Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las exigencias de Rusia dejan las negociaciones con Irán en el limbo

Ebrahim Raisi, presidente de Irán, en una rueda de prensa en Teherán, Irán, el 21 de junio de 2021 [Ali Mohammadi/Bloomberg via Getty Images].

Las conversaciones para reactivar el acuerdo nuclear iraní de 2015 se enfrentaron el viernes a la posibilidad de un fracaso después de que una exigencia rusa de última hora obligara a las potencias mundiales a detener las negociaciones por un tiempo indeterminado, a pesar de tener un texto en gran parte terminado, informa Reuters.

Los negociadores han llegado a las etapas finales de 11 meses de discusiones para restablecer el acuerdo, que levantó las sanciones a Irán a cambio de restricciones a su programa nuclear, considerado durante mucho tiempo por Occidente como una tapadera para desarrollar bombas atómicas.

Pero el sábado pasado, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, exigió inesperadamente amplias garantías de que el comercio ruso con Irán no se vería afectado por las sanciones impuestas a Moscú por su invasión de Ucrania, una exigencia que las potencias occidentales consideran inaceptable y que Washington ha insistido en no aceptar.

El fracaso de las conversaciones podría hacer que Teherán estuviera a punto de desarrollar armas nucleares, una perspectiva que podría desencadenar una nueva guerra en Oriente Medio. Teherán niega haber buscado nunca bombas atómicas.

LEER: Irán enfrenta nuevos obstáculos que dificultan el acuerdo nuclear tras la irrupción de Rusia

Si no se llega a un acuerdo, Occidente podría imponer nuevas y duras sanciones a Irán, y aumentar aún más los precios mundiales del petróleo, que ya se encuentran bajo presión por el conflicto de Ucrania.

"Es necesaria una pausa en las #ViennaTalks, debido a factores externos", escribió en Twitter el jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell. "Un texto final está esencialmente listo y sobre la mesa".

Teherán, el jueves, sugirió que había nuevos obstáculos para reactivar el acuerdo. Washington subrayó que no tenía ninguna intención de satisfacer las demandas de Rusia, que ha dicho que no tienen nada que ver con las conversaciones con Irán.

Hace una semana, se estaban haciendo preparativos en Viena para una reunión de fin de semana con el fin de concluir un acuerdo que haga que Irán vuelva a cumplir con las restricciones del acuerdo sobre sus actividades nucleares que avanzan rápidamente y que Estados Unidos vuelva al Acuerdo que abandonó en 2018 al volver a imponer sanciones a Teherán.

Los funcionarios dijeron que esperaban que las conversaciones se reanudaran en los próximos días. Un alto funcionario de la UE dijo que todavía había dos o tres cuestiones técnicas que debían resolverse entre Washington y Teherán, pero que éstas podrían resolverse rápidamente.

El funcionario dijo que las conversaciones tuvieron que ser pausadas para obtener una respuesta de Moscú después de que se le dijera que sus demandas, que iban más allá de sus compromisos nucleares, no podían ser satisfechas.

"Están pensando en esa respuesta y, mientras tanto, no podemos avanzar en el sentido de que no podemos finalizar la negociación", dijo el funcionario.

LEER: El embajador de Rusia insta a los medios de comunicación iraníes a evitar la retórica de la "invasión"

Los funcionarios occidentales dicen que hay un interés común en evitar una crisis de no proliferación nuclear y, hasta ahora, han estado en la misma página que Moscú, uno de los participantes principales del acuerdo de 2015, que fue aprobado mediante una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU. Todas las potencias que negocian con Irán, a excepción de Alemania, son miembros permanentes del Consejo.

Un diplomático del E3 descartó negociar con Rusia una "amplia exención que sería ajena" al acuerdo nuclear, y añadió que si Moscú bloquea definitivamente el acuerdo, otras potencias mundiales tendrían que estudiar opciones alternativas.

Acusando a Rusia de tomar como rehén las conversaciones nucleares con Irán, el diplomático dijo que había una "urgencia crítica" para concluir el acuerdo, ya que otros factores externos también podrían amenazarlo.

Es probable que se lleven a cabo conversaciones bilaterales entre Irán, Rusia y China para tratar de salir del estancamiento, dijeron los diplomáticos.

"Los factores externos deben ser resueltos en los próximos días o el acuerdo podría deshacerse", escribió en Twitter la enviada británica Stephanie Al-Qaq.

Negociando a pie de página

El enviado de Rusia a las conversaciones, Mijaíl Uliánov, rechazó las sugerencias de que Moscú era la razón por la que las conversaciones se habían estancado.

"La conclusión del acuerdo no depende sólo de Rusia", dijo a los periodistas tras reunirse con el coordinador de la UE, Enrique Mora. "Hay otros actores que necesitan tiempo adicional y que tienen preocupaciones adicionales, y se están discutiendo".

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh, dijo que una pausa en las conversaciones puede crear un impulso para resolver los asuntos pendientes, pero insistió en que los factores externos no afectarán a la voluntad de avanzar en un acuerdo colectivo.

El enviado de China, Wang Qun, pareció respaldar a Moscú y dijo que las negociaciones no podían llevarse a cabo bajo un "vacío político" y que debían tenerse en cuenta las demandas de todas las partes.

La exigencia de Rusia enfureció inicialmente a Teherán y pareció ayudar a éste y a Washington a avanzar hacia un acuerdo en las pocas cuestiones espinosas que quedaban, dijeron los diplomáticos.

Pero una repentina andanada de comentarios públicos de funcionarios iraníes, incluido el Líder Supremo, Alí Jamenei, sugirió el jueves que el viento había cambiado.

Los negociadores europeos de Francia, Gran Bretaña y Alemania ya se habían marchado hace una semana por considerar que habían llegado lo más lejos posible y que ahora correspondía a Estados Unidos e Irán ponerse de acuerdo sobre las cuestiones pendientes.

"Estamos a nivel de negociar notas a pie de página", dijo el funcionario de la UE.

Dijo que se habían acordado cuestiones como las sanciones que levantaría Estados Unidos, aunque todavía se estaba discutiendo cómo se levantarían.

Las negociaciones en Viena han cojeado con tan sólo una fracción del número de reuniones diarias que se mantenían en semanas anteriores. Cuatro diplomáticos occidentales habían afirmado que las conversaciones estaban prácticamente concluidas hasta que Rusia planteó sus exigencias.

"Creo que todavía hay un camino claro para revivir el acuerdo, dado que Estados Unidos e Irán parecen estar en la misma página", dijo Henry Rome, analista de Irán en la consultora Eurasia Group.

"Pero se necesitará una buena dosis de creatividad y flexibilidad por parte de todas las partes para encontrar una manera de trabajar con Moscú, o más bien de rodearlo".

Categorías
IránNoticiasRusiaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines