Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Teherán y Riad dan un nuevo paso para enterrar el hacha de guerra y restablecer los vínculos

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, el 25 de abril de 2022 [ATTA KENARE/AFP via Getty Images].

Tras una pausa de seis semanas, los rivales regionales, Irán y Arabia Saudí, celebraron el fin de semana una quinta ronda de conversaciones para rebajar la tensión, que Teherán calificó de "positiva" y "progresiva", informa Anadolu News Agency.

En la última ronda de conversaciones de paz, auspiciada por el gobierno iraquí, participaron altos funcionarios del máximo organismo de seguridad de Irán y del servicio de inteligencia de Arabia Saudí, según fuentes oficiales.

Al confirmar la reanudación de las conversaciones, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh, dijo que se esperaban "rápidos progresos" si las negociaciones pasaban a un nivel político superior.

El ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Fuad Hussein, que actuó como anfitrión, dijo que las dos partes habían alcanzado un memorando de entendimiento de 10 puntos en la última ronda. Dijo que las conversaciones entre ambas partes giraban en torno a cuestiones de seguridad y a la prolongada guerra en Yemen.

 

Teherán y Riad están enfrentados en Yemen, donde la guerra de siete años entre la coalición liderada por Arabia Saudí y los rebeldes Houthi ha generado la peor crisis humanitaria.

A principios de este mes, una tregua nacional hizo que los bandos enfrentados detuvieran sus operaciones militares ofensivas, incluidos los ataques transfronterizos.

Fuentes de Teherán dijeron a la Agencia Anadolu que ambas partes subrayaron la necesidad de prolongar la tregua de dos meses mediada por la ONU en Yemen y acordaron celebrar la siguiente ronda de conversaciones a nivel diplomático, potencialmente entre los ministros de Asuntos Exteriores de los dos países.

La semana pasada, Nour News, cercano al Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán (SNSC), insinuó en un informe la probabilidad de que los altos diplomáticos de Irán y Arabia Saudí se reunieran en un "futuro próximo".

Dijo que la última ronda de conversaciones ha "aumentado las esperanzas" para que los dos países "den un paso" hacia la restauración de los lazos diplomáticos, que se rompieron en 2016.

Guerra en Yemen

En declaraciones a Anadolu News Agency, el alto legislador iraní, Abolfazl Amouei, dijo que en la quinta ronda de conversaciones entre Irán y Arabia Saudí surgieron varios temas de discusión, y Teherán enfatizó que el enfoque debe ser principalmente en las relaciones bilaterales entre los dos países.

"En última instancia, puede allanar el camino para el restablecimiento de las relaciones bilaterales y la reapertura de las embajadas de los dos países", dijo Amouei, ex portavoz de la comisión de seguridad nacional y política exterior del Parlamento.

LEER: La Gran Hambruna se acerca, y el mundo debe prepararse para ella

Irán ha "insistido durante mucho tiempo" en abordar las cuestiones bilaterales a través de "la diplomacia y el diálogo", añadió.

Amouei dijo que las demandas de Irán desde el comienzo de la guerra de Yemen han sido un "alto el fuego, el fin de los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí y el levantamiento del asedio".

Añadió que Teherán acoge con satisfacción la última tregua en Yemen y considera que la resolución de la crisis de Yemen es clave para la estabilidad regional.

Obstáculos en las conversaciones

Las conversaciones de alto nivel entre los dos vecinos distanciados, en curso desde el pasado mes de abril, fueron suspendidas por Teherán el 13 de marzo, sin especificar ningún motivo.

Se produjo un día después de que Riad dijera que había ejecutado a 81 hombres, condenados por "múltiples crímenes atroces", lo que suscitó duras condenas por parte de distintos gobiernos, incluido el de Irán.

Irán afirmó que las ejecuciones -las mayores de la historia reciente del Reino- violaban "los derechos y principios humanos básicos y el derecho internacional", lo que avivó las tensiones.

La ruptura de los lazos diplomáticos entre ambos países en 2016 fue provocada por la ejecución de un destacado clérigo chiíta en Arabia Saudí, el jeque Nimr Al-Nimr, lo que provocó que manifestantes furiosos en las ciudades iraníes de Teherán y Mashhad asaltaran las misiones diplomáticas saudíes.

La suspensión de las conversaciones para enmendar la plana el mes pasado se produjo un día después de que el primer ministro iraquí, Mustafa Al-Kadhimi, dijera en un foro diplomático celebrado en la ciudad turca de Antalya que Bagdad estaba dispuesta a acoger una quinta ronda de conversaciones entre Teherán y Riad.

Por otra parte, las tensiones entre Teherán y Bagdad tras el ataque con misiles del 13 de marzo por parte de la IRGC iraní a una supuesta instalación israelí en la ciudad iraquí de Erbil podrían haber contribuido también al breve estancamiento, ya que coincidió con ejecuciones en Arabia Saudí y la suspensión de las conversaciones por parte de Irán.

En las anteriores rondas de conversaciones, ambas partes habían conseguido reducir significativamente sus diferencias para restablecer los lazos diplomáticos.

 

Maniobra táctica

Hassan Hanizadeh, comentarista de asuntos de Asia Occidental, dijo que las conversaciones son "complejas", ya que las diferencias están "profundamente arraigadas".

No obstante, añadió que en la cuarta y quinta rondas de conversaciones se han producido "verdaderos avances", lo que allana el camino para una posible reunión entre los ministros de Asuntos Exteriores iraní y saudí y el intercambio de embajadores.

Hanizadeh cree que la voluntad de Riad de llegar a un compromiso con Teherán podría ser una "maniobra táctica" relacionada con los "crecientes desafíos" a los que se enfrenta en la región y fuera de ella.

"Arabia Saudí está molesta porque Estados Unidos se ha distanciado abiertamente del príncipe heredero, Mohammad bin Salman, bajo la administración de Joe Biden", dijo a la Agencia Anadolu, aparentemente refiriéndose a los informes de que Riad rechazó la petición de Washington de aumentar su producción de petróleo a raíz de la guerra de Ucrania.

Hanizadeh dijo que Riad "podría cambiar de táctica con respecto a Irán" si un presidente republicano sustituye a Biden en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2024.

"Dicho esto, la pelota está ahora en el tejado de Arabia Saudí y debe tomar medidas prácticas para demostrar que está realmente dispuesta a resolver las diferencias (con Irán) de una vez por todas", añadió.

Una política saudí realista

Antes de que las conversaciones de paz se paralizaran bruscamente el mes pasado, se especulaba con que las dos partes se estaban moviendo para reabrir embajadas y trabajar en las modalidades para enviar a los iraníes a Arabia Saudí para la peregrinación del Hajj y la Umrah.

Jalil Rahimi Jahanabadi, un alto legislador iraní, dijo en enero que se estaban realizando preparativos para reabrir las embajadas. Sus declaraciones se produjeron después de que el ministro de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, expresara la disposición de Teherán a continuar las conversaciones con Riad e informara de que se había enviado un "conjunto de propuestas prácticas" a la otra parte.

 

El 17 de enero, Teherán anunció que tres diplomáticos habían partido hacia Yeddah para asumir el cargo de representantes oficiales en la Organización de Cooperación Islámica (OCI) tras un paréntesis de seis años.

Según fuentes oficiales, las dos partes han continuado esta semana las conversaciones sobre la reapertura de las misiones diplomáticas y han acordado facilitar la peregrinación de 40.000 iraníes durante la próxima temporada del Hajj.

Amouei dijo que las negociaciones en curso no se centran en viejas diferencias entre Irán y Arabia Saudí sobre sus políticas regionales.

"Irán se opone al enfoque de Arabia Saudí hacia países como Yemen, Líbano o Palestina y los funcionarios saudíes lo saben", señaló. "Pero esto no es un obstáculo para que las dos partes tengan buenas relaciones como vecinos musulmanes".

El alto legislador dijo además que no cree que la voluntad de Arabia Saudí de mantener conversaciones con Teherán tenga nada que ver con las especulaciones de que Estados Unidos, bajo el mandato de Biden, se ha distanciado del reino rico en petróleo.

LEER: Funcionarios y legisladores de Yemen regresan a Adén tras las negociaciones con Arabia Saudí

La política exterior de Arabia Saudí, subrayó Amouei, se ha vuelto "más realista".

"A diferencia de las especulaciones de los medios de comunicación, las relaciones de Arabia Saudí con Estados Unidos siguen siendo fuertes. Pero Riad es ahora más realista con respecto a la región y sus vecinos", señaló.

"Ahora están más convencidos de que deben convivir con Irán como su vecino y desempeñar un papel en los asuntos regionales".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Arabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónIránOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines