Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán dispara munición real y gases lacrimógenos a los manifestantes contrarios al gobierno

Las fuerzas de seguridad iraníes han disparado fuego real y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes antigubernamentales en varias provincias.

Las fuerzas de seguridad iraníes han disparado hoy con munición real y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes antigubernamentales en varias provincias, según publicaciones en las redes sociales, mientras las protestas desencadenadas por el aumento de los precios de los alimentos siguen extendiéndose, informa Reuters.

Los iraníes salieron a la calle la semana pasada después de que un recorte en los subsidios a los alimentos provocara una subida de los precios de hasta el 300% en algunos productos básicos a base de harina. Las protestas se convirtieron rápidamente en políticas, con multitudes que pedían el fin de la República Islámica, haciéndose eco de los disturbios de 2019 que comenzaron por el aumento de los precios del combustible.

Las imágenes de las redes sociales no verificadas por Reuters mostraban al menos seis personas muertas y decenas de heridos en los últimos días. No ha habido ningún comentario oficial sobre el número de muertos.

Las imágenes publicadas hoy en las redes sociales mostraban intensos enfrentamientos en ciudades como Farsan, en el centro de Irán, donde la policía antidisturbios disparó con munición real contra los manifestantes. En Shahr-e Kord y Hafshejan, las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y palos para dispersar a los manifestantes.

"No temáis, no temáis, estamos juntos en esto", se podía ver a los manifestantes de la ciudad sureña de Dezful corear en un vídeo.

También se pudo ver a los manifestantes quemando imágenes de la máxima autoridad de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, y coreando "No queremos el gobierno de los clérigos", al tiempo que pedían el regreso de Reza Pahlavi, el hijo exiliado del derrocado sha de Irán.

En un mensaje de vídeo en su cuenta de Twitter, Reza Pahlavi pidió la unidad de los iraníes "por un Irán libre" y expresó sus condolencias a las familias de "los muertos durante los disturbios".

El alto cargo de la policía Qasem Rezai advirtió que "las concentraciones ilegales eran intolerables y serán enfrentadas", según la agencia de noticias semioficial iraní ILNA.

El gobierno reconoció la semana pasada las protestas, pero las describió como pequeñas concentraciones. Los medios de comunicación estatales iraníes informaron la semana pasada de la detención de "decenas de alborotadores y provocadores".

El gobierno ha recortado los subsidios a productos básicos, como el aceite de cocina y los productos lácteos, en una medida que ha descrito como una "redistribución justa" de los subsidios a las personas con menores ingresos.

Casi la mitad de los 85 millones de habitantes de Irán vive por debajo del umbral de la pobreza, según las cifras oficiales. Junto con el aumento de la inflación, el creciente desempleo, el desplome de la moneda nacional y la corrupción estatal, las sanciones de Estados Unidos han paralizado aún más la economía.

LEER: Un alcalde turco coloca una pancarta en árabe para pedir a los refugiados que vuelvan a Siria

Categorías
IránNoticiasSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines