Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los líderes de la Iglesia denuncian la apropiación "ilegal" de propiedades por parte de "colonos extremistas"

Una iglesia en Jerusalén el 12 de octubre de 2021 [Mustafa Alkharouf/Anadolu Agency].

Los líderes de la Iglesia Ortodoxa Griega Palestina han denunciado la toma "ilegal" de propiedades de la iglesia en Jerusalén Este ocupado por parte de "extremistas" israelíes, destacando una vez más la "amenaza de extinción" de grupos "radicales" israelíes que lanzaron grupos cristianos a principios de este año.

La última propiedad en cuestión es un albergue de Jerusalén gestionado por palestinos. El domingo, una conocida organización de colonos, Ateret Cohanim, irrumpió en el albergue, así como en una tienda de cambio de moneda cercana. Los colonos extremistas recibieron protección de la policía israelí a pesar de no tener ninguna orden de desalojo.

El objetivo declarado de Ateret Cohanim es la creación de una mayoría judía en la Ciudad Vieja ocupada y en los barrios árabes de Jerusalén Este. Trabaja para "judaizar" Jerusalén Este y lograr la supremacía judía, lo que constituye una forma de limpieza étnica. La organización lo hace comprando propiedades a través de empresas de fachada y trasladando después a los colonos judíos a ellas.

"Actuar de esta manera ilegalmente agresiva contra una propiedad cristiana conocida y un negocio árabe - particularmente antes de la Pascua y el Ramadán - podría encender las hostilidades locales", dijo la Iglesia el martes, condenando la toma. "El patriarca pide que la policía actúe para desalojar Ateret Cohanim... hasta que concluyan y finalicen los procedimientos legales en curso".

LEER: Israel refuerza sus tropas en la valla de Gaza con motivo del Ramadán

Medhat Deeba, un abogado que representa a la familia palestina Qiresh que gestiona el albergue, ha declarado que los miembros de la organización israelí habían tomado una de las dos secciones de la propiedad. "No dieron a los residentes un aviso de desalojo, y entraron ilegalmente", explicó.

El albergue se encuentra en la Ciudad Vieja, de la que Israel se apoderó en 1967 y que posteriormente se anexionó en una acción que nunca ha sido reconocida por la mayor parte de la comunidad internacional. La ley israelí permite a los ciudadanos judíos "reclamar" las propiedades que poseían los judíos en el Jerusalén Oriental ocupado antes de la creación de Israel en 1948, pero los ciudadanos árabes palestinos no pueden recurrir al mismo proceso. Esta práctica es citada por los grupos de derechos humanos como ejemplo de una de las muchas prácticas de apartheid del Estado de ocupación.

La última disputa está relacionada con la venta de una propiedad de la iglesia en 2004, que el Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén rechazó, supuestamente porque Ateret Cohanim pagó un soborno al entonces Patriarca Griego Irenaios para cerrar el trato. Cuando la venta se hizo pública en 2005, Irenaios fue obligado a abandonar su cargo por funcionarios de la Iglesia y sustituido por el actual Patriarca, Theophilos III. Desde entonces, su sucesor ha emprendido una campaña legal para que la propiedad sea devuelta a la Iglesia, argumentando que las transacciones anteriores fueron el resultado de la corrupción y que Ateret Cohanim pagó un soborno a empleados del Patriarcado para avanzar en las ventas.

La toma de la propiedad de la iglesia por parte de la organización de colonos de extrema derecha de este fin de semana es una señal más de la "amenaza de extinción" a la que se enfrentan los cristianos palestinos por parte de grupos israelíes "radicales". Esta advertencia fue lanzada a principios de este año por Francesco Patton, Custodio de la Iglesia Católica en Tierra Santa. El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, se hizo eco del mensaje sobre la difícil situación de los cristianos palestinos durante un mensaje navideño. Cuando se habla con los cristianos palestinos de Jerusalén hoy en día, a menudo se les oye decir: "Dentro de 15 años, no quedará ninguno de nosotros", dijo Welby en un artículo relacionado.

Antes de la creación de Israel en 1948, los cristianos palestinos eran la segunda comunidad religiosa más numerosa, y representaban más del once por ciento de la población total. Las oleadas de limpieza étnica que los palestinos llaman la Nakba ("Catástrofe") han reducido su número hasta su actual nivel de "extinción".

La ocupación violenta, la anexión ilegal y la ocupación militar de Jerusalén por parte de Israel ha acelerado la huida de los cristianos palestinos de su país. Los grupos de derechos humanos han descrito el dominio de Israel sobre el territorio como una forma de apartheid, bajo el cual los palestinos cristianos también son tratados como ciudadanos de segunda y tercera clase.

Categorías
IsraelNoticiasPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines