Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel: los policías investigados por violencia recibirán una "inyección de moral"

Agentes de policía tras un ataque armado en Tel Aviv el 7 de abril de 2022 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

Los agentes de policía israelíes investigados por conducta violenta van a recibir una "inyección de moral" con la adopción de una serie de controvertidas medidas destinadas a evitar que abandonen sus puestos de trabajo.

El número de agentes que abandonan el cuerpo de policía debido a su baja moral casi se ha duplicado en el último año.

Los agentes sospechosos de haber hecho un uso excesivo de la fuerza contra civiles ya no serán suspendidos y podrán esperar un ascenso incluso antes de que concluya la investigación sobre su conducta.

Sin embargo, las medidas no están exentas de críticas. Un alto funcionario de las fuerzas del orden del Ministerio de Justicia dijo que se envía un mensaje negativo a los agentes de que pueden seguir actuando de forma inadecuada. "Los ciudadanos podrían encontrarse con el agente al día siguiente en la calle como si no hubiera pasado nada", afirma el funcionario anónimo en Haaretz. Según el periódico israelí, la baja moral de la policía es un problema importante que el Estado de ocupación no ha podido resolver. En 2021, alrededor de 850 oficiales renunciaron, en comparación con 465 en 2020 y 582 en 2019.

Una encuesta realizada por el Comisionado de la Policía de Israel descubrió que una de las principales razones por las que los agentes se marchaban era la percepción de falta de apoyo a los investigados por el Ministerio de Justicia, junto con el agotamiento y la insatisfacción con los salarios. La encuesta reveló que muchos oficiales sienten que los oficiales bajo investigación son tratados como si ya hubieran sido declarados culpables, incluso antes de que se decida si se les acusa o no.

LEER: Eruditos musulmanes alertan sobre la prevista profanación israelí de la mezquita de Al-Aqsa

No se mencionan razones políticas para la baja moral, pero el aumento de agentes que abandonan el cuerpo en los últimos dos años coincide con el aumento de la violencia comunal y los disturbios, especialmente en los territorios ocupados, donde los colonos ilegales siguen aumentando la tensión con su continuo robo de tierras palestinas y los ataques a los palestinos y sus propiedades.

Además, los agentes de policía israelíes tienen la nada envidiable tarea de hacer cumplir las implacables políticas represivas de su gobierno. La semana pasada, por ejemplo, los funcionarios de seguridad advirtieron que el cierre total de la Cisjordania ocupada y la cancelación de la facilidad de movimiento para los palestinos durante el mes de Ramadán desencadenaría protestas.

El plan para mejorar la retención del personal y reducir el nivel de dimisiones hará que los agentes investigados por conducta violenta reciban beneficios de los que no disfrutan actualmente. El salario de un agente trasladado a un puesto de trabajo no se reducirá durante el primer medio año de una investigación. También pueden esperar obtener un ascenso a posteriori si pierden oportunidades de carrera mientras están siendo investigados. Además, las decisiones relativas al empleo de un agente investigado serán tomadas por un comandante de distrito, en lugar del departamento disciplinario de la policía, que suele adoptar un enfoque más estricto.

"Éramos demasiado estrictos con los agentes y eso provocaba desmotivación y una sensación de falta de apoyo", explica un alto cargo policial. "No puede ser que por cada denuncia o sospecha, un policía sufra como si ya hubiera sido condenado, cuando la mayoría de las investigaciones duran meses y a veces incluso años".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines