Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El primer ministro israelí publica los documentos de inteligencia de Irán en los que se alega que espió a la agencia nuclear de la ONU

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, en Tel Aviv el 3 de marzo de 2022 [Oficina de Prensa del Gobierno israelí/Agencia Anadolu].

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, ha publicado hoy unos documentos que, según él, fueron robados a Irán y que supuestamente demuestran que la inteligencia iraní espió al Organismo Atómico de las Naciones Unidas.

Después de que el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amir-Abdollahian, fuera preguntado en la reunión del Foro Económico Mundial de Davos la semana pasada sobre las acusaciones de que Irán espiaba al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), declaró que "desgraciadamente, los sionistas están difundiendo muchas mentiras".

El primer ministro israelí ha publicado hoy en su cuenta de Twitter un vídeo en el que se ve el comentario del ministro de Exteriores iraní, tras el cual aparece Bennett y dice: "¿Difundiendo mentiras? Vamos. Tengo la prueba de tus mentiras aquí mismo, en mis manos", mientras sostiene fotocopias de los documentos.

"Verán, después de que Irán robara documentos clasificados del Organismo Atómico de la ONU, Irán utilizó esa información para averiguar lo que el Organismo Atómico esperaba encontrar, y luego creó historias de encubrimiento y ocultó pruebas para evadir sus sondeos nucleares", afirmó.

"¿Y cómo sabemos esto? Porque hace unos años tuvimos en nuestras manos el plan de engaño de Irán. Y está aquí, en mis manos", declaró, refiriéndose a una operación de agentes israelíes en 2018, en la que consiguieron y robaron cientos de miles de documentos iraníes que detallaban el programa nuclear del país.

"Aquí está, en lengua persa, cientos de páginas marcadas con el sello del Ministerio de Inteligencia de Irán", dijo Bennett en el vídeo. Posteriormente, publicó un enlace de Google Drive con los documentos, que consisten en documentos del OIEA supuestamente robados por Irán, documentos falsos de registro de empresas y documentos confidenciales de la inteligencia iraní relativos al Organismo Atómico.

Aunque la mayoría de los documentos llevan sellos, insignias y firmas oficiales -así como notas manuscritas como una escrita por el Ministro de Defensa de Irán al ahora asesinado principal científico nuclear, Mohsen Fakhrizadeh- no se puede verificar de forma independiente si son reales o fabricados.

LEER: Aumento del 60% de los ingresos por exportación de energía en Irán

El vídeo y la aparente denuncia de Bennett se producen una semana después de que el Wall Street Journal publicara un informe sobre el espionaje iraní al OIEA, basado en los documentos robados por Tel Aviv. El informe decía entonces que había recibido acceso a esos documentos "de una agencia de inteligencia de Oriente Medio que proviene de un país que se opone al programa nuclear iraní", que ahora se confirma -sin sorpresa- que es Israel.

Según el informe del WSJ, los funcionarios iraníes accedieron a los documentos del OIEA y los hicieron circular entre altos funcionarios implicados en el programa nuclear del país entre 2004 y 2006. Con esa información confidencial, al parecer pudieron preparar historias de portada, fabricar información y obtener información sobre lo que los inspectores del Organismo Atómico conocían y desconocían.

Más recientemente, el OIEA publicó ayer su propio informe, en el que revelaba la sospecha de que se había encontrado material nuclear no declarado en tres emplazamientos dentro de Irán, afirmando que las reservas de uranio enriquecido de Teherán son ahora 18 veces superiores al límite establecido en el acuerdo nuclear de 2015.

Tras el informe de la Agencia, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, dijo hoy a los periodistas que "lamentablemente, este informe no refleja la realidad de las negociaciones entre Irán y el OIEA". Insistió en que "no es un informe justo y equilibrado... Esperamos que se corrija este camino".

Khatibzadeh sugirió además que el OIEA podría estar bajo la influencia de Tel Aviv, diciendo: "Se teme que la presión ejercida por el régimen sionista y algunos otros actores haya provocado que la trayectoria normal de los informes del Organismo cambie de técnica a política."

En medio de las conversaciones y negociaciones en curso entre Irán y los firmantes del acuerdo nuclear de 2015 -o Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés)- aumenta la preocupación en torno a la renovada capacidad de Teherán para crear armas nucleares, ya que los funcionarios estadounidenses e israelíes evalúan ahora que sólo necesita unas pocas semanas para acumular una cantidad suficiente de material fisible para una bomba nuclear.

A pesar de que Irán aún necesitaría tiempo adicional para ensamblar otros componentes necesarios para tal arma, esa ventana de tiempo es significativamente más estrecha que las proyecciones anteriores. Sin embargo, Irán ha insistido constantemente en que sólo pretende alcanzar la capacidad nuclear para usos energéticos y no por motivos militares.

Categorías
IránIsraelNoticiasSmall SlidesUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines