" a cualquier agresión israelí. En virtud del acuerdo de 2015, Irán frenó el programa a cambio de un alivio de las sanciones económicas.

Sin prisas

En última instancia, Teherán desea un "buen" acuerdo. Pero envalentonados por los altos precios del petróleo tras la invasión de Rusia a Ucrania, los gobernantes de línea dura de Irán apuestan a que el rápido avance de las capacidades nucleares de Teherán podría presionar a Washington para que ofrezca concesiones.

"No tenemos prisa. Con o sin acuerdo, la República Islámica sobrevivirá. Nuestro programa nuclear avanza cada día. El tiempo está de nuestro lado", dijo el segundo funcionario. "Pero queremos un acuerdo que sirva al 100% a nuestros intereses nacionales. Queremos un buen acuerdo".

El entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renegó del Acuerdo en 2018 y volvió a imponer sanciones estadounidenses. En respuesta, Teherán incumplió el acuerdo de varias maneras, incluyendo la reconstrucción de las reservas de uranio enriquecido.

Las líneas generales del nuevo acuerdo se acordaron en marzo, tras 11 meses de conversaciones indirectas en Viena.

Pero entonces las conversaciones se rompieron, en gran parte debido a la exigencia de Teherán de que Washington retirara a su Guardia Revolucionaria (IRGC) de una lista de terrorismo de Estados Unidos y a la negativa de este país a hacerlo, argumentando que esto quedaba fuera del alcance de la reactivación del acuerdo.

La IRGC es la fuerza militar más poderosa de Irán y responde al Líder Supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei.

Los republicanos de Estados Unidos argumentan que la eliminación de la etiqueta de OPA demostraría que la administración demócrata es blanda con el terrorismo, una acusación que los funcionarios estadounidenses niegan.

Sanciones del IRGC

Un funcionario iraní y otro europeo dijeron a Reuters que la demanda ya se ha retirado de la mesa, pero que aún quedan dos cuestiones, entre ellas la de las sanciones, sin resolver.

"Enviamos a los estadounidenses mensajes a través de los mediadores en el sentido de que el levantamiento de las sanciones sobre el Cuartel General de Construcción de Jatam Al-Anbiya es esencial para alcanzar un acuerdo", dijo un funcionario de seguridad iraní de línea dura, que pidió no ser nombrado.

El brazo económico del CGRI, Khatam Al-Anbiya, controla una vasta red de negocios, que van desde el petróleo y el gas hasta la construcción.

Cuando se le pidió que comentara, un portavoz del Departamento de Estado dijo: "No estamos negociando en público y no vamos a responder a especulaciones sobre las posiciones de Irán".

Vaez dijo que tales exigencias eran la señal más clara de la incapacidad o falta de voluntad de Teherán para entender las limitaciones políticas de Estados Unidos. Dijo: "La demanda de Teherán de un alivio de las sanciones relacionadas con el CGRI se enfrenta al mismo obstáculo con el que se enfrentó la exclusión de los Guardias de la lista de FTO".

También Irán quiere garantías de que ningún presidente estadounidense abandonará el acuerdo, de la misma manera que lo hizo Trump. Pero Biden no puede prometer esto porque el acuerdo nuclear es un entendimiento político no vinculante, no un tratado legalmente vinculante.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIránOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines