Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Quién es el verdadero representante de los palestinos?

Eruditos palestinos realizan una protesta para condenar la decisión del tribunal israelí que permite a los colonos judíos realizar sus rituales religiosos en el patio del complejo de Masjid al-Aqsa en la ciudad de Gaza, el 24 de mayo de 2022. [Mustafa Hassona - Agencia Anadolu]

Durante la semana pasada, los mediadores regionales e internacionales han llevado a cabo una diplomacia itinerante con el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina, Hamás, para mantener la calma en la ciudad santa ocupada de Jerusalén durante la Marcha de las Banderas de Israel, un evento anual organizado por judíos extremistas para celebrar la ocupación de Jerusalén Este.

Mediadores qataríes, egipcios y de la ONU se reunieron en repetidas ocasiones y hablaron con los dirigentes de Hamás en Doha y en la Franja de Gaza para persuadir a Hamás de que no respondiera a las violaciones de los colonos judíos israelíes durante su marcha.

Antes y durante la marcha, Hamás, junto con las facciones de la resistencia palestina en Gaza, han advertido que responderían con dureza a cualquiera de las violaciones judías contra los lugares sagrados islámicos de la Ciudad Vieja, incluida la mezquita de Al Aqsa y sus santuarios.

El año pasado, Hamás lanzó cohetes contra Jerusalén en respuesta a la violencia de los colonos y a la insistencia de las autoridades de ocupación israelíes en evacuar las viviendas palestinas en el barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén, lo que desencadenó una batalla de diez días en la que Israel y la resistencia palestina intercambiaron ataques con cohetes.

Para evitar una nueva batalla este año, Israel pidió a los mediadores que presionaran al máximo a Hamás. De hecho, lo hicieron, pero Hamás insistió en mantener el derecho a responder a las violaciones israelíes. No respondió durante la marcha por razones desconocidas, pero, según el ayudante de los medios de comunicación del máximo dirigente de Hamás, Hamás y la resistencia palestina rechazaron las peticiones hechas por los mediadores regionales e internacionales para pasar la página de las violaciones ocurridas durante la marcha judía. Hamás dijo que mantendría el derecho a responder en el momento y lugar adecuados.

LEER: La memoria de Kafr Qasem ha sido silenciada por Israel durante demasiado tiempo

Mi pregunta aquí es: ¿por qué las autoridades de ocupación israelíes buscan el consentimiento de Hamás y de los otros grupos de resistencia palestinos bajo sus alas? ¿Por qué no se pide a los mediadores que se sienten con la Autoridad Palestina (AP) y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), reconocida internacionalmente como única representante de los palestinos?

Para responder a estas preguntas, quiero echar un vistazo a la historia de la OLP, que fundó la AP, y ver cómo la OLP se convirtió en el único representante de los palestinos.

En 1964, la OLP fue fundada por la Liga Árabe para liberar a Palestina, lograr la autodeterminación palestina y asegurar el retorno de los refugiados palestinos. Se le animó a utilizar la lucha armada para lograr sus objetivos. Durante su primera reunión, 422 personalidades palestinas se reunieron y eligieron un líder, crearon un órgano legislativo, el Consejo Nacional Palestino (CNP), el Comité Ejecutivo de la OLP, un Fondo Nacional y el Ejército de Liberación de Palestina (ELP). También redactaron un Pacto Nacional y una Ley Básica.

Palestinos ondean banderas durante una gran concentración convocada por el partido Fatah de la Autoridad Palestina para protestar contra el plan de Israel de anexionar partes de la Cisjordania ocupada, en Jericó el 22 de junio de 2020 [ABBAS MOMANI/AFP vía Getty Images].

En 1969, Yasser Arafat, líder del Movimiento Secular Al Fatah, se convirtió en el líder de la OLP, que incluía a la mayoría de las facciones palestinas. El 14 de octubre de 1974, la Asamblea General de la ONU reconoció a la OLP como "única representante legítima del pueblo palestino". Apenas dos semanas después, fue reconocida por la Liga Árabe como única representante legítima del pueblo palestino, pero fue admitida como miembro de pleno derecho en la Liga Árabe en 1976.

En diciembre de 1988, reconoció la existencia de Israel con sus fronteras de 1967 y renunció a la resistencia armada. Tras unas conversaciones de paz directas que duraron varios años, Israel, tras firmar los acuerdos de paz de Oslo con la OLP en 1993, la reconoció como representante legítima del pueblo palestino. La OLP creó la AP para gobernar las instituciones de lo que, en 2012, la ONU reconoció como Estado de Palestina.

Desde su creación, la AP, dirigida por los dirigentes de la OLP, prácticamente controla la OLP y sus instituciones. El 11 de noviembre de 2004, Yasser Arafat murió y fue sucedido por Mahmoud Abbas. Según Oslo, Israel aceptó negociar un acuerdo permanente para el conflicto, pero las acciones unilaterales de Israel y la ausencia de conversaciones de paz serias socavaron los Acuerdos de Paz.

Con el tiempo, la AP se impuso a la OLP y se convirtió en un organismo funcional al servicio exclusivo de la seguridad de Israel, incluso a costa de los palestinos. En 2006, a través de unas elecciones transparentes, Hamás, que nació en 1987 al comienzo de la Primera Intifada y siguió luchando contra Israel, obtuvo una rotunda victoria.

LEER: Israel es un Estado de apartheid, jurídica, política y moralmente", concluye una conferencia histórica

Israel, los árabes, Estados Unidos, la UE, la ONU y la AP no reconocieron los resultados de las elecciones y combatieron a Hamás, que expulsó a la AP de la Franja de Gaza, pero sus diputados, dirigentes y miembros activos fueron enviados a cárceles israelíes o de la AP. Desde entonces, la AP empezó a fracasar a los ojos de los palestinos, mientras que Hamás empezó a ascender.

Mientras que la AP ha ido registrando derrota tras derrota contra la ocupación israelí durante las rondas de conversaciones de paz, Hamás ha ido registrando victoria tras victoria durante las batallas armadas con la ocupación israelí.

A pesar de tener su sede en la asediada Franja de Gaza, Hamás podía fabricar sus propias armas a partir de materiales primarios y era capaz, según un reciente documental emitido por Al Jazeera News Network, de producir cohetes capaces de llegar a todos los rincones de la Palestina histórica. Así, se convirtió en una potencia disuasoria contra Israel.

En mayo de 2021, durante la ofensiva israelí sobre Gaza, Hamás pudo paralizar los aeropuertos israelíes e hizo que los israelíes de todo el país se escondieran en refugios. Hamás dijo que su poder se había desarrollado mucho más que antes de la ofensiva del año pasado.

Mientras Hamás ha ido desarrollando su poder y reforzando su capacidad de disuasión contra la ocupación israelí, la AP sigue gritando a la ocupación israelí que detenga su agresión a los palestinos y a la comunidad internacional que presione a Israel para que cese sus violaciones.

Mientras la AP está perdiendo su popularidad entre los palestinos de los Territorios Ocupados, en Israel y en el extranjero, Hamás está generando más popularidad entre ellos. Hasta el punto de que Israel no tiene en cuenta a la AP, sino que busca el consentimiento de Hamás, que se ha convertido en el verdadero representante de los palestinos.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
IsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines