Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Para los musulmanes franceses, la elección entre Macron y Le Pen es el menor de sus males

Elecciones francesas 2022

Este domingo, Francia se enfrentó a una prueba incierta cuando los votantes se dirigieron a las urnas para elegir al próximo presidente de la república en la segunda y última ronda, informa la Agencia de Noticias Anadolu. Elegir entre los candidatos finales es desoladoramente sombrío para muchos pero, para los musulmanes franceses en particular, emitir su voto por el presidente Emmanuel Macron o por la candidata de extrema derecha Marine Le Pen es como decidir entre la opción menos mala y la peor.Los 6 millones de musulmanes que se calcula que hay en el país se han convertido en un tema central de debate en estas elecciones, y ambos candidatos han utilizado la religión para ganar puntos políticos en sus campañas.

Le Pen, del Partido de la Agrupación Nacional, conocida por avivar la islamofobia, ha propuesto la prohibición del "velo", término peyorativo utilizado para el pañuelo o el hiyab, en los espacios públicos para denotar que es una prenda de vestir represiva impuesta a las mujeres por los islamistas. También se comprometió a prohibir el sacrificio ritual de animales, práctica denominada halal por los musulmanes y kosher por los judíos.

Naima, una estudiante universitaria de París que lleva un hiyab y sólo dio su nombre de pila, reveló que votó por el candidato de izquierdas Jean-Luc Melenchon en la primera vuelta para impedir que Le Pen pasara a la segunda. Pero el inevitable resultado que clasificó a Macron y Le Pen para la ronda final la ha dejado con un sentimiento de rabia y rechazo."Si se aplica la prohibición, no podré salir de mi casa ni pagar las sucesivas multas... La única opción que se me ocurre hoy es abandonar Francia, el país donde nací", ha dicho. A regañadientes, ha renunciado a votar a Macron en la segunda vuelta, ya que "es el menor de los resultados" para los musulmanes y los grupos marginados desfavorecidos."La vida será, sin duda, peor bajo un gobierno de Le Pen, pero Macron no promete nada bueno para los musulmanes franceses, si es reelegido", dijo, y añadió que bajo el gobierno de Macron, los musulmanes han sido testigos de un aumento descarado de la islamofobia en la opinión pública, los medios de comunicación y dentro del gobierno."Así que no podemos preguntar realmente bajo qué gobierno la vida de los musulmanes franceses será mejor, sino bajo qué gobierno será menos peor".

Aunque Macron se ha opuesto frontalmente a la prohibición del pañuelo y la ha considerado inconstitucional, el deslizamiento ideológico de su gobierno hacia la extrema derecha al señalar a los musulmanes ha dejado a los votantes de la minoría con una sensación de traición."Durante estos cinco años, a través de sus discursos y su estrategia política hacia los musulmanes, Macron no ha hecho más que aumentar y legitimar una islamofobia ya exacerbada, en lugar de combatirla con la misma firmeza que el antisemitismo", ha declarado Taous Hammouti, miembro de la asociación Alianza Ciudadana.

LEER: Mientras Francia vota al presidente, su legado argelino acecha por detrás

Acusa a Macron de ser un hipócrita por alimentar la desconfianza hacia el islam y los musulmanes cuando estaba en el poder, y ahora intenta eximirse de las críticas complaciendo al electorado musulmán."Realmente no podemos elegir entre la peste y el cólera", dijo Taous, comparando a los dos candidatos. "Yo iría a votar a Macron pero en contra de mi corazón".En el cargado ambiente político tras varios atentados terroristas y la decapitación de un profesor de escuela, Samuel Paty, en 2020, Macron prometió defender los valores laicos del país haciendo frente al "separatismo islamista", que según él se refleja en "la formación de una contra-sociedad" y "el desarrollo de la comunidad separada".

Sus declaraciones impulsaron la creación de una legislación contra el separatismo que busca que los musulmanes franceses proclamen su lealtad y demuestren que el Islam no es incompatible con los valores fundamentales de la República.En virtud de esta ley, el Ministerio del Interior realizó 24.887 controles estructurales que han llevado al cierre de 718 organizaciones, establecimientos de propiedad musulmana, mezquitas y escuelas, tiendas y negocios musulmanes, y a la confiscación de 46 millones de euros (49,8 millones de dólares) en activos.

La ONG británica CAGE calificó la represión de persecución y calificó la presidencia de Macron como la "más opresiva para los musulmanes franceses en la historia reciente."Para Hanane Loukili, directora del colegio privado Meo High School de París que fue cerrado en el marco de la represión por permitir a las estudiantes musulmanas llevar el pañuelo, la ley es "estigmatizante, represiva y liberticida" hacia las instituciones musulmanas independientes y los ciudadanos franceses de confesión musulmana."Macron no lucha de ninguna manera contra la radicalización. Sólo busca seducir al electorado fascista apuntando aleatoriamente a las instituciones con musulmanes 'visibles'", añadió. Una ley de 2004 prohíbe los pañuelos y la exhibición de otros símbolos religiosos en las escuelas públicas, pero los institutos educativos privados y las universidades no entran en su ámbito de aplicación. Sin embargo, su escuela fue objeto de acusaciones de practicar el "separatismo".

Loukili piensa dejar la papeleta en blanco o abstenerse, en lugar de votar a Macron o a Le Pen ya que, dice, "son los mismos dos perfiles que desprecian al pueblo francés."Cuando ambos candidatos eran finalistas en 2017, la opción de votar a Macron, un joven banquero sin experiencia política, frente a Le Pen era menos arriesgada para los franceses y los musulmanes franceses.

Pero muchos musulmanes se debaten ahora entre mantener el statu quo eligiendo a Macron y repitiendo la islamofobia por debajo del radar que impera en la política dominante, en lugar de cambiarlo a peor eligiendo a Le Pen, cuya plataforma antimusulmana es más pronunciada. Las asociaciones islámicas parecen haber tomado la decisión de derrotar a la extrema derecha y están reuniendo al electorado musulmán formal e informalmente y votando por Macron.

Después de que Le Pen se clasificara para la segunda vuelta con el 23,1% de los votos, por detrás del 27,8% de Macron, los "Musulmanes de Francia", uno de los mayores colectivos sin ánimo de lucro, publicaron un comunicado en el que apelaban a los ciudadanos de confesión musulmana a votar contra Le Pen."Hay un peligro inminente de ver a este partido político al frente del ejecutivo de nuestro país", decía, en referencia a la Agrupación Nacional.

En la penúltima semana antes de los comicios del 24 de abril, Chems-eddine Hafiz, el rector de la Gran Mezquita de París, que ha denunciado con frecuencia la búsqueda de chivos expiatorios para los musulmanes franceses tras los atentados terroristas, organizó un iftar, o comida de ruptura del ayuno durante el mes sagrado musulmán del Ramadán, en "apoyo a la reelección de Emmanuel Macron. "Los votantes musulmanes dicen estar cansados de que con frecuencia se les convierta en chivo expiatorio y se les presente como radicalizados, violentos y reprimidos. Sienten que los candidatos en las elecciones presidenciales de alto nivel deben centrarse con urgencia en cuestiones intrínsecas en torno a la economía, el medio ambiente, el cambio climático, las desigualdades sociales, las corporaciones que evaden impuestos y los políticos que eluden la justicia, en lugar de invocar discusiones sobre la laicidad (la forma distintiva francesa del laicismo), la religión y lo que las mujeres deben poder vestir.

Naima, la estudiante que lleva el hiyab, cree que los gobiernos no deben ocuparse de la religión, como establece la ley de laicismo de 1905 sobre la separación de las iglesias. Esta ley ha sido utilizada con frecuencia como arma contra la comunidad musulmana por los partidos de extrema derecha y los sucesivos gobiernos. Ella sostiene que si la ley se aplicara en espíritu, la sociedad francesa sería más armoniosa.

"Si así fuera, no tendríamos que enfrentarnos a la elección entre la extrema derecha y ... la extrema derecha", dijo.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaFranciaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines