Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Científicos turcos se esfuerzan por no dejar huella en la Antártida

Una vista de los témpanos en el Canal Neumayer mientras los témpanos se derriten debido al cambio climático global en la Antártida el 27 de febrero de 2022 [Şebnem Coşkun - Agencia Anadolu].

En el marco de la sexta Expedición Científica Nacional a la Antártida, los investigadores turcos trajeron datos y descubrimientos, pero se esforzaron por dejar sólo sus huellas en la nieve, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

La Antártida, el quinto continente más grande del mundo con una superficie de 14,2 millones de kilómetros cuadrados, es uno de los lugares favoritos de los exploradores y equipos de investigación científica, por su intrigante geografía y naturaleza.

Bajo los auspicios de la Presidencia turca, y con el Ministerio de Industria y Tecnología y el Instituto de Investigación Científica y Tecnológica de Turquía (TUBITAK) MAM Polar Research Institute, los científicos turcos no sólo arrojan luz sobre el futuro de la tierra con su trabajo, sino que también se convierten en protectores de la vida al evitar que se dañe el ecosistema del continente y sus alrededores.

VIDEO: Turquía no expulsará a los refugiados

Los científicos turcos realizaron su trabajo bajo las normas establecidas en el Sistema del Tratado Antártico, del que forman parte 54 países y que entró en vigor en 1961, y de acuerdo con las condiciones especificadas en el Protocolo de Protección Ambiental del Tratado Antártico aceptado en 2017.

Los científicos turcos completaron su trabajo dentro del sistema en cuestión, preservando la vida viva en el continente y sus alrededores, "dejando una huella mínima" en línea con las regulaciones del Ministerio de Medio Ambiente, Urbanismo y Cambio Climático basadas en el Protocolo de Madrid de 1991, y luego regresaron a casa.

En la Antártida, el continente más frío del mundo, sólo se permite el funcionamiento de las bases en las que se llevan a cabo investigaciones científicas.

Garantía de futuro

A pesar de sus gélidas temperaturas, la Antártida es el hogar de muchos animales, como pingüinos, focas, ballenas y aves.

Situado en la parte más meridional del hemisferio sur de la Tierra y cubierto en un 98% por el hielo, el continente contiene el 70% de los recursos de agua dulce del mundo.

Los recursos marinos vivos de la Antártida y el potencial de agua dulce que esconden sus glaciares se consideran parte de las garantías para el futuro del planeta.

Mantener la distancia

Una de las cuestiones más importantes en las actividades científicas en el continente es la interacción con sus habitantes vivos.

Para no hacer daño, es obligatorio mantener una distancia no inferior a 10 metros, o casi 33 pies, de la fauna del continente.

Antes de poner el pie en el continente, los participantes en las expediciones científicas reciben instrucciones sobre la importancia de pisar con cuidado entre criaturas que nunca han estado en contacto con los humanos en su vida natural y de trabajar con el mínimo ruido.

Los animales del continente son más sensibles, sobre todo durante los periodos de cría y desove, por lo que a los investigadores se les dice que si un animal se acerca, aumenten lentamente la distancia sin asustarlo, o bien que se queden quietos y dejen que el animal siga su camino.

Responsables de medio ambiente

Atilla Yilmaz, responsable medioambiental de la expedición e investigador del Instituto de Investigación Polar TUBITAK MAM, dijo a la Agencia Anadolu que la Antártida tiene un ecosistema único, y quieren mantenerlo así.

"Intentamos tener un responsable medioambiental para que se respeten las normas medioambientales en nuestras expediciones. Esta persona suele inspeccionar si el trabajo realizado sobre el terreno se ajusta a las normas de la región y se responsabiliza de la respuesta en caso de accidente medioambiental. Este proceso comienza antes de la expedición".

"Los participantes deben obtener varios permisos para investigar en el continente y tomar muestras. La autoridad competente en este sentido es el Ministerio de Medio Ambiente, Urbanismo y Cambio Climático. También garantizamos la coordinación entre los participantes en la expedición y el Ministerio antes de la misma."

Sin especies invasoras

Tras señalar que trabajan para no molestar a los animales con los que se cruzan durante su trabajo, Yilmaz dijo:

"Es muy importante que no se traigan especies alóctonas de otros continentes para proteger el ecosistema. Desinfectamos nuestras botas con una solución especial nada más bajar del avión y pisar el continente.

"Lo repetimos todos los días cuando salimos del barco y volvemos a él para hacer el trabajo de campo. Hacemos todo lo posible por proteger el medio ambiente de la Antártida en nuestras expediciones científicas, y nos esforzamos por dejar una huella realmente mínima en el continente."

Categorías
AntártidaNoticiasSmall SlidesTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines