Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Colombia elige al primer presidente de izquierdas de su historia: un gran defensor de Palestina

Colombia's President-elect Gustavo Petro [Wikimedia]

En Colombia, donde residen unos 13.000 palestinos, el candidato de izquierdas Gustavo Petro ha ganado las elecciones presidenciales tras derrotar a su rival de extrema derecha Rodolfo Hernández. La victoria de este hombre de 62 años representa un importante resurgimiento de la izquierda progresista colombiana en América Latina, al unirse por primera vez a los partidos de izquierda de Chile, Perú, México y Argentina. Según las cifras publicadas por la autoridad electoral colombiana, Petro obtuvo el 50,44% de los votos frente al 47,31% de su oponente.

"Hoy es un día de fiesta para el pueblo. Que celebren la primera victoria popular. Que tanto sufrimiento se amortigüe en la alegría que hoy inunda el corazón de nuestro país ," dijo Petro en Twitter.

Petro fue legislador y miembro del grupo guerrillero M-19, creado durante las elecciones de 1970 en Colombia. Posteriormente se dedicó a la política y fue senador y alcalde de la capital colombiana, Bogotá. Finalmente salió victorioso en su tercer intento en la carrera presidencial, prometiendo hacer frente a la desigualdad en un país donde casi la mitad de la población vive en la pobreza y el desempleo.

El presidente electo es conocido por ser partidario de la causa palestina y defensor de los derechos humanos, que se violan continuamente en los Territorios Ocupados. En más de una ocasión, Petro ha descrito la lucha del pueblo palestino como una "lucha histórica de un pueblo por la libertad y la independencia". También ha colgado la bandera palestina en su cuenta de Facebook.

"Alzo mi voz contra el asesinato de palestinos. Los pueblos no deben ser masacrados, deben ser respetados como cultura, como derecho a existir bajo el cielo del planeta. Jesús era palestino y pedía que los seres humanos se amaran los unos a los otros", dijo Petro en un tuit, acusando a las fuerzas de Israel de llevar a cabo una "masacre" contra los gazatíes durante la Gran Marcha del Retorno en mayo de 2018.

Hasta 2013, Colombia era la única nación sudamericana que no había reconocido a Palestina como Estado soberano. Finalmente tomó la decisión en 2018. El anuncio se hizo público a través de una carta enviada al ministro de Asuntos Exteriores de Palestina, Riyad Al-Malki. La carta fue escrita en agosto de 2018 y firmada por la canciller María Ángela Holguín Cuéllar. "Me permito informarle que en nombre del gobierno de Colombia, el presidente Juan Manuel Santos ha decidido reconocer a Palestina como un Estado libre, independiente y soberano", decía la carta.

Las críticas abiertas de Petro a las políticas y violaciones de Israel contra los palestinos significan que los vínculos de Colombia con Tel Aviv tomarán una dirección diferente bajo su liderazgo. "Una cosa es el Estado de Israel y otra la religión judía, así como una cosa es el Estado colombiano y otra la religión católica", tuiteó Petro en 2019. "Confundir Estado y religión es propio de la mentalidad arcaica. El Estado de Israel discrimina a los palestinos como los nazis discriminaban a los judíos."

A pesar de ello, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel se apresuró a felicitar a Petro, tuiteando: "Felicitamos al pueblo de Colombia y al presidente electo @petrogustavo por una elección democrática exitosa y esperamos fortalecer aún más las relaciones entre Israel y Colombia y entre nuestros dos pueblos."

La victoria de Petro también ha sido descrita como una "gran derrota para los Estados Unidos". Durante los dos últimos siglos, todos los presidentes colombianos han descendido de familias aristocráticas de derechas, conocidas por su lealtad a EEUU y sus políticas. Esto ha contribuido a hacer de Colombia una de las naciones más importantes de América Latina.

Aumentan las expectativas de que la victoria electoral de Petro conduzca a un cambio más profundo en el campo político de América Latina y a la reconfiguración de las relaciones de Colombia con Estados Unidos. Con la victoria de Petro, Colombia se convierte en el tercer país de América Latina que se inclina hacia la izquierda. Chile, Perú y Honduras eligieron presidentes de izquierda en 2021, mientras que en Brasil el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de este año.

Estos nuevos gobiernos latinoamericanos constituirán una verdadera amenaza para la hegemonía estadounidense en la región. Quizás esto explique la prisa de Joe Biden por celebrar la Cumbre de las Américas en un intento de probar e identificar a sus aliados en América Latina.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaColombiaIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Eman Abusidu is MEMO’s correspondent in Brazil.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines