Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las fuerzas israelíes utilizaron a una niña palestina como escudo humano en Yenín

Los soldados israelíes utilizaron a una joven palestina de 16 años como escudo humano, colocándola delante de un vehículo militar israelí.

Los soldados israelíes utilizaron a una niña palestina de 16 años como escudo humano, colocándola delante de un vehículo militar israelí desplegado en la ciudad de Jenin, al norte de Cisjordania ocupada, la semana pasada, según la información recogida por Defense for Children International - Palestine. DCIP registra las violaciones de los derechos humanos de los niños palestinos y presta servicios jurídicos a los menores retenidos por el Estado del apartheid.

Los soldados israelíes obligaron a Ahed Mohammad Rida Mereb, de 16 años, a colocarse delante de un vehículo militar israelí el 13 de mayo, en torno a las 8 de la mañana, en el barrio de Al Hadaf de Yenín, mientras se producía un intercambio de disparos, según constató DCIP. El grupo de derechos afirmó que las fuerzas israelíes ordenaron a Ahed que permaneciera de pie fuera del vehículo militar durante unas dos horas mientras ellos se sentaban dentro.

"El derecho internacional es explícito y prohíbe absolutamente el uso de niños como escudos humanos por parte de fuerzas o grupos armados", ha declarado Ayed Abu Eqtaish, director del programa de rendición de cuentas del DCIP. "Que las fuerzas israelíes pongan intencionadamente a un niño en grave peligro para escudarse constituye un crimen de guerra".

LEER: Un diplomático estadounidense se reúne con extremistas israelíes

Describiendo los momentos que condujeron a la utilización de Ayed como escudo humano, el DCIP dijo que la ocupación asaltó su casa a las 6 de la mañana para detener a su hermano de 20 años. A continuación, ordenaron a Ahed, a sus padres y a sus dos hermanos menores que salieran de la casa y se trasladaran a un patio situado al otro lado de la calle. Las fuerzas israelíes intercambiaron disparos con el hermano mayor de Ahed, que permaneció en la casa. Alrededor de las 8 de la mañana, hombres armados palestinos dispararon fuertemente hacia un vehículo militar israelí, momento en el que las fuerzas israelíes ordenaron a Ahed que se situara fuera del vehículo militar.

"Se disparaban balas contra el vehículo militar desde todas las direcciones", dijo Ahed a DCIP. "Estaba temblando y llorando y gritando a los soldados que me sacaran porque las balas pasaban por encima de mi cabeza, pero uno de ellos me ordenó en árabe a través de una pequeña ventana del vehículo militar: 'Quédate donde estás y no te muevas. Eres un terrorista. Quédate en tu sitio hasta que te despidas de tu hermano'".

Ahed intentó inclinar la cabeza hacia un lado para esquivar las balas, pero uno de los soldados israelíes le ordenó que se mantuviera erguida, según la información recogida por el DCIP. Ahed permaneció frente al vehículo militar israelí durante unas dos horas antes de correr hacia un árbol cercano y desplomarse en el suelo, según la documentación recogida por DCIP.

LEER: Dahlan denuncia la eliminación de un grupo ultranacionalista israelí de la lista de terroristas por parte de Estados Unidos

Después de desalojar la casa de dos pisos de Ahed, las fuerzas de ocupación la bombardearon con granadas propulsadas por cohetes, en lo que parece ser un ejemplo más del castigo colectivo diario al que son sometidos los palestinos.

Reliquia de la época del mandato británico, el castigo colectivo es una de las medidas más extremas que Israel ha empleado contra los palestinos. Tras extender su ocupación a Cisjordania y Jerusalén Este en 1967, se convirtió en una práctica habitual con las demoliciones punitivas de viviendas.

Esta política está destinada, por definición, a perjudicar a personas que no han hecho nada malo ni son sospechosas de haber cometido ninguna infracción, sino que simplemente están relacionadas con palestinos que han atacado o intentado atacar a civiles o fuerzas de seguridad israelíes.

Ahed fue trasladada en un vehículo privado al hospital de Yenín y fue tratada por un intenso estrés mental y una grave falta de oxígeno, según la documentación recogida por el DCIP. Su hermano ya había sido detenido para entonces.

Desde el año 2000, el DCIP ha documentado al menos 26 casos de niños palestinos utilizados como escudos humanos por el ejército israelí. La utilización de civiles como escudos humanos está prohibida por el derecho internacional. Esta práctica también está prohibida por la legislación israelí, según una sentencia de 2005 del Tribunal Superior de Justicia de Israel.

Categorías
IsraelNoticiasPalestinaSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines