Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El futuro de las exportaciones de petróleo ruso a la India tras la invasión rusa de Ucrania

Vista de una gasolinera Shell en Moscú, Rusia, el 8 de marzo de 2022 [Pavel Pavlov/Anadolu Agency].

La invasión rusa de Ucrania y las posteriores sanciones contra la economía rusa han dificultado la exportación de energía por parte de Rusia. Tras el avance militar de Rusia sobre Ucrania, India fue una de las pocas grandes potencias que adoptó un enfoque neutral y se abstuvo de votar contra Rusia en el Consejo de Seguridad. A pesar de las presiones de Estados Unidos y del Frente Occidental, la postura prorrusa de India subraya la importancia de reexaminar la posición de Moscú en la política exterior india. Hay que tener en cuenta que India se abastece de cerca del dos por ciento de sus necesidades de petróleo a través de las importaciones. India es el tercer mayor consumidor de petróleo del mundo. Según la Agencia Internacional de la Energía, India será el mayor consumidor de energía a nivel mundial durante los próximos 20 años, lo que ha convertido a la energía en una de las principales prioridades de India a la hora de impulsar su política exterior. Cualquier interrupción del suministro energético del país tendrá un impacto negativo en la economía, el desarrollo y los programas de política interior y exterior de Delhi.

Las sanciones contra la invasión rusa de Ucrania proporcionaron una buena oportunidad para que los principales países consumidores de energía, como India, compraran petróleo ruso a un precio más bajo. Desde que Rusia empezó a invadir Ucrania, se ha producido un ligero aumento de las importaciones indias procedentes de Rusia. Según los observadores del sector, la India busca importar petróleo más barato de Rusia. Las importaciones de crudo de Rusia a la India no fueron muy frecuentes; a lo largo de 2021 se importaron 12 millones de barriles de petróleo. Desde principios de marzo, se han dispuesto cinco cargamentos de petróleo ruso, equivalentes a unos seis millones de barriles, para ser enviados a la India a principios de abril.

A pesar de la escasa participación de Rusia en la seguridad energética de India, el gobierno del presidente estadounidense Joe Biden ha pedido a India que reduzca sus compras de petróleo a Rusia. La Casa Blanca declaró el 4 de abril que la cantidad de petróleo importado de Rusia por India era sólo del uno al dos por ciento de sus importaciones totales: "Para que quede claro, la importación de energía rusa por parte de India sólo representa entre el uno y el dos por ciento de las importaciones totales de energía". El gobierno de EE.UU. insistió en que India trabajara con EE.UU. para disminuir las importaciones indias procedentes de Rusia. El año pasado, India importó principalmente aceites minerales, fertilizantes y diamantes en bruto de Rusia, por valor de 6.900 millones de dólares, mientras que India exportó principalmente productos farmacéuticos, té y café, por valor de 3.330 millones de dólares. La caída de los precios del petróleo ruso ha llevado a algunas refinerías indias a importar petróleo de Rusia en lugar de Arabia Saudí. India compró 14 millones de barriles, equivalentes a dos millones de toneladas de petróleo ruso, desde el 24 de febrero hasta principios de abril, cuando Rusia lanzó un ataque militar contra Ucrania, frente a los cerca de 16 millones de toneladas del año pasado. Aunque la compra de petróleo ruso es sólo una pequeña parte del total de las importaciones de petróleo de la India, es significativa para Rusia, que ha perdido los mercados europeos.

LEER:El pakistaní Imran Khan debería haber aprendido del trato de Erdogan con el ejército

En una reunión autorizada con el primer ministro indio, Narendra Modi, Biden destacó la necesidad de aumentar la cooperación militar entre ambos países. Pero la India no ha dicho que vaya a cambiar su posición sobre las importaciones de petróleo de Rusia. Por lo tanto, el intento de Washington de cambiar la posición de Nueva Delhi sobre la actual guerra de Rusia con Ucrania al más alto nivel ha sido hasta ahora infructuoso. La reunión entre Modi y Biden se produjo mientras los ministros indios de Asuntos Exteriores y de Defensa, Subramaniam Janishkar y Rajanat Singh, llegaban a Washington para reunirse con sus homólogos estadounidenses Antony Blinken y Lloyd Austin para asistir a un "diálogo ministerial 2 + 2". La reunión virtual coincide con el 75º aniversario de las relaciones diplomáticas entre ambos países y, según el Departamento de Estado estadounidense, su objetivo es "Reforzar la importancia de la cooperación estratégica integral y global entre Estados Unidos e India. El énfasis está en nuestro compromiso compartido con las aguas libres, abiertas y prósperas de los océanos Índico y Pacífico".

En septiembre del año pasado, India y Rusia hicieron un llamamiento para aumentar la cooperación energética. Las empresas de Rusia e India se han esforzado por ir más allá de sus inversiones de 32.000 millones de dólares en proyectos conjuntos, cooperando en el sector del petróleo y el gas. El ministro ruso de Energía, Nikolay Shulginov, declaró que casi todas las grandes empresas, como Rosneft, Gazprom Neft y Novatek, estaban tratando de desarrollar nuevos proyectos con empresas de petróleo y gas de la India.

LEER: No es de extrañar que Israel haya aumentado sus ventas de armas gracias a la guerra de Ucrania

El ministro de Defensa indio dijo que EE.UU. sabía que India y Rusia eran "aliados de la Commonwealth" y tenían relaciones "muy estables". En una entrevista exclusiva con Hindustan Times, el ministro de Defensa indio, Rajnat Singh, confirmó que India y Rusia eran "aliados de la Commonwealth", pero que esta relación no afectará negativamente a la cooperación de India con Estados Unidos. Por su parte, India intenta mantener un equilibrio en sus relaciones con Rusia y Estados Unidos, a pesar del descontento de ambos países. Por ejemplo, las compras indias de armas a los rusos en los últimos años se han realizado a pesar de la oposición de Washington, y EE.UU. se ha mostrado indignado por la relativa indiferencia de Moscú ante el uso de estas armas por parte de India.

India, que importa el 85% de sus necesidades de petróleo, compró 3,6 millones de toneladas de petróleo a Rusia, lo que corresponde al 2% de los 176 millones de toneladas importadas entre abril de 2021 y enero de 2022. India podría encontrar fácilmente una alternativa al petróleo ruso en su cesta energética, pero Nueva Delhi se muestra reticente debido al nuevo equilibrio de poder en la región. Habrá tensiones entre Nueva Delhi y Moscú. Rusia necesita vender petróleo y gas, y el aumento de las ventas de petróleo y gas a India incrementará el comercio. Es posible que Nueva Delhi quiera reducir gradualmente sus compras de petróleo a Rusia para mantener sus relaciones con Europa y Estados Unidos, pero antes de tomar esa decisión, comprará la mayor parte de su petróleo a Rusia. El petróleo ruso barato y la crisis energética son las mejores motivaciones de India para comprar petróleo ruso.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaEuropa y RusiaIndiaRegiónRusiaUcrania

El Dr. Umud Shokri es un alto asesor de política exterior y geopolítica energética con sede en Washington y autor de US Energy Diplomacy in the Caspian Sea Basin: Changing Trends Since 2001. Ha sido investigador visitante en el Centre for Energy Science and Policy (CESP), una iniciativa de la Schar School of Policy and Government de la Universidad George Mason, y es asesor de Gulf State Analytics (GSA), una consultora de riesgos geopolíticos con sede en Washington.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines