Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Kiev, Gaza y la resistencia legítima

La ucraniana Viktoria Saidam, acompañada de su marido palestino Ibrahim Saidam, muestran sus pasaportes en su casa familiar en el campo de refugiados de Bureij, en el centro de la Franja de Gaza, el 22 de marzo de 2022 [SAID KHATIB/AFP vía Getty Images].

Lo importante no es cómo morimos, sino cómo vivimos. Esta conocida máxima se encarna en los pueblos cuando persisten en la resistencia, sin ser conscientes de la magnitud de los sacrificios que hacen en el altar de su libertad. Las imágenes de resistencia más destacadas en ese sentido son sin duda las de la resistencia del pueblo palestino, especialmente en la Franja de Gaza. Las circunstancias son similares a las de otros lugares y épocas, y son una inspiración para todos los que se niegan a someterse a la tiranía.

La firmeza observada en Gaza se está reproduciendo en Kiev, a pesar de las diferentes dimensiones geopolíticas e ideológicas del conflicto. Cuando comenzó la invasión rusa de Ucrania en febrero, la mayoría de los analistas militares esperaban que fuera un ataque aplastante y decisivo, dada la fuerza comparativa de las fuerzas rusas y ucranianas. Seis semanas después, parece que el ataque ha perdido impulso y las fuerzas rusas se están retirando en algunos frentes ante la fuerte resistencia ucraniana.

La cobertura de la crisis de los refugiados en Ucrania es "racista": caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

A pesar del enorme poder destructivo de las armas utilizadas por los rusos, incluidos los misiles hipersónicos, que han convertido algunas ciudades ucranianas en montones de ruinas, la resistencia ha aguantado el asalto y el número de bajas entre las fuerzas rusas atacantes es impresionante. Las imágenes de los medios de comunicación muestran vehículos del ejército ruso quemados en las calles de Ucrania.

Los analistas militares hacen hincapié en la estrategia general rusa, que depende, entre otras cosas, de la fuerza y la intensidad del ataque, independientemente de las pérdidas que suponga. Este ha sido el camino adoptado por Moscú desde la Segunda Guerra Mundial, cuando el Ejército Rojo soviético lanzó un contraataque contra las fuerzas alemanas invasoras y esencialmente cambió el rumbo de la guerra.

La resistencia ucraniana ha roto el impulso de la invasión rusa, y el plan de ocupar Kiev ha sido abandonado por Moscú, según un portavoz del Pentágono. Las conversaciones entre ambos países han comenzado en Estambul y ya hay indicios de que se están produciendo algunos avances en la mesa de negociaciones.

OPINIÓN: ¿Durante cuánto tiempo podrá Arabia Saudí seguir siendo el signatario virtual de los Acuerdos de Abraham?

Al comparar la resistencia ucraniana con la resistencia en la Palestina ocupada, podemos ver que los grupos de resistencia palestinos pueden frenar e incluso romper el impulso de las ofensivas israelíes cada vez que se lanzan contra la población de Gaza. Las fuerzas armadas israelíes disponen de las armas y equipos más modernos y de las mejores capacidades tecnológicas del mundo, respaldadas por un sistema de inteligencia que no sólo es uno de los más potentes de la región, sino del mundo. Y, sin embargo, no han sido capaces de derrotar a los grupos de resistencia palestinos, que confían en su ingenio, flexibilidad y capacidad de maniobra para contrarrestar la potencia de fuego israelí.

En particular, los palestinos utilizan redes de túneles y misiles antitanque contra el ejército israelí, cuyo blindaje pesado no puede avanzar más que unos pocos metros en Gaza. Los grupos de resistencia del enclave también trasladan la guerra israelí a los pueblos y ciudades de Israel, afectando a todos los hogares y personas mediante el uso por parte de los palestinos de sus propios cohetes y misiles. Por lo tanto, las ofensivas militares israelíes contra los palestinos en Gaza son generalmente limitadas en lo que logran -si es que logran algo- y tienen que ser juzgadas como fracasos, a pesar de su brutalidad.

Una diferencia importante entre la resistencia en Palestina y Ucrania es que esta última recibe apoyo militar, político y de inteligencia de 27 países europeos y de tres potencias nucleares de la OTAN: Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña.

La OTAN se ha negado a proporcionar aviones a Ucrania y no ha puesto tropas sobre el terreno para evitar un choque directo con Rusia que podría llevar a la Tercera Guerra Mundial. Sin embargo, según las declaraciones de funcionarios del Pentágono y del responsable de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Josep Borrell, la OTAN ha proporcionado a Ucrania armas para contrarrestar a las fuerzas rusas.

Mientras tanto, en la Palestina ocupada, Israel y sus aliados -Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, entre ellos, así como los países de la UE- aplican un asedio total a la Franja de Gaza que impide que llegue cualquier tipo de ayuda militar a los grupos de resistencia legítimos. El asedio impide incluso la importación de los llamados "materiales de doble uso", de modo que se prohíben los bienes cotidianos esenciales para el desarrollo de la vida en el enclave.

Además, los países árabes supuestamente "hermanos" también han prohibido el envío de cualquier tipo de armas en apoyo de la resistencia palestina. Desgraciadamente, en algunos países árabes se ha juzgado a personas que intentaban "introducir" armas en Gaza y se les ha declarado culpables de ayudar a "terroristas", a pesar de la legitimidad internacional concedida a la resistencia contra la ocupación militar.

LEER: No es de extrañar que Israel haya aumentado sus ventas de armas gracias a la guerra de Ucrania

Por lo tanto, en cuanto al nivel de apoyo y los recursos de que disponen los palestinos y los ucranianos, es obvio que los primeros superan a los segundos en firmeza y éxito a la hora de frustrar los planes de las fuerzas invasoras y ocupantes.

El derecho internacional es muy claro a la hora de permitir a los pueblos bajo ocupación resistir utilizando cualquier medio a su alcance para protegerse de la colonización y la esclavitud. Este hecho incontrovertible es ignorado por los gobiernos que consideran que la resistencia ucraniana es aceptable y digna de un inmenso apoyo, mientras que también apoyan el "derecho a la autodefensa" ilegítimo del Estado colonial del apartheid de Israel contra el pueblo cuya tierra ocupa.

Este artículo apareció por primera vez en árabe en el Centro de Información Palestino el 6 de abril de 2022

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines