Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un ex-detenido de Guantánamo demanda a Canadá por 14 años de prisión y torturas

El ex preso de Guantánamo Mohamedou Ould Slahi en Nuakchot el 22 de octubre de 2016 [STRINGER/AFP/Getty Images].

Un antiguo detenido de Guantánamo ha emprendido acciones legales contra el gobierno canadiense por su supuesto papel en la serie de acontecimientos que condujeron a sus 14 años de prisión, durante los cuales fue torturado.

Mohamedou Ould Slahi, mauritano que vivió en Montreal durante menos de dos meses, presentó una demanda de 35 millones de dólares en la que alega que la información errónea proporcionada por las autoridades canadienses contribuyó a su detención en la prisión militar de alta mar de Estados Unidos, donde, según afirma, sufrió fuertes palizas, privación del sueño y agresiones sexuales.

Una declaración presentada en nombre de Slahi, de 51 años, en el Tribunal Federal de Canadá el viernes, sostiene que las autoridades canadienses tomaron medidas que "causaron, contribuyeron y prolongaron su detención, tortura, asalto y agresión sexual en la Bahía de Guantánamo".

"Las autoridades canadienses sacaron de contexto las declaraciones realizadas por Slahi, y luego las presentaron a las autoridades estadounidenses como prueba definitiva de que había actuado mal, a pesar de que sabían (o de su indiferencia imprudente o de su ceguera deliberada) que Slahi corría el riesgo de ser maltratado como consecuencia de ello", afirma la presentación judicial.

Construida en una pequeña zona de Cuba que Estados Unidos tiene arrendada como base naval desde 1903, el emplazamiento de la prisión fue elegido deliberadamente por estar fuera del territorio estadounidense y, por tanto, no estar sujeto a las leyes de Estados Unidos. Establecida para retener a los sospechosos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, la prisión en alta mar llegó a simbolizar los excesos de la "guerra contra el terrorismo" de Estados Unidos debido a los duros métodos de interrogatorio que, según los críticos, equivalían a la tortura.

"Los canadienses tienen que entender que esta es una historia canadiense", dijo Slahi a The Canadian Press. "Sin Canadá nunca me habrían secuestrado. Sin Canadá nunca me habrían torturado".

LEER: La carrera armamentística entre Marruecos y Argelia se intensifica a medida que se tensan sus relaciones

"La detención y los malos tratos de Slahi se prolongaron porque la recepción y el uso de confesiones forzadas por parte de las autoridades canadienses validaron la continuación de la tortura y la detención", dijeron sus abogados en la denuncia.

Liberado de Guantánamo en 2016, Slahi trabaja actualmente como guionista en un teatro holandés, el Noord Nederlands Toneel, tras trasladarse allí desde su tierra natal en África Occidental en diciembre.

La película de Hollywood "El mauritano", rodada el año pasado, está basada en uno de sus libros que escribió durante su estancia en Guantánamo, y que ha sido nominada a cinco Baftas.

El director, Kevin Macdonald, cuenta la historia de la detención de Slahi a la salida de su casa familiar en Mauritania en noviembre de 2002, su encarcelamiento en Guantánamo sin juicio, y el tenaz trabajo de su abogado defensor.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, insistió durante su vicepresidencia con Barack Obama, y durante la carrera presidencial de 2020, en que Guantánamo debía cerrarse. Sin embargo, desde que asumió el cargo, Biden sólo ha liberado a un detenido de Guantánamo.

Con esa liberación, el número de detenidos en Guantánamo se redujo a 39, pero sigue habiendo dudas sobre la capacidad de Biden para cerrar la tristemente célebre prisión.

Categorías
CanadáMauritaniaNoticiasSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines