Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Adalah lleva a Israel ante los tribunales por la prohibición de la reagrupación familiar de palestinos

La gente espera alrededor del parlamento de Israel (La Knesset) después de que el gobierno de coalición, liderado por el primer ministro Naftali Bennett, no aprobara una extensión de la controvertida ley conocida como "reunificación familiar", que se dirige a los ciudadanos israelíes palestinos en Jerusalén el 06 de julio de 2021 [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu].

El Centro Jurídico para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel (Adalah) ha presentado una petición al Tribunal Supremo de Israel para protestar contra la ley que impide la reunificación de las familias palestinas.

Tres abogados de Adalah presentaron ayer la petición por considerar que viola derechos constitucionales fundamentales y es contraria al derecho internacional, informó la agencia de noticias Wafa.

El jueves, la Knesset israelí volvió a autorizar una ley que prohíbe a los palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza ocupadas que se casen con palestinos en Israel recibir la residencia en este país.

"Los promotores de la ley se basaron en la determinación general de que cualquier "descendiente" de un progenitor palestino constituye una amenaza para la seguridad. También se basaron en la doctrina del 'extranjero enemigo' prohibido, que determina que cualquier individuo que viva en un 'territorio enemigo' debe ser considerado un enemigo", decía la petición.

Mientras que Israel alegó que la ley -conocida como Ley de Ciudadanía y Entrada en Israel- se aprobó por motivos de seguridad, Adalah sostiene que la ley tenía como objetivo garantizar una mayoría demográfica judía, y la califica de una de las leyes más racistas y discriminatorias del mundo.

VIDEO: Una profesora de idiomas acosa a sus alumnos musulmanes en Suecia

"Por primera vez, la ley declara explícitamente que la prohibición de la unificación familiar de los palestinos tiene por objeto servir al carácter judío del Estado. Los propios legisladores declararon que lo consideraron oportuno, dada la Ley del Estado-Nación Judío de 2018", añade la petición.

"Ahora el Tribunal Supremo tendrá que decidir si siguen permitiendo que el Estado funcione con dos vías de ciudadanía separadas basadas en la afiliación nacional y étnica bajo el eterno pretexto de la temporalidad".

La ley también prohíbe la entrada de árabes procedentes de países "hostiles" a Israel, como Líbano, Siria, Irak e Irán, con fines de reagrupación familiar.

Los grupos de derechos llevan tiempo advirtiendo de la gravedad de la ley, que el gobierno israelí afirma que se promulgó por motivos de seguridad. Los palestinos consideran que la ley es racista.

Categorías
IsraelNoticiasPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines