Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Parlamento de Túnez vota por unanimidad la abolición de las medidas de Saied

Manifestantes se reúnen para protestar contra el presidente tunecino Kais Saied en Túnez, Túnez, el 10 de octubre de 2021 [Yassine Gaidi/Anadolu Agency].

El Parlamento tunecino votó por unanimidad la abolición de todas las medidas excepcionales anunciadas por el presidente Kais Saied el 25 de julio.

El proyecto de ley relativo a la supresión de las medidas excepcionales obtuvo los votos de 116 diputados de un total de 217, sin objeción ni rechazo de ningún parlamentario.

El miércoles se inició una sesión plenaria virtual en el Parlamento tunecino, en un paso sin precedentes desde que Saied anunció sus medidas excepcionales el 25 de julio.

La sesión fue presidida por el segundo vicepresidente del Parlamento tunecino, Tarek Fetiti, quien dijo en un discurso durante la apertura de la sesión parlamentaria, que ha sido transmitido por "YouTube", que "121 diputados (de 217, el número total) están asistiendo a la sesión".

Indicó que ocho miembros del Movimiento "Ennahda" (53 diputados) presentaron su dimisión del Parlamento.

Durante la sesión, Fetiti presentó un proyecto de ley para abolir las medidas excepcionales impuestas por el presidente tunecino, Kais Saied, el 25 de julio, que incluían la congelación de los poderes del Parlamento.

LEER: El sindicato de trabajadores tunecino pide la disolución del Parlamento

El primer capítulo del proyecto de ley estipula "la anulación de todas las órdenes y decretos presidenciales emitidos, a partir del 25 de julio de 2021, en particular, la Orden nº 80 del año 2021, de 29 de julio de 2021, relativa a la suspensión de los poderes del Parlamento; la Orden nº 109 del año 2021, relativa a la prórroga de las medidas excepcionales; la Orden nº 117 del año 2021, de 22 de septiembre de 2021, relativa a las medidas excepcionales, y el Decreto nº 11 del año 2022, de 12 de febrero de 2022, relativo a la creación del Consejo Judicial Supremo Interino".

En su discurso, durante la sesión parlamentaria, el jefe del bloque del "Movimiento Ennahda", Imad Khamiri, pidió la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales anticipadas.

Khamiri dijo que su partido pide que se ponga fin a las medidas excepcionales adoptadas desde el 25 de julio.

También pidió un diálogo nacional global, y volver al origen de la legitimidad, a la espera de unas elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas.

Por su parte, Osama Al-Khelaifi, diputado y jefe del bloque "Corazón de Túnez", dijo que "la sesión de hoy es la sesión de la firmeza de la legitimidad dentro del Estado", subrayando que "nuestra sesión no es una disputa sobre la legitimidad, sino que es para poner fin a esta disputa, ya que el golpe es el fundador de la disputa de la legitimidad".

Al-Khelaifi añadió que la votación para abolir las medidas excepcionales devolvería a Túnez al curso democrático.

Por otro lado, Numan Al-Esh, diputado de la Corriente Democrática, dijo que la celebración de este pleno es una muestra del "fracaso del golpe de Estado que desmanteló el Estado".

Al-Esh reclamó la necesidad de llevar a cabo un diálogo nacional que incluya a todos; dijo: "Defendemos un curso democrático participativo, y es necesario hacer revisiones por todas las partes".

Por su parte, Seifeddine Makhlouf, diputado de la "Coalición de la Dignidad", dijo que el papel de los diputados "es detener el golpe contra la Constitución y la revolución".

LEER: El presidente de Túnez rechaza las reuniones del Parlamento por considerarlas "ilegales"

Makhlouf consideró que la fecha del 25 de julio "es un símbolo del robo de la Constitución, de la ley, de la revolución y de las instituciones; representa un delito según el artículo 72 del Código Penal".

La sesión comenzó tras un relativo retraso debido al bloqueo de la aplicación del "Zoom" por parte de las autoridades tunecinas para impedir que el Parlamento se reuniera; sin embargo, este problema se resolvió.

Se espera que los diputados voten también otro proyecto de ley para abolir la decisión de Kais Saied de disolver el Consejo Judicial Supremo.

La convocatoria de una sesión plenaria en el Parlamento se produjo tras una reunión de la Presidencia del Parlamento el pasado lunes, en la que se decidió convocar una sesión plenaria para "abolir" las medidas excepcionales de Saied.

El comunicado emitido por la Presidencia del Parlamento afirmaba que "se celebrará una segunda sesión plenaria el próximo sábado, para debatir las graves condiciones financieras, económicas y sociales a las que asiste Túnez".

Desde el pasado 25 de julio, Saied inició una serie de medidas excepcionales, en las que anunció la congelación de los poderes del Parlamento, el levantamiento de la inmunidad de los diputados, la supresión del órgano de control de la constitucionalidad de las leyes, la promulgación de leyes mediante decretos presidenciales, la presidencia de la Fiscalía, y la destitución del gobierno y su sustitución por otro sin la aprobación del Parlamento.

El 22 de septiembre, Saied decidió suspender la mayoría de los capítulos de la Constitución. Además, siguió suspendiendo el Parlamento, anulando los privilegios de los diputados e interrumpiendo el trabajo de algunos órganos constitucionales.

La crisis política en Túnez se ha agravado después de que el presidente anunciara, el 13 de diciembre, la organización de unas elecciones legislativas según una nueva ley electoral el 17 de diciembre, y la celebración de un referéndum sobre las enmiendas constitucionales para elaborar una nueva constitución el próximo mes de julio.

 

Categorías
NoticiasTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines