Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El nuevo primer ministro australiano probablemente mantendrá su apoyo al colonialismo israelí

La preocupación por la elección del nuevo Primer Ministro australiano de izquierdas, Anthony Albanese, y su postura política respecto a Israel ya es noticia en los medios de comunicación locales e israelíes. El primer ministro saliente, Scott Morrison, rechazó el informe de Amnistía Internacional sobre el apartheid israelí limitándose a afirmar que "ningún país es perfecto". En octubre de 2021, Morrison también respaldó la aprobación de la defectuosa y muy controvertida definición de trabajo de antisemitismo de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA), que ha sido explotada por los grupos de presión pro-israelíes para silenciar a los palestinos en particular, así como a los defensores de la causa palestina.

"En Israel, Australia comparte una afinidad", dijo Morrison, según el Australian Jewish News, antes de las elecciones. Era un mensaje de una entidad colonial de colonos a otra.

Hasta ahora, Albanese ha sido acusado de mantener un sesgo antiisraelí. "Describe continuamente a Israel como la nación agresora", dijo el diputado liberal Dave Sharma. "Adopta continuamente la narrativa nacional palestina sobre dónde está la culpa en este conflicto".

El Jerusalem Post, por su parte, publicó un artículo en el que describía a Albanese como "muy crítico" con Israel. Sin embargo, el título del artículo es, como mínimo, engañoso. Aunque describe a Albanese como "un crítico autodeclarado de Israel", a continuación da ejemplos de lo contrario, como su reciente declaración de apoyo continuo del nuevo gobierno laborista australiano, así como su oposición al Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

Los comentarios de Albanese al Australian Jewish News son más indicativos de una postura continua a favor de Israel que de un cambio en la diplomacia australiana. Antes de las elecciones, Albanese reiteró su postura contra el BDS y se refirió a una campaña en la que participó y que acabó anulando la decisión del Consejo de Marrickville en 2010 de apoyar el movimiento popular de boicot. Albanese también habló del "orgulloso apoyo" de los laboristas a la adopción de la definición de antisemitismo de la IHRA.

LEER: El gobierno escocés silencia a los palestinos

Por lo tanto, parece que lo máximo que los palestinos pueden esperar del nuevo gobierno australiano es más retórica rancia sobre el compromiso de dos estados. Esto hace que Albanese no sea diferente de Morrison, o de otros líderes mundiales cuya pretensión de apoyar a Palestina es todo lo que se ofrece en términos de compromiso diplomático con la Autoridad Palestina. Desde su propia posición comprometida como portavoz del consenso internacional, la AP obviamente no planteará ninguna cuestión relativa a la contradicción perpetua que surge de apoyar la hipótesis de un Estado palestino independiente que apenas es un barniz para el proyecto colonial sionista en curso.

"La única manera de lograr una solución de dos Estados es mediante un resultado negociado entre las dos partes", dijo Albanese al Australian Jewish News. Qué tan crítico es eso de Israel, podríamos preguntarle al Jerusalem Post. La declaración apesta a impunidad israelí y no considera la colonización sionista de Palestina del mismo modo que lo hace la diplomacia de Estados Unidos y la UE. Y sin embargo, a pesar de comprobar que Albanese abrazará la narrativa sionista en su papel de Primer Ministro de Australia, la salida de Morrison se está describiendo erróneamente como una cuestión de preocupación para Israel.

Sin embargo, al igual que Morrison, Albanese preferirá destacar su afinidad con Israel. Después de todo, el legado colonial de Australia aún no se ha abordado por completo, y la población indígena aborigen sigue siendo objeto de marginación y rechazo. Es poco probable que el apoyo diplomático a Israel para que persevere en su empresa de colonos y apartheid se detenga bajo un nuevo gobierno australiano de izquierdas que ya ha indicado que seguirá los pasos de su predecesor.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
Asia y AméricaAustraliaIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines