Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel es incapaz de utilizar la mentira para ocultar su último crimen contra los palestinos

Periodistas iraquíes sostienen las fotos de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh después de que fuera asesinada mientras cubría una incursión israelí en Cisjordania el 11 de mayo de 2022, durante una protesta frente a la oficina de Al Jazeera en Bagdad, Irak. [Murtadha Al-Sudani - Agencia Anadolu]

El asesinato por parte de Israel de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh, ciudadana palestina-estadounidense, ha llegado a los titulares de la mayoría de los medios de comunicación internacionales. Shireen fue asesinada mientras cubría la invasión israelí de la ciudad palestina ocupada de Yenín, sacando a la luz la brutalidad de la ocupación israelí y provocando una importante crisis internacional para Israel.

Desde el principio, la ocupación israelí trató de adoptar una narrativa falsa sobre el incidente, pero no consiguió encubrir la verdad y blanquear su crimen.

Naftali Bennett, primer ministro israelí, publicó un vídeo en Twitter de combatientes palestinos disparando a un soldado israelí, afirmando que sus balas alcanzaron a Shireen, pero inmediatamente activistas y grupos de derechos, incluido el israelí B'Tselem, refutaron su tuit y demostraron que Shireen no fue disparada por los combatientes palestinos que aparecían en el vídeo.

LEER: Israel debe rendir cuentas por el asesinato de Shireen

"Esta mañana, el investigador de campo de B'Tselem en Yenín ha documentado los lugares exactos en los que disparó el pistolero palestino que aparece en un vídeo distribuido por el ejército israelí, así como el lugar exacto en el que fue asesinada la periodista Shireen Abu Akleh", tuiteó el grupo de derechos.

Muchos otros funcionarios israelíes también han participado en la batalla de la defensa del Estado de ocupación y su narrativa, pero hasta ahora todos han fracasado.

Podría ser la primera vez que Israel se enfrenta a un dilema de este tipo que desencadena la indignación y la condena internacional oficial y popular. Casi todos los organismos internacionales oficiales y las grandes potencias han pedido a Israel que investigue el atentado contra Shireen . Lo sé, no son serios, sino que intentan apaciguar la ira de la gente. Si fueran serios, habrían obligado a Israel a investigar los asesinatos anteriores. Según el Sindicato de Periodistas Palestinos, Shireen es el 55º periodista palestino asesinado por Israel.

Todo ello empujó a Israel a apelar a terceros para absorber la indignación internacional y cerrar esta página con el menor daño posible. El periodista israelí Amos Harel escribió en Haaretz: "El miércoles por la noche se produjeron febriles rondas de comunicación entre Israel y la Autoridad Palestina sobre si la bala extraída del cuerpo de Abu Akleh sería entregada para su examen en Israel".

LEER: La maldición de la octava década y el fin de Israel

Jonathan Lis, periodista israelí, escribió en Haaretz que Israel había pedido a Qatar que frenara la cobertura de Al Jazeera sobre la muerte de Shireen y que dejara de criticar a Israel. "Israel ha mantenido diversos vínculos, aunque clandestinos, con Qatar, y ha pedido al país que frene las encendidas críticas de Al Jazeera a Israel tras la muerte de la reportera Shireen Abu Akleh", escribió Lis.

Qatar recibió el miércoles las primeras conclusiones de la investigación, incluida la evaluación israelí de que Abu Akleh no fue alcanzada por el fuego de las fuerzas de ocupación israelíes, sino por combatientes palestinos, escribió Lis, que afirmó que el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, anunció que Israel también enviará las conclusiones a la Autoridad Palestina y a Estados Unidos.

El Estado de ocupación ha hecho hasta ahora grandes esfuerzos para exculparse de la matanza, pero ha fracasado. El corresponsal de Defensa y Militar de Walla News israelí, Amir Bohbot, declaró que sigue existiendo "una brecha significativa entre el esfuerzo informativo israelí y el esfuerzo en el ámbito internacional". Afirmó que la afirmación israelí de que está investigando el incidente "está a punto de terminar".

El periodista David Horovitz escribió en el Times of Israel sobre la preocupación del ministro de Asuntos Exteriores israelí y primer ministro suplente, Yair Lapid, por el daño diplomático que el asesinato de Shireen podría causar a Israel. Horovitz informó que Lapid dijo: "El asesinato de Shireen abu Akleh amenaza con causar un daño sustancial a Israel: diplomáticamente, en el tribunal de la opinión pública internacional y como impulsor de más terrorismo".

Como parte de los esfuerzos israelíes para difundir su falsa narrativa, el portavoz de las fuerzas de ocupación israelíes, informó Horovitz, describió a Shireen y a otros periodistas como terroristas que portaban sus propias armas -cámaras para ayudar a difundir la cobertura pro-Palestina. El portavoz dijo que "están filmando y trabajando para un medio de comunicación en medio de palestinos armados y están armados con cámaras".

LEER: América Latina condena el asesinato de Shireen Abu Akleh

Bennett trató de afirmar desesperadamente que Israel "se está acostumbrando a que el mundo adopte las historias de los palestinos como verdad absoluta", por lo que formó una Dirección de Diplomacia Pública "que no deja el escenario mediático a las invenciones y mentiras de nuestros enemigos". Dijo que este organismo está trabajando para orquestar "un mejor mensaje durante esta crisis de relaciones públicas".

Todas las instituciones oficiales y no oficiales israelíes están implicadas en esta batalla porque saben que el mundo entero está mirando. Horovitz dijo que la narrativa israelí, que Shireen podría haber sido disparada por palestinos, fue inicialmente aceptada en Occidente, pero luego rechazada. El Times of Israel informó de que un funcionario de la policía israelí dijo a la emisora pública Kan que "el mundo entero nos está mirando".

El ex portavoz del ejército de ocupación israelí, Ofir Sofer, reiteró que Israel está inmerso en una batalla de relaciones públicas. "Como antiguo portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, supongo (y espero) que entiende muy bien la importancia de las relaciones públicas del Estado de Israel en el mundo", dijo a los medios de comunicación israelíes.

Algunos israelíes creen que necesitan justificar ante el mundo la agresión israelí a los palestinos, y que cubrir estas agresiones es peligroso para los periodistas. Creen que esto podría ayudar a apoyar la narrativa israelí.

"Israel necesita asegurarse de que haya representantes que hablen en la televisión y en otros medios visuales sobre la necesidad de las operaciones de las FDI y el peligro que corren los periodistas en las zonas de combate", declaró el ex portavoz del ejército israelí, Peter Lerner, al Jerusalem Post.

Israel se creó sobre una mentira y ha estado difundiendo mentiras para justificar su existencia y para justificar sus continuas matanzas de palestinos, desplazándolos, robando sus tierras y propiedades y demoliendo sus hogares. El mundo y los medios de comunicación internacionales han sido cómplices de ello. A veces, cuando Israel no logra ocultar sus crímenes, deja de producir y promover sus falsas narrativas.

En el caso de Shireen, no es Al Jazeera quien crea noticias sobre ella, sino el brutal crimen israelí que acabó con su vida. Fue atacada mientras llevaba un chaleco antibalas que mostraba claramente la palabra "Prensa" y un casco, mientras se encontraba en una zona abierta rodeada únicamente de periodistas. Hay imágenes de vídeo y relatos de testigos presenciales de los acontecimientos del día.

"Con todo el respeto que nos merecen, digamos que la credibilidad de Israel no es muy alta en estos casos", declaró el ministro israelí de la Diáspora, Nachman Shai, a la radio israelí 103FM. "Esto lo sabemos. Se basa en el pasado", añadió.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines