Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La UE retiene fondos poniendo en peligro la vida de los palestinos

Fatima Salem (C) mira a Sven Kuhn von Burgsdorff, jefe de la misión de la Unión Europea en Cisjordania y la Franja de Gaza (R) el 20 de diciembre de 2021 [AHMAD GHARABLI/AFP via Getty Images].

La Unión Europea está poniendo en peligro las vidas de los palestinos al retrasar la ayuda a sectores vitales en los territorios palestinos ocupados, ha advertido el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC). Entre los que están en peligro se encuentran los pacientes que necesitan tratamiento en los hospitales ocupados de Jerusalén Este.

La UE lleva reteniendo millones de euros de ayuda a los palestinos desde el año pasado tras afirmar que los libros de texto de las escuelas palestinas tienen contenido antisemita. El bloque insiste en que los libros deben ser revisados. De hecho, la Comisión Europea ha estado debatiendo desde entonces si condicionar la ayuda a dichas revisiones.

Sin embargo, según el NRC, la suspensión de la ayuda está paralizando sectores críticos e impidiendo servicios vitales, como la asistencia sanitaria en Jerusalén Este, donde los hospitales prestan atención vital a palestinos de todos los territorios ocupados.

"Estas restricciones castigan a los pacientes con enfermedades terminales que no pueden obtener medicamentos que les salven la vida y obligan a los niños a pasar hambre cuando los padres no pueden permitirse comprar alimentos", dijo Jan Egeland, secretario general del NRC. "Los palestinos están pagando el precio más cruel por las decisiones políticas tomadas en Bruselas".

LEER: Las instituciones islámicas no aceptan las decisiones israelíes sobre la mezquita de Al-Aqsa

Según el NRC, al menos 500 pacientes de cáncer diagnosticados desde septiembre de 2021 no han tenido acceso a un tratamiento adecuado, que podría salvarles la vida, en el Hospital Augusta Victoria, en la Jerusalén Oriental ocupada.

Además, hasta 120.000 palestinos, la mayoría radicados en Gaza, no han recibido pagos financieros desde 2021 que son fundamentales para su supervivencia. Los salarios de los empleados de la AP, incluidos los profesores y el personal sanitario, se han recortado en un 20%.

Muhammed, de 74 años, de Gaza, cuida de su mujer, que está parcialmente paralizada, y ahora no puede permitirse una vivienda adecuada. Dijo al NRC que depende de la asistencia social del Ministerio de Desarrollo Social, que es su única fuente de ingresos, pero que no ha recibido ayuda desde hace casi dos años. "No pedimos vivir como el resto de la humanidad, con una cuarta parte de la vida que llevan ellos sería suficiente, no más", señaló.

La UE es el mayor donante individual de la AP. Su ayuda contribuye a pagar los sueldos de los funcionarios y financia numerosos proyectos y programas de desarrollo.

"El retraso debido a una posición política está poniendo vidas en peligro cada día", añadió Egeland. "Hacemos un llamamiento a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para que libere los fondos de inmediato y pueda continuar la asistencia crítica a los palestinos vulnerables y el apoyo a los servicios básicos."

Entre 2008 y 2020, Bruselas envió alrededor de 2.500 millones de dólares en apoyo presupuestario directo a la AP, se informó. La UE ha citado oficialmente "dificultades técnicas" para explicar por qué ha donado muy poco a la AP desde 2020.

Categorías
NoticiasPalestinaSmall SlidesUnión Europea

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines