Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los medios de comunicación más importantes son criticados por maquillar la marcha racista y ultranacionalista de Israel

Colonos judíos fanáticos se reúnen alrededor de la Puerta de Damasco en Jerusalén Este para la "Marcha de las Banderas" el 29 de mayo de 2022 en Jerusalén. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu]

Algunos medios de comunicación, como la BBC, han sido criticados por "maquillar" la extremadamente racista y provocadora marcha de la bandera israelí en la Jerusalén ocupada del fin de semana.

Se calcula que unos 25.000 ultranacionalistas israelíes participaron en la marcha de este año respaldada por el Estado para celebrar la ocupación israelí de 1967 y la posterior anexión ilegal de Jerusalén.

Hasta 2.600 ultraderechistas israelíes irrumpieron también en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam, violando el statu quo vigente desde hace décadas. Las oraciones judías están prohibidas en el Noble Santuario, donde algunos judíos creen que estuvo el templo bíblico. Sin embargo, en los últimos años, el tabú religioso que prohíbe caminar por el "monte del templo" se ha erosionado hasta el punto de ser inexistente.

Los vídeos compartidos ampliamente en las redes sociales del día de la marcha mostraban a turbas de ultranacionalistas que coreaban eslóganes racistas y muy provocativos sobre los árabes, el profeta Mahoma (la paz sea con él), la periodista Shireen Abu Akleh, asesinada por un francotirador israelí, y Mohammad Abu Khdair, el niño que fue secuestrado, torturado, obligado a beber gasolina y luego quemado hasta la muerte por colonos israelíes en 2014.

En la Puerta de Damasco, la turba ultranacionalista, que a menudo se describe como la versión israelí del Ku Klux Klan, cantó: "Shu'afat está en llamas" (en referencia a Abu Khdair); "Un judío es un alma, un árabe es un hijo de puta"; "Muerte a los árabes"; "Mahoma ha muerto"; y "Que arda tu pueblo". En un vídeo se les ve coreando "Shireen es una puta".

La aparente omisión de la BBC de mencionar los cánticos racistas y provocadores fue criticada en las redes sociales. "Si hubiera una marcha con cánticos de 'Muerte a los judíos' y 'Un buen judío es un judío muerto', ¿quién cree que la BBC lo ignoraría?", tuiteó Chris Doyle, director del Consejo para el Entendimiento Árabe-Británico. "Sin embargo, en este artículo no hay ni una sola mención a los cánticos de 'Muerte a los árabes'. Esto no es periodismo, es propaganda".

Ben Jamal, director de la Campaña de Solidaridad con Palestina, también criticó a la BBC por ignorar los cánticos racistas: "Terrible reportaje de @bbcnews. Los "cantos nacionalistas" a los que se refieren incluyen tradicionalmente "Muerte a los árabes" y "Quemaremos vuestros pueblos". Se trata de una marcha anual avalada por el Estado para celebrar la supremacía racial y colonial sobre los nativos."

Una versión actualizada del artículo de la BBC mencionaba los cánticos racistas y cambiaba los titulares para reflejar la provocación de los colonos. "Los cánticos abusivos y las amenazas que hicieron algunos manifestantes contra los palestinos se han incluido en esta versión de la historia, con el fin de dar una imagen más completa de los acontecimientos", dijo la BBC. La corporación también admitió que había eliminado el reportaje sobre la agresión al equipo de la BBC, pero que más tarde se restableció. No está claro si la BBC modificó su informe para ofrecer un relato más honesto de la marcha tras las críticas a su cobertura.

Mientras que algunos de los manifestantes gritaban "¡El pueblo de Israel vive!", hubo otros cánticos abusivos y amenazas dirigidas a los palestinos, con algunos gritando "¡Muerte a los árabes!" y "¡Que arda tu pueblo!", dijo la BBC en el artículo enmendado.

También se mencionaba la agresión al equipo de la BBC por parte de colonos israelíes: "Un equipo de la BBC que cubría el evento fue insultado y empujado con fuerza por dos manifestantes, haciendo que un camarógrafo perdiera parte de su equipo, dijo Tom Bateman de la BBC. Las fuerzas israelíes cercanas los detuvieron pero no tomaron más medidas, dijo".

La agencia de noticias AFP también fue criticada por no mencionar los cánticos racistas y por su intento de culpar a los palestinos de lo que llamó "enfrentamientos". "La @AFP describe esta imagen de un anciano periodista palestino recibiendo un puñetazo en la cabeza por parte de las fuerzas israelíes como 'Fuerzas de seguridad israelíes chocan con un periodista durante un mitin para celebrar el Día de Jerusalén en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 29 de mayo de 2022', dijo Rafael Shimunov, un activista político en Queens, en un tweet.

El hilo de Twitter de Shimunov desacreditó la información de la AFP y lo que parecía ser un intento de la agencia de sanear la marcha racista y culpar a los palestinos que reaccionaban a la violenta provocación de los colonos ultranacionalistas.

Con la entrada de casi 2.600 colonos judíos en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa, la marcha ha suscitado preocupación por las amenazas que se ciernen sobre el statu quo establecido desde hace tiempo en la Jerusalén ocupada. Éste ha mantenido una relativa paz en la Ciudad Santa desde 1967, cuando Jordania e Israel acordaron que el Ministerio de Awqaf (dotaciones religiosas islámicas) tendría el control de los asuntos dentro del santuario, mientras que el Estado de ocupación controlaría la seguridad exterior. Los no musulmanes pueden entrar en el recinto durante las horas de visita, pero no pueden rezar allí.

LEER: La Marcha de las Banderas de los colonos allana el camino a la guerra religiosa, advierte una organización islámico-cristiana

Categorías
IsraelNoticiasPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines