Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Shireen Abu Akleh: Debe realizarse una investigación independiente e internacional sobre su asesinato

Personas se reúnen para protestar en Londres por el asesinato de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh mientras cubría una incursión israelí en Cisjordania el 14 de mayo de 2022 [Raşid Necati Aslım/Anadolu Agency].

La muerte de Shireen Abu Akleh puede convertirse en un hito en la reputación global de Israel y, quizás, incluso en su política interna. El asesinato de la destacada periodista palestino-estadounidense, que trabajaba para Al Jazeera cubriendo Israel y la Cisjordania ocupada, ha sido ampliamente condenado a nivel regional e internacional.

Las implicaciones de su muerte en Yenín el pasado miércoles son potencialmente de gran alcance: en concreto, la Autoridad Palestina (AP) exige que las circunstancias sean investigadas por la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya, que ya está examinando posibles crímenes de guerra israelíes.

Un valiente jerosolimitano cristiano fue asesinado

Abu Akleh recibió un impacto de bala en la cabeza durante un intercambio de disparos entre fuerzas israelíes y pistoleros palestinos. Las fuerzas israelíes operaban en el campo de refugiados de Jenin y en otras zonas de Cisjordania para detener a "sospechosos de terrorismo", según el ejército. Según el ejército, durante la redada los militantes abrieron fuego contra las fuerzas israelíes y les lanzaron explosivos, antes de que los soldados devolvieran el fuego.

Abu Akleh, cristiano de 51 años, estaba bien preparado para informar sobre uno de los conflictos más tóxicos y divisivos del mundo. Tras incorporarse a Al Jazeera en 1997 (un año después de su fundación) como una de las primeras corresponsales de campo de la cadena, adquirió una reputación de valentía, profesionalidad y estricto cumplimiento de los hechos. Su voz, según sus colegas, era "fuerte y tranquilizadora".

LEER: La impunidad y la narrativa de seguridad de Israel tienen prioridad sobre las ejecuciones extrajudiciales

Al Jazeera, con sede en Doha, lleva mucho tiempo dando prioridad a la cobertura de la ocupación israelí, que cumple 55 años. Al Jazeera, a diferencia de muchos otros canales de televisión árabes, tiene también un canal en inglés, lo que aumenta su influencia mundial.

¿Es posible una investigación independiente?

La muerte de Shireen fue condenada por Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas, Turquía y Qatar. Todos han exigido una investigación independiente, pero Israel prefiere claramente una investigación conjunta llevada a cabo por él mismo y la AP.

Israel se dirigió a la AP solicitando obtener la bala extraída del cuerpo de Abu Akleh para realizar pruebas forenses y determinar la fuente de fuego que la mató. La oficina del Coordinador de las Actividades Gubernamentales de Israel en los Territorios, órgano oficial de gobierno de Israel en Cisjordania, se ofreció a que estuvieran presentes representantes de la AP y de Estados Unidos en el transcurso del examen.

Israel mata a tiros a la periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, durante la invasión de Yenín - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Pero al día siguiente de su asesinato, la AP celebró un servicio conmemorativo en su sede de Ramallah, donde el presidente Mahmud Abbas pidió públicamente que la CPI investigara. "Shireen era una voz de la verdad, una voz nacional, que transmitía el sufrimiento de las madres de los mártires y los prisioneros, de Jerusalén y de los campos de refugiados", dijo, y añadió: "¿Cómo se puede ocultar la verdad? Rechazamos la cooperación con la investigación israelí. No confiamos en ellos".

Implicaciones para la política internaLa ciudadanía estadounidense de Abu Akleh fue claramente un factor en la condena de Washington. "Es tentador escribir que, si hay que matar a palestinos inocentes a manos de soldados israelíes, mejor que sean conocidos y titulares de pasaportes estadounidenses", comentó Gideon Levy, columnista del periódico liberal Haaretz[1]. "Al menos así, el Departamento de Estado de EE.UU. expresará un poco de disgusto -pero no demasiado- por el asesinato sin sentido de uno de sus ciudadanos a manos de los soldados de uno de sus aliados."

El viernes, en Jerusalén Este, la policía israelí utilizó granadas aturdidoras y porras para atacar a los dolientes en el funeral de Shireen, lo que desencadenó un nuevo brote de indignación internacional contra las autoridades israelíes. El gobierno de Biden expresó su más dura reprimenda pública a Israel hasta la fecha. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, declaró que Washington estaba "profundamente preocupado por las imágenes de la policía israelí entrometiéndose en el cortejo fúnebre de la palestina estadounidense Shireen Abu Akleh", y añadió que "todas las familias merecen despedir a sus seres queridos de forma digna y sin obstáculos".

LEER: Shireen Abu Akleh personificó la verdad ante el poder

Esto puede dejar al difícil gobierno de coalición de Israel en una posición incómoda. Dirigido por Naftali Bennett, el primer ministro de centro-derecha está comprometido a "reducir el conflicto" con los palestinos en lugar de hacer algo para resolverlo. Ya antes de la muerte de Shireen, un miembro musulmán de la coalición expresó su preocupación por seguir apoyando a Bennett.

El partido Ra'am, dirigido por Mansour Abbas, se sentía incómodo por seguir en el poder tras la respuesta del gobierno a la reciente oleada de atentados terroristas, en los que han muerto 19 personas. Abbas está asumiendo un gran riesgo en medio de las crecientes críticas del campo árabe-israelí que le atacan cada día por ser una especie de colaborador del gobierno de Bennett. Pero su estrategia consiste en lograr objetivos a largo plazo para los ciudadanos palestinos de Israel (el 21% de la población) y, en última instancia, ser recompensado.

Israel ha matado a muchos periodistasSegún la Federación Internacional de Periodistas (FIP), al menos 46 periodistas palestinos han sido asesinados por Israel desde el año 2000 y nadie ha rendido cuentas. Las investigaciones israelíes, aunque las lleven a cabo jueces y personalidades, hace tiempo que no se ganan la confianza de la comunidad internacional, ni la de los palestinos.

"El asesinato de Shireen fue un mensaje al pueblo palestino para intentar matar nuestro espíritu", dijo Mufaz Jaba, que asistió a la procesión conmemorativa el pasado jueves en Ramala[2], "en lugar de eso es lo contrario. Su muerte ha contribuido a unir a la sociedad palestina y ha recordado al mundo lo importante que es la causa palestina."

LEER: Israel debe rendir cuentas por el asesinato de Shireen

La solución correcta y justa a esta dolorosa historia -tristemente repetida muchas veces, aunque las víctimas habituales sean mucho menos famosas- debe ser que se realice una investigación independiente e internacional sobre la muerte de Shireen. En una rara declaración unánime, el Consejo de Seguridad de la ONU también ha pedido "una investigación inmediata, exhaustiva, transparente e imparcial sobre su asesinato". Los gobiernos occidentales, las organizaciones de periodistas y las instituciones internacionales deben exigir lo mismo. Si, como ha afirmado Israel, Abu Akleh murió por disparos palestinos, no tiene nada que temer de ese tipo de investigación.

[1] https://www.haaretz.com/opinion/.premium-the-killing-of-shireen-abu-akleh-now-you-re-appalled-1.10793446

[2] https://www.theguardian.com/world/2022/may/12/shireen-abu-aqleh-thousands-attend-state-memorial-in-west-bank

(Fuente: Agencia de Noticias Anadolu)

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

El escritor es profesor visitante en el Centro de Oriente Medio de la London School of Economics and Political Science (LSE). Trabajó para el periódico The Guardian desde 1980 hasta 2016 como editor de Oriente Medio, editor diplomático, editor europeo y corresponsal en Oriente Medio.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines