Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un tribunal israelí permite a los colonos rezar en voz alta en Al-Aqsa

Decenas de grupos de colonos judíos fanáticos asaltaron la mezquita de Al-Aqsa bajo la protección de la policía israelí, que dispersó a los palestinos tras la oración de la mañana, el 17 de abril de 2022 en Jerusalén. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu]

Un tribunal de ocupación israelí emitió ayer una sentencia preliminar que permite a los colonos realizar sus oraciones talmúdicas "en voz alta" y arrodillarse durante su asalto a los patios de la mezquita de Al-Aqsa.

En su decisión, el tribunal consideró que realizar el Shema Yisrael (que se traduce como "Escucha, oh Israel") en voz alta y arrodillarse en el suelo dentro de la mezquita de Al-Aqsa, no puede ser criminalizado ni considerado como una violación de la paz civil.

En conclusión, el tribunal declaró: "Todos los residentes de Israel pueden subir al Monte del Templo y practicar sus rituales religiosos".

La Autoridad Palestina condenó la decisión

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores palestino consideró esta decisión "un golpe oficial israelí contra el statu quo, cambiándolo por completo, y una declaración explícita de guerra religiosa que amenaza con hacer estallar el escenario del conflicto y toda la región".

El Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que esta decisión es "una nueva prueba de que el sistema judicial y de tribunales de Israel es parte integrante del propio sistema de ocupación, y una prueba más de que proporciona protección y cobertura legal a las invasiones de judíos extremistas en la bendita mezquita de Al-Aqsa, con el objetivo de consolidar su división temporal hasta dividirla espacialmente".

También señaló que la decisión "se inscribe en el marco de la sistemática escalada israelí en la arena del conflicto y la convocatoria del ciclo de violencia y caos para aprobar el mayor número posible de proyectos coloniales que judaicen Jerusalén."

LEER: Un diplomático estadounidense se reúne con extremistas israelíes

El ministerio también señaló que la decisión "refuta las afirmaciones de los funcionarios israelíes sobre su voluntad de mantener el statu quo".

Afirmó que el gobierno israelí es "plena y directamente responsable de la decisión y de sus graves consecuencias", y subrayó que hará un seguimiento de la misma ante la comunidad internacional, especialmente la administración estadounidense, y exigirá una intervención inmediata para detener su aplicación, en coordinación con el Reino de Jordania.

El Ministerio de Asuntos Exteriores jordano también condenó la decisión

El portavoz oficial del ministerio, el embajador Haitham Abu Al-Ful, dijo en un comunicado de prensa que la decisión es nula y no tiene ningún efecto legal según el derecho internacional, que no reconoce la autoridad del poder judicial israelí sobre los territorios palestinos ocupados en 1967, incluido Jerusalén Este. También afirmó que es una violación flagrante de las resoluciones internacionales relacionadas con Jerusalén, incluidas las del Consejo de Seguridad, todas las cuales subrayan la necesidad de preservar el estatus de la Ciudad Santa.

Añadió que la decisión es una grave violación de la situación histórica y jurídica de la bendita mezquita de Al-Aqsa.

Categorías
IsraelNoticiasPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines