Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Parlamento español condena el cambio de posición del gobierno sobre el Sáhara Occidental

Una vista general del Parlamento español durante el tercer día de una sesión celebrada el 25 de julio de 2019 en Madrid, España. [Juan Carlos Rojas - Agencia Anadolu]

El parlamento español condenó ayer el cambio de posición del gobierno sobre el Sáhara Occidental, diciendo que ha abandonado su posición neutral "histórica" sobre el conflicto.

Los diputados españoles afirmaron que la actuación del gobierno "prácticamente apoya la vía propuesta por Marruecos, al abandonar las bases de una solución política aceptable para ambas partes" del conflicto.

Se trata de un golpe para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que sufre un aislamiento total en el Parlamento por este expediente, y llega cuando se dirige a Rabat, invitado por el rey Mohamed VI, para consolidar la reconciliación entre los dos países.

El parlamento acusó a los miembros del gobierno de cambiar la posición del país sobre el Sáhara Occidental "en contradicción con las resoluciones de las Naciones Unidas y la legalidad internacional", sin haberlo discutido con los parlamentarios.

Subrayó que apoyan las resoluciones de las Naciones Unidas y de la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO).

La resolución fue presentada por el partido de izquierdas Podemos, que forma parte del gobierno de Sánchez. Unos 168 legisladores votaron a favor de la resolución, mientras que 118 diputados del Partido Socialista la rechazaron y 61 se abstuvieron.

Marruecos propone conceder al Sáhara Occidental una autonomía bajo su soberanía como única solución al conflicto.

Mientras tanto, el Frente Polisario, respaldado por la vecina Argelia, exige un referéndum de autodeterminación bajo la supervisión de las Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad pide a Marruecos, el Frente Polisario, Argelia y Mauritania que reanuden las negociaciones, suspendidas desde 2019, "sin condiciones previas" para una "solución política justa, duradera y aceptable."

El año pasado, también se produjo una ruptura diplomática entre España y Marruecos cuando Madrid permitió que el líder del separatista Frente Polisario del Sáhara Occidental fuera tratado en España para la COVID-19.

Poco después, las autoridades marroquíes se mantuvieron al margen mientras unos 10.000 inmigrantes cruzaban a Ceuta, enclave español en el norte de África.

Tras el cambio de postura del gobierno español respecto al Sáhara Occidental, el embajador marroquí regresó a Madrid el 20 de marzo y se organizó un viaje del primer ministro español.

LEER: El líder del Frente Polisario denuncia el "cambio radical" de la posición de España sobre el Sáhara Occidental

Categorías
ÁfricaEspañaEuropa y RusiaMarruecosNoticiasSahara Occidental

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines