Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel teme que los sucesos de Al-Aqsa afecten a los acuerdos de normalización

Fuerzas de seguridad israelíes se despliegan en el interior del complejo de la mezquita de Al-Aqsa el 22 de abril de 2022 [AHMAD GHARABLI/AFP via Getty Images].

Después de que las fuerzas de ocupación israelíes volvieran a asaltar la mezquita de Al-Aqsa durante el Ramadán, varios Estados árabes e islámicos condenaron sus acciones. Esto enfureció a Israel, ya que teme el efecto que esto tendrá en los acuerdos de normalización que firmó con varios estados musulmanes en 2020, y el resultado de los esfuerzos para firmar acuerdos similares en los próximos meses.

La importancia del expediente palestino en las agendas de los gobiernos musulmanes se ha visto diezmada, pero el reciente ataque a Al-Aqsa demostró que el asalto de los colonos al tercer lugar más sagrado del Islam puede reavivar la atención mundial y poner las acciones de Israel en el punto de mira. Esto puede, a su vez, perjudicar los intentos de la ocupación de establecer nuevos vínculos con los gobiernos que no la reconocen.

Pero de las naciones musulmanas que sí condenaron a Israel, sus palabras fueron moderadas en comparación con sus declaraciones anteriores tras tales acontecimientos.

Israel sabe que estos Estados están presionados para condenar sus acciones, por lo que al principio guardan silencio y luego emiten declaraciones débiles. El ataque a Al-Aqsa fue la primera prueba de la fuerza de los acuerdos de normalización. Demostró que estos países ahora buscan resolver sus diferencias con la ocupación en privado, a través de canales diplomáticos.

LEER: La AP, comprometida, pide protección internacional

A pesar de la relativa calma que se ha vivido en los territorios palestinos ocupados en los últimos días, tras una semana de tensiones en Al-Aqsa, los responsables políticos y de seguridad de Israel siguen preocupados porque estos acontecimientos han marcado un cambio en el statu quo, dada la creciente influencia de la resistencia palestina y los débiles lazos israelíes con la Autoridad Palestina.

Este temor israelí a que cualquier acontecimiento en Al-Aqsa se convierta en un punto de partida inevitable para los enfrentamientos confirma que tales acontecimientos pueden devolver el conflicto a sus orígenes religiosos y a sus raíces históricas y es capaz de dilapidar las posibilidades de éxito de los acuerdos de normalización.

Los funcionarios israelíes han observado cómo los medios de comunicación social incitan a la gente a comprometerse con la ocupación, utilizando el lema "Al-Aqsa está en peligro", contribuyendo así a la escalada de la situación en Jerusalén, Cisjordania y Gaza, además de provocar una ruptura entre Israel y los países que han establecido vínculos con él.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines