Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turistas reciben una ruda bienvenida por parte de la policía egipcia

Turistas extranjeros visitan las pirámides de Giza en las afueras de El Cairo, capital de Egipto, el 16 de junio de 2009 [Wissam Nassar].

La falsa preocupación por la seguridad del régimen del presidente Abdel-Fattah El-Sisi está haciendo que Egipto pierda su reputación turística como uno de los destinos turísticos culturales y de entretenimiento más importantes del mundo debido a sus efectos inigualables y excepcionales y a su carácter pintoresco.

La prueba más reciente fue lo ocurrido con Will Sonnebuchner, uno de los más famosos creadores de contenidos de comida callejera en YouTube y Facebook. A su llegada a Egipto, le confiscaron su equipo fotográfico para filmar una serie de episodios de comida callejera. Los servicios de seguridad le persiguieron durante toda su estancia en el país.

Will Sonnebuchner es un videoblogger con más de 8 millones de seguidores en YouTube y casi 2 millones en Facebook. Es uno de los creadores de contenidos de comida callejera más famosos.

Sonbuchner publicó el 5 de abril el primer vídeo de su viaje a Egipto, titulado ¡Egipto Food Tour! ¡El peor lugar para grabar en África! La introducción a su serie sobre la comida callejera en Egipto ha conseguido casi dos millones de visitas desde su publicación.

¡¡Sonbüchner publicó otro vídeo el 6 de abril, titulado NIGHTMARE Egypt Food Tour!! POLICE Shut Us Down!!, que tuvo más de 4,1 millones de visitas en menos de una semana.

LEER: Egipto entra en la pesadilla de la deuda externa de la mano de Sisi

El bloguero dijo que la policía le confiscó su equipo al llegar, por lo que utilizó su iPhone en su lugar. La policía le interrogó durante cuatro horas y se llevó sus cámaras. Los policías estaban preocupados por el motivo de su visita al país y por qué seguía haciendo fotos y vídeos.

Sonbuchner añadió que la policía le confiscó su walkie-talkie, con el que los fotógrafos suelen comunicarse con el personal. Dijo que las autoridades temían que se utilizara si "estalla una nueva revolución o se corta Internet en el país".

También indicó que se le impidió filmar y utilizar su equipo, a pesar de haber obtenido el permiso para filmar del Servicio de Información del Estado. Y publicó una foto de la autorización que recibió.

La experiencia de Sonbüchner con la policía egipcia no terminó ahí, ya que fue perseguido mientras utilizaba el teléfono para filmar su programa. Primero, la policía le paró para revisar los clips que había filmado. Luego le pidieron que borrara sus fotos, alegando que las imágenes "no eran bonitas y no estaban a la altura".

El videoblogger concluyó su intervención diciendo: "la gente en Egipto es muy amable y simpática, pero tengo que ser honesto en mi experiencia y en lo que sufren aquí los expertos en fotografía y los fotógrafos, que son tratados como delincuentes".

Los vídeos de Sunbüchner se hicieron virales. Por desgracia, muchos de los que tuvieron experiencias terribles al visitar Egipto compartieron sus experiencias en los comentarios del vídeo, lo que agravó el escándalo y empeoró aún más la reputación de Egipto.

El caso de Sunbüchner no fue el primero en que los servicios de seguridad empañaron la reputación turística de Egipto. Por el contrario, fue precedido por muchos incidentes, incluyendo, por ejemplo, lo ocurrido con el YouTuber estadounidense Alex Chacon, creador de contenidos de viajes y turismo.

En marzo de 2021, Chacon publicó en su canal de YouTube, con 350.000 suscriptores, su experiencia durante una visita a la zona de las pirámides arqueológicas de Guiza. Fue objeto de múltiples acosos por parte de hombres de seguridad vestidos de civil que se negaron a mostrar su identidad, lo que le asustó.

LEER: La inflación en Egipto aumenta hasta el 10,5% en marzo

En un vídeo que tuvo más de 400.000 visitas y una amplia cobertura mediática, Chacón dijo que los hombres de seguridad le interrogaron durante dos horas sobre su lugar de residencia y a dónde iba. "Me aterrorizaron, y no se me ocurrió nada que llamara a la sospecha", dijo.

Además, la preocupación por la seguridad del régimen hizo que se perdiera una oportunidad esencial para Egipto en relación con la industria cinematográfica internacional. Los servicios de seguridad tardaron en conceder a la última serie de "Marvel", Moon Knight, dirigida por el egipcio Mohamed Diab, los permisos necesarios para rodar la serie en Egipto, lo que provocó el traslado de los lugares de rodaje a Hungría.

Diab expresó su pesar por haber perdido esta oportunidad de Egipto, ya que el rodaje de la serie costó 3.000 millones de libras (163 millones de dólares estadounidenses), lo que equivale aproximadamente a la producción egipcia desde el inicio de la industria cinematográfica. Y lo que es más importante, la presencia de Egipto en una serie de Marvel puede aportar miles de millones de anuncios gratuitos y contribuir a un aumento del turismo.

Estas son las acciones de un régimen que afirma que busca mejorar las condiciones económicas del país. Sin embargo, sobre el terreno, son sus preocupaciones de seguridad las que lo dominan y gobiernan, no los intereses económicos del país. Como es lógico, Egipto pierde oportunidades y su reputación se ve afectada por estas acciones.

Categorías
EgiptoNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines