Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. levanta las sanciones de las zonas de Siria bajo control del YPG mientras Turquía condena la medida

Policía militar de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) en Siria el 24 de febrero de 2018 [DELIL SOULEIMAN/AFP/Getty Images].

Estados Unidos ha eximido de amplias sanciones a los territorios de Siria gestionados por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), en una decisión que la vecina Turquía ha condenado como un intento de "legitimar" al grupo.

La medida del Departamento del Tesoro de EE.UU. levantó numerosas prohibiciones de las zonas principalmente bajo el control de las YPG y su administración, lo que permitiría a las empresas participar en los ámbitos de la agricultura, las telecomunicaciones, la infraestructura de la red eléctrica, la construcción, la fabricación, el comercio, las finanzas y la energía limpia.

La decisión también permite algunas inversiones extranjeras en las zonas, que abarcan desde la gobernación de Alepo, en el noroeste, hasta la gobernación de Hassakeh, en el noreste.

La decisión fue anunciada el miércoles por la secretaria de Estado adjunta en funciones, Victoria Nuland, en una reunión de la coalición mundial contra el Daesh celebrada en la ciudad marroquí de Marrakech. "Estados Unidos tiene la intención de emitir en los próximos días una licencia general para facilitar la actividad de inversión económica privada en las zonas no controladas por el régimen y liberadas del ISIS [Daesh] en Siria".

Ahora también se puede comprar petróleo de esas zonas exentas, con la condición de que no beneficie al régimen sirio de Bashar al-Assad. Los negocios con el régimen de Assad siguen en general cubiertos por las sanciones y están oficialmente prohibidos, al igual que la importación de petróleo sirio a Estados Unidos.

Aunque la declaración de Nuland y la resolución del Tesoro no nombran específicamente a las YPG como objetivo de su alivio de las sanciones, muchos analistas creen que está dirigido principalmente a ayudar a la milicia, ya que le beneficiará más al eximir las áreas en gran parte bajo su control en el norte y el este de Siria.

LEER: Turquía convoca a un diplomático francés tras el ataque al Consulado General de París

Sin embargo, Turquía ha condenado la medida, y el presidente Recep Tayyip Erdogan dijo a los periodistas en Estambul que el "YPG es una organización terrorista. El YPG es lo que es el PKK [grupo terrorista oficialmente designado como Partido de los Trabajadores del Kurdistán]. Por lo tanto, no es posible que aceptemos este error de Estados Unidos".

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, se hizo eco de estos comentarios, subrayando -en una conferencia de prensa conjunta con el máximo diplomático de la República Democrática del Congo, Christophe Lutundula Apala, en Estambul- que la medida es "un enfoque selectivo y discriminatorio, y han aportado flexibilidad en estas sanciones de la Ley del César para determinadas regiones".

"No quieren ampliar esto a las regiones controladas por el régimen, sino que discriminan las regiones que el régimen no controla en este momento", dijo. "Especialmente en los lugares donde el PKK/YPG es dominante, lo extienden. Por ejemplo, cubre la región que limpiamos del terrorismo de Daesh, pero no la región como Afrin, que limpiamos del PKK."

Cavusoglu cuestionó además por qué no se incluyó en las exenciones la provincia noroccidental de Idlib, en manos de la oposición, y subrayó que es la zona a la que la comunidad internacional debería dar más apoyo. "Hay millones de desplazados. Estamos construyendo casas de bricolaje para los sirios de allí. Muchos se han instalado en sus casas. Esto continúa, y se construirán 100.000 casas de briquetas. La comunidad internacional tiene que apoyar esto".

En los últimos cinco años, Estados Unidos ha apoyado, respaldado y armado al YPG y a su grupo paraguas kurdo asociado, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Este apoyo ha enfadado durante mucho tiempo a Turquía, que ha acusado a Washington y a las naciones europeas de apoyar esencialmente el terrorismo y de amenazar la seguridad nacional turca. Sin embargo, los socios occidentales del YPG insisten en que solo lo apoyan para ayudar a enfrentar y derrotar a Daesh.

Categorías
NoticiasSiriaSmall SlidesTurquíaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines