Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

ONU: el número de personas obligadas a huir de sus hogares es el más alto desde que hay registros

Refugiados en un campamento en Sudán el 14 de diciembre de 2020 [Mahmoud Hjaj/Anadolu Agency].

El número de personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares en todo el mundo ha aumentado cada año durante la última década y se encuentra en su punto más alto desde que se iniciaron los registros, declaró el jueves la Agencia de la ONU para los Refugiados, informa la agencia Anadolu.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, dijo que las cifras han aumentado cada año durante la última década debido a los conflictos y las crisis.

"Ucrania ha desplazado a entre 12 y 14 millones de personas, dependiendo de cómo se cuente. Así que la cifra ha superado los 100 millones", dijo en una conferencia de prensa de la ONU.

"O la comunidad internacional se une para tomar medidas para abordar esta tragedia humana, resolver los conflictos y encontrar soluciones duraderas, o esta terrible tendencia continuará".

A finales de 2021, el número de personas desplazadas por la guerra, la violencia, la persecución y los abusos contra los derechos humanos se situaba en 89,3 millones, un 8% más que un año antes, y mucho más del doble que hace 10 años, según el informe anual de tendencias mundiales de ACNUR.

LEER: Los enviados de la ONU de Marruecos y Argelia intercambian reproches sobre la disputada región del Sáhara

La guerra de Ucrania ha provocado "la más rápida y una de las mayores crisis de desplazamiento forzoso desde la Segunda Guerra Mundial", y junto con "otras emergencias, desde África a Afganistán y más allá, empujaron la cifra por encima del dramático hito de los 100 millones", dijo el ACNUR.

Turquía acogió a casi 3,8 millones de refugiados, la mayor población del mundo, seguida de Uganda (1,5 millones), Pakistán (1,5 millones) y Alemania (1,3 millones).

Colombia tenía 1,8 millones de venezolanos desplazados en el extranjero.

Necesitamos más recursos para afrontar esta crisis. Y por el momento, estamos luchando un poco

dijo Grandi.

Crisis en espiral

Citando al Banco Mundial, el ACNUR dijo que 2021 fue notable por el número de conflictos que se intensificaron y los nuevos que estallaron, con 23 países que tienen una población combinada de 850 millones de personas "enfrentándose a conflictos de media o alta intensidad".

A esto se suman la escasez de alimentos, la inflación y la crisis climática, "que se suman a las dificultades de la gente, y que alargan la respuesta humanitaria justo cuando las perspectivas de financiación en muchas situaciones parecen sombrías", se lee en el informe.

El número de refugiados en 2021 ascendió a 27,1 millones, al aumentar las llegadas a Uganda, Chad, Sudán y otros países.

"La mayoría de los refugiados fueron, una vez más, acogidos por países vecinos con pocos recursos. El número de solicitantes de asilo alcanzó los 4,6 millones, un 11% más", se lee en el informe.

Los desplazamientos internos dentro de los países debido a los conflictos también experimentaron el año pasado su decimoquinto aumento anual consecutivo, con una cifra que alcanzó los 53,2 millones.

Esto se debió a los conflictos en lugares como Myanmar, Tigray (Etiopía) y otras regiones, y a las insurgencias en el Sahel, especialmente en Burkina Faso y Chad.

El ACNUR advirtió que "la velocidad y el volumen de los desplazamientos siguen superando la disponibilidad de soluciones para los desplazados, como el retorno, el reasentamiento o la integración local".

Los retornos aumentan

Sin embargo, según Grandi, el informe de la ONU también contiene "destellos de esperanza".

El número de retornos de refugiados y desplazados internos aumentó en 2021, volviendo a subir "a los niveles anteriores a la COVID-19, y la repatriación voluntaria ha aumentado un 71%, aunque las cifras siguen siendo modestas".

"Mientras somos testigos de nuevas y espantosas situaciones de refugiados, y de otras existentes que se reavivan o quedan sin resolver, también hay ejemplos de países y comunidades que trabajan juntos para buscar soluciones para los desplazados", dijo Grandi.

"Está ocurriendo en algunos lugares -por ejemplo, la cooperación regional para repatriar a los marfileños-, pero estas importantes decisiones deben repetirse o ampliarse en otros lugares".

Además, aunque el número estimado de apátridas aumentó ligeramente en 2021, unos 81.200 adquirieron la ciudadanía o la confirmaron, lo que supone la mayor reducción de apátridas desde el inicio de la campaña IBelong de ACNUR en 2014, según el informe.

Categorías
NoticiasUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines