Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un panel de la Cámara de Representantes de EE.UU. inicia una investigación sobre la inversión saudí de 2.000 millones de dólares en la empresa de Kushner

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman (I), el yerno y asesor principal de Trump, Jared Kushner (C), y su esposa Ivanka Trump (D) [PressTV].

Una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha abierto una investigación sobre la inversión de 2.000 millones de dólares de Arabia Saudí en una empresa propiedad de Jared Kushner. La investigación tratará de descubrir si el yerno del expresidente estadounidense Donald Trump, que también fue asesor de la Casa Blanca, negoció con su posición en el Gobierno para conseguir la lucrativa inversión de los saudíes.

La empresa de capital privado perteneciente a Kushner recibió la inversión de 2.000 millones de dólares del fondo soberano de Arabia Saudí el año pasado, después de que él y la administración Trump abandonaran la Casa Blanca. Se plantearon enormes interrogantes sobre la inversión debido a las revelaciones de que Kushner recibió el dinero a pesar de las objeciones del Fondo de Inversión Pública (FPI) saudí.

La representante Carolyn B Maloney, la demócrata de Nueva York que lidera el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, dio a Kushner un plazo de dos semanas en una carta enviada la semana pasada, según un informe del New York Times. Kushner ha recibido instrucciones para proporcionar documentos relacionados con la inversión del fondo saudí en su firma, Affinity Partners. También pidió cualquier correspondencia personal entre Kushner y el líder de facto de los saudíes, el príncipe heredero Mohammed Bin Salman, durante o después de la administración Trump. Se dice que ambos eran muy cercanos.

"El Comité de Supervisión y Reforma está investigando si usted (Kushner) ha comerciado indebidamente con su posición en el gobierno para obtener miles de millones de dólares del gobierno saudí y si sus intereses financieros personales influyeron indebidamente en la política exterior estadounidense durante la administración de su suegro, el ex presidente Trump", dijo Maloney en su carta a Kushner.

LEER: La mejora de los lazos con EE.UU. lleva a dos delegaciones saudíes a visitar el país

En un comunicado, un portavoz de Kushner dijo: "mientras lograba seis acuerdos de paz en Oriente Medio, el Sr. Kushner cumplió plenamente con todas las directrices legales y éticas tanto durante como después de su servicio gubernamental".

"Está orgulloso de ser uno de los muchos actores del sector privado que promueven la conectividad entre estadounidenses, israelíes y árabes para fomentar el progreso regional continuo", continúa el comunicado.

El gobierno saudí o el Fondo de Inversión Pública saudí no han hecho ningún comentario sobre la investigación.

Los propios asesores del PIF expresaron sus dudas sobre los posibles beneficios del acuerdo. Según las actas de la reunión del panel en junio de 2021, las objeciones incluían: la "inexperiencia" de la gestión del fondo; una comisión de gestión de activos propuesta que parecía "excesiva"; y los "riesgos de relaciones públicas" derivados del anterior papel de Kushner como asesor principal de Trump.

A pesar de las objeciones, el consejo de administración en pleno del FPI -encabezado por Mohammed Bin Salman (MBS)- anuló la oposición del panel.

Aunque no es ilegal que los exfuncionarios del gobierno estadounidense utilicen las conexiones hechas durante su tiempo en el cargo para asegurar la inversión, la inversión saudí en la empresa de Kushner ha causado indignación debido a las preocupaciones éticas planteadas en torno al acuerdo y debido a su relación personal con MBS.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines