Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los sirios podrán ser encarcelados hasta 15 años por pequeñas críticas al régimen, según la nueva ley de ciberdelincuencia

Manifestantes en Londres, Reino Unido, piden la liberación de mujeres y niños retenidos por el régimen sirio el 8 de marzo de 2019 [Hasan Esen - Agencia Anadolu].

La actualización de la legislación siria podría hacer que los sirios sean encarcelados hasta 15 años por pequeñas críticas al régimen de Bashar al-Assad, en lo que constituye la última forma de censura aplicada en todo el país.

Según la Agencia de Noticias Árabe Siria (SANA), Damasco promulgó esta semana la Ley nº 20 de 2022, que "reorganiza" la actual ley de ciberdelincuencia promulgada en 2012. "De acuerdo con la ley, las penas y castigos sobre el ciberdelito oscilan entre penas de prisión de hasta 15 años y sanciones de hasta 15 millones de SYP (12.000 dólares)", anunció el periódico.

Cualquiera que sea declarado culpable de pedir cambios en el gobierno o en la constitución -lo que ya es un delito- será penalizado aún más en virtud de la ley, que facilitará a los servicios de seguridad sirios vigilar, controlar y detener entre siete y quince años a quienes expresen opiniones negativas sobre el régimen de Assad en Internet.

Además, quienes sean declarados culpables de publicar "noticias falsas" que "socaven el prestigio del Estado" o "perjudiquen la unidad nacional" serán condenados a penas de entre tres y cinco años de prisión.

LEER: Continúan las protestas en Suecia por la quema del Corán

Las modificaciones de la ley vigente se producen después de que el régimen anunciara recientemente que toda persona declarada culpable de difundir "desinformación" recibiría seis meses de prisión.

Los grupos de derechos humanos han criticado la actualización de la legislación de Damasco por considerar que no sólo facilita al régimen la represión de la más mínima forma de disidencia o libertad de expresión, sino que también le permitiría hacerlo mediante la práctica de las desapariciones forzadas.

Los servicios de seguridad del régimen ya han hecho desaparecer a cientos de miles de ciudadanos sirios en la última década, y a menudo no se les vuelve a ver, sino que se teme que sean ejecutados o torturados hasta la muerte.

Incluso si un sirio declarado culpable consigue evitar una pena de cárcel por una crítica menor, la enorme multa significaría que -dado que un trabajador del gobierno gana un salario medio mensual de 23 dólares- habría que trabajar durante más de 43 años para pagar esa multa.

Categorías
NoticiasSiriaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines