Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un sutil cambio en la retórica de EE.UU. sugiere un nuevo enfoque sobre Irán

El enviado especial de Estados Unidos para Irán, Robert Malley, el 19 de noviembre de 2021 [MAZEN MAHDI/AFP vía Getty Images].

Un sutil cambio en las declaraciones oficiales de EE.UU. sugiere que Washington cree que revivir el acuerdo nuclear con Irán de 2015 es mejor que las alternativas, a pesar de los avances en el programa nuclear de Irán, dijeron fuentes diplomáticas y de otro tipo.

Durante meses, el gobierno de Biden argumentó que pronto llegaría un punto en el que los beneficios de no proliferación de un acuerdo revivido -su capacidad para limitar el avance de Irán hacia una bomba nuclear- serían superados por el progreso del programa atómico iraní.

"No se puede revivir un cadáver", dijo el 25 de octubre Rob Malley, el principal negociador estadounidense.

En virtud del acuerdo denominado Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) y alcanzado por Irán y seis grandes potencias, Teherán limitó su programa nuclear para dificultar la obtención de una bomba, a cambio de un alivio de las sanciones económicas.

Teherán lleva mucho tiempo diciendo que su programa tiene fines pacíficos.

Irán: Israel no se atreve a disparar una bala contra Hezbolá

El entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renegó del Acuerdo en 2018 y volvió a imponer duras sanciones estadounidenses, lo que provocó que Irán comenzara a violar los límites nucleares, un año después. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha intentado revivir el pacto mediante conversaciones indirectas en Viena, hasta ahora sin éxito.

El 28 de febrero, dos semanas antes de que las conversaciones se deshicieran, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, declaró: "Necesitaremos tener claridad adicional en los próximos días, dado que estamos en este momento decisivo... sabiendo que los avances nucleares de Teherán pronto harán que los beneficios de la no proliferación que el JCPOA transmitía carezcan esencialmente de sentido".

Otros han utilizado diversas analogías para describir la urgencia, diciendo que la pista era limitada, que el reloj corría y que la ventana se cerraba.

Los intereses de EE.UU.

Sin embargo, Price y otros funcionarios estadounidenses han puesto desde entonces menos énfasis en que el tiempo se agote y más en que sólo revivan el acuerdo si es en interés de la seguridad nacional de Estados Unidos.

"Vamos a poner a prueba la propuesta de un retorno mutuo al cumplimiento del JCPOA mientras que hacerlo siga siendo de nuestro interés", dijo Price el 26 de abril. "Mientras los beneficios de no proliferación que aporta un retorno mutuo al cumplimiento del JCPOA sean mejores que los que tenemos ahora, ese será probablemente un resultado que nos interesa".

La frase sobre la reactivación del acuerdo sólo si era en el interés nacional de EE.UU. se ha utilizado antes, incluso por Price el 4 de enero, pero su renovado énfasis y la disminución del énfasis en el tiempo es un cambio.

"Es una profunda reescritura de la norma de no proliferación", dijo una fuente familiarizada con el asunto.

"Lo que está diciendo básicamente es que no es (una cuestión de) si nos está proporcionando o no beneficios iguales a la experiencia anterior del JCPOA. Sólo está diciendo que es mejor que lo actual. Y 'mejor que hoy' es un estándar más flojo".

El presidente de Irán promete vengarse por el asesinato de un coronel de la IRGC

Dennis Ross, un ex diplomático estadounidense que manejó la política de Irán para la Casa Blanca de Obama durante dos años, coincidió.

"La formulación es ahora 'todavía está en nuestro interés de seguridad nacional tener esto, dadas las alternativas", dijo Ross.

"Este es un acuerdo en el que el tiempo de ruptura no será lo que era antes, debido a los avances en el programa, pero esto sigue siendo mejor que las alternativas disponibles para nosotros", dijo. "Esa es la esencia de dónde están".

El tiempo de ruptura es el tiempo que tardaría Irán en adquirir el material fisible para una bomba, si así lo decidiera. El Acuerdo lo amplió a cerca de un año, pero ahora se ha reducido a semanas, según los funcionarios estadounidenses.

El Departamento de Estado no ha respondido a las preguntas de Reuters.

Opciones

A pesar de que se habla de las opciones del "Plan B" para abordar el programa nuclear de Irán si no se puede reactivar el acuerdo, hay pocas buenas.

Ross dijo que las alternativas incluyen la intensificación de la presión económica sobre Irán, así como la acción militar estadounidense o israelí para destruir las instalaciones nucleares de Irán. Ninguna atrae a Washington, por lo que sigue intentando revivir el acuerdo.

"El plan B es básicamente lo que era el plan A", dijo Ross.

Ross argumentó que Washington cree ahora que restaurar algunos de los límites del acuerdo, como su tope del 3,67 por ciento en la pureza a la que Irán puede enriquecer el uranio y un límite de 202,8 kg en sus existencias de uranio enriquecido, era mejor que la alternativa.

Según un informe del 3 de marzo del Organismo Internacional de la Energía Atómica, Irán estaba enriqueciendo uranio con una pureza del 60%, y sus existencias de uranio enriquecido eran de 3,2 toneladas.

Las conversaciones se rompieron en marzo, en gran parte debido a la exigencia de Teherán de que Washington retirara al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de una lista de terrorismo de Estados Unidos y a la negativa de este país a hacerlo, argumentando que esto quedaba fuera del alcance de la reactivación del acuerdo.

El 13 de mayo, el jefe de la política exterior de la Unión Europea dijo que creía que el enviado de la UE, Enrique Mora, que coordina las conversaciones, había hecho suficientes progresos en una visita a Teherán esa semana para reanudar las conversaciones.

El Ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amirabdollahian, dijo que la visita era una oportunidad para explorar la solución de los problemas pendientes. "Un acuerdo bueno y fiable está al alcance de la mano si Estados Unidos toma una decisión política y se adhiere a sus compromisos", dijo.

LEER: Grecia entrega a Estados Unidos el petróleo iraní que incautó en un petrolero ruso

Tras la visita de Mora, una fuente diplomática europea dijo que ninguna de las partes se ha comprometido a reanudar las conversaciones, y que encontrar un compromiso sobre el CGRI seguía siendo improbable, si no imposible.

"Hace dos meses, los estadounidenses se mostraron muy firmes y dijeron que el tiempo se estaba acabando y que teníamos que llegar a un acuerdo", dijo esta fuente. "Pero desde marzo... ya no parecen tener prisa".

Una fuente diplomática occidental dijo que, en última instancia, si vale la pena revivir el acuerdo es una decisión política.

"Se trata de un juicio político", dijo esta fuente. "El acuerdo ya ha perdido sus beneficios principales, pero siempre se puede argumentar que hay algunas cosas que lo hacen más beneficioso que nada".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEEUUIránOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines