Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La UE apoya el cambio de rumbo de España sobre la autonomía del Sáhara Occidental

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en Madrid, España, el 21 de agosto de 2021. [Burak Akbulut - Agencia Anadolu]

La UE ha respaldado la nueva posición de España sobre el destino del Sáhara Occidental como región autónoma de Marruecos, según ha informado Reuters. Se trata de un sorpresivo cambio de rumbo del gobierno de Pedro Sánchez que se ha encontrado con una gran oposición interna.

"La Unión Europea da la bienvenida a cualquier desarrollo positivo... entre sus estados miembros y Marruecos en sus relaciones bilaterales, lo que sólo puede ser beneficioso para la implementación de la asociación euro-marroquí", dijo Nabila Massrali, una portavoz del jefe de la política exterior de la UE, Josep Borrell.

Marruecos considera el Sáhara Occidental como su propio territorio, pero el movimiento independentista del Frente Polisario, apoyado por Argelia, exige su propio estado soberano. Durante años, la mayoría de los países, incluida España, han abogado por un referéndum de independencia para determinar su destino.

El viernes, Madrid comunicó a Rabat que consideraba su propuesta de autonomía para el Sáhara Occidental "seria, creíble y realista", en una medida que se espera ayude a arreglar las agrias relaciones entre ambos países.

LEER: Marruecos envía a su embajadora a España tras el cambio de posición sobre el Sáhara Occidental

La UE reafirmó su apoyo a los esfuerzos del secretario general de la ONU para una "solución política justa, realista, pragmática, duradera y mutuamente aceptable para la cuestión del Sáhara Occidental", dijo Massrali a los periodistas el lunes.

En los últimos años, la perspectiva de un referéndum de independencia ha decaído e incluso la ONU ha dejado de referirse a ella, hablando en cambio de buscar una solución realista y mutuamente aceptable basada en el compromiso.

Las relaciones entre España y Marruecos se enfriaron el año pasado después de que Madrid admitiera a un líder del Frente Polisario para recibir tratamiento médico utilizando documentos argelinos. En aparente represalia, Rabat pareció entonces relajar los controles fronterizos con Ceuta, enclave español en el norte de Marruecos, lo que provocó la entrada de al menos 8.000 inmigrantes, la mayoría de los cuales fueron devueltos posteriormente.

Como consecuencia del cambio de postura de España, Marruecos devolverá a su embajador a Madrid. Sin embargo, Argelia ha retirado a su embajador de Madrid para realizar consultas, a pesar de ser un socio estratégico de España como su principal proveedor de gas.

Categorías
EspañaMarruecosNoticiasSahara OccidentalUnión Europea

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines