Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Reino Unido: un ministro pide que se prohíba el BDS evidenciando la hipocresía occidental respecto a Israel

El Secretario de Estado de Vivienda, Comunidades y Gobierno Local del Reino Unido, Michael Gove, en Londres, Reino Unido, el 10 de noviembre de 2020 [Leon Neal/Getty Images].

Mientras Gran Bretaña se une a otros Estados occidentales en la imposición de sanciones a Rusia, un ministro del Partido Conservador ha denunciado la campaña liderada por los palestinos para imponer sanciones a Israel por sus abusos de los derechos humanos y violaciones del derecho internacional, incluido el apartheid. Michael Gove ha instado a los diputados a proscribir el movimiento pacífico de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) en Gran Bretaña.

Gove se describe a sí mismo como un "orgulloso sionista". El mes pasado fue calificado de "islamófobo" por su papel en el llamado "asunto del caballo de Troya" en las escuelas de la ciudad de Birmingham hace ocho años. Ayer lanzó un ataque contra el BDS durante el debate parlamentario sobre la desigualdad social. El ex diputado conservador Christian Wakeford, que desertó a los laboristas recientemente, hizo una pregunta sobre el aumento del antisemitismo y si el gobierno seguirá pagando la seguridad en las escuelas y sinagogas judías.

"El gobierno ha financiado la seguridad en lugares judíos, incluyendo sinagogas y escuelas, y esto, por desgracia, es vital para garantizar la seguridad de la comunidad judía", dijo Wakeford, también un opositor al BDS. "¿Se comprometerá el Secretario de Estado a que esta financiación continúe el próximo año, así como a garantizar que se ajuste al aumento del coste asociado a la inflación?"

Gove respondió que se hará "todo" para garantizar la continuidad de la financiación. A continuación, procedió a denunciar la campaña BDS. "Una de las cosas que podemos hacer todos en esta Cámara para hacer frente al mal del antisemitismo es oponernos a la campaña de boicot, desinversión y sanciones", dijo Gove. De este modo, confundió la campaña no violenta para poner fin a la ocupación de Palestina por parte de Israel durante décadas y al desprecio del derecho internacional con el racismo hacia los judíos. Esta es una táctica común adoptada por los sionistas.

VIDEO: Bella Hadid denuncia la doble moral contra los refugiados musulmanes

Al instar a los parlamentarios a proscribir el BDS, Gove añadió que se está presentando una legislación que prohíbe la campaña a nivel de los gobiernos locales. Pidió a su antiguo colega Wakeford que apoyara la legislación.

El ministro pro-israelí Robert Jenrick introdujo el mes pasado una enmienda a los planes de pensiones de los servicios públicos para prohibir el BDS. La controvertida enmienda fue aprobada por la Cámara de los Comunes, de 650 miembros, con 296 votos a favor y 81 en contra.

La medida de proscribir la campaña de BDS llega en un momento en el que las acusaciones de doble rasero e hipocresía se dirigen a los gobiernos occidentales. Los gobiernos occidentales han rechazado los crecientes llamamientos de grupos de derechos humanos, como Amnistía Internacional, para que la ONU imponga sanciones selectivas a Israel por su incumplimiento del derecho internacional al imponer una forma de apartheid y cometer un crimen contra la humanidad en su "dominación" de los palestinos, incluso cuando imponen sanciones a Rusia.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, declaró recientemente ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que éste debe enviar un "mensaje decidido" a Vladimir Putin para que detenga la invasión rusa de Ucrania. "Estos son los abusos de los derechos humanos para los que se creó este Consejo. Si no podemos unirnos ahora, ¿cuándo nos uniremos?", dijo. En el mismo discurso, Blinken criticó al mismo consejo por su investigación de las violaciones israelíes en los territorios palestinos ocupados.

"Vemos que no sólo el gobierno de Estados Unidos, sino también las empresas de ese país, se desviven por sancionar y boicotear todo lo que tenga relación con el gobierno ruso", dijo Sarah Leah Whitson, ex directora de la división de Oriente Medio de Human Rights Watch. "Contrasta esto con lo que ocurre exactamente al contrario cuando se trata de sancionar a Israel por sus violaciones del derecho internacional, hasta el punto de que los estados norteamericanos están aprobando leyes para castigar a los estadounidenses a menos que prometan no boicotear nunca a Israel. Está muy claro que los motivos para resistirse a las sanciones a Israel, o incluso a su cumplimiento del derecho internacional, son puramente políticos."

Categorías
BDSIsraelNoticiasPalestinaReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines