Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Amnistía pide a Egipto que deje de deportar a los refugiados de Eritrea

Policías y agentes de inmigración israelíes observan cómo un solicitante de asilo africano avanza tras pasar los dos últimos días protestando en un campamento al aire libre cerca del paso fronterizo de Nitzana con Egipto, en el desierto del Néguev, el 29 de junio de 2014 [OREN ZIV/AFP vía Getty Images].

Amnistía Internacional ha pedido el viernes que Egipto detenga la deportación de refugiados eritreos a su país, donde se enfrentarían a graves violaciones de derechos humanos, incluida la tortura.

El grupo de derechos humanos dijo que Egipto había deportado a 31 eritreos en las últimas dos semanas: "en violación de la prohibición de devolución según el derecho internacional".

Según Amnistía Internacional, hay: "hasta 50 personas, incluidos un bebé y tres niños menores de siete años" detenidos en Egipto "corren ahora riesgo inminente de ser deportados", y señala que "no han tenido acceso a procedimientos de asilo ni a la posibilidad de impugnar sus órdenes de expulsión."

Philip Luther, director de investigación y promoción para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional, ha declarado: "estas deportaciones constituirían un grave incumplimiento de las obligaciones de Egipto en virtud del derecho internacional y deben detenerse inmediatamente".

Añadió: "hay una pauta bien documentada de que las personas devueltas por la fuerza a Eritrea son interrogadas, detenidas arbitrariamente y torturadas", y subrayó que Egipto "debe" conceder a los refugiados detenidos "acceso a los procedimientos de asilo, y dejar de devolver a las personas al peligro".

LEER: Israel rechaza la petición de Ucrania sobre el programa espía Pegasus por temor a enfadar a Rusia

Luther también hizo un llamamiento a Egipto: "que ponga fin a la prolongada detención arbitraria de eritreos y garantice que, a la espera de su liberación, los actuales detenidos se encuentran en condiciones que cumplen las normas internacionales".

Según Amnistía Internacional: "los eritreos detenidos arbitrariamente, incluidos los niños, permanecen recluidos sin cargos ni juicio en condiciones crueles e inhumanas, y se les niega el acceso a una atención médica adecuada, a artículos para la higiene personal, incluidas toallas sanitarias, a ropa y a alimentos suficientes."

Las autoridades también se niegan con frecuencia a conceder a los eritreos detenidos acceso al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), obstruyendo así su derecho a un proceso de asilo.

Amnistía confirmó que, en noviembre de 2021, había 20.778 solicitantes de asilo y refugiados eritreos registrados en el ACNUR en Egipto. Es probable que el número de personas que necesitan protección sea mucho mayor, ya que no todos los eritreos en Egipto están documentados y/o registrados en el ACNUR.

Categorías
Amnistía InternacionalEgiptoNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines