Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El sudanés Burhan rechaza las amenazas de sanciones y asegura que las visitas a Israel no son políticas

El presidente del Consejo de Soberanía de Transición, Abdel Fattah al-Burhan, observa un ejercicio militar realizado en la zona de Maaqil, en el Estado del Río Nilo, al norte de Sudán, el 8 de diciembre de 2021. [Mahmoud Hjaj - Agencia Anadolu]

El líder militar de Sudán, el general Abdel Fattah al-Burhan, rechazó el sábado las amenazas occidentales de sanciones y dijo que las reuniones entre funcionarios sudaneses e israelíes formaban parte de la cooperación en materia de seguridad y no eran de naturaleza política, informó Reuters.

Burhan encabezó un golpe militar el 25 de octubre que puso fin a una alianza entre el ejército y los partidos civiles que debía conducir a unas elecciones democráticas, lo que provocó meses de protestas, así como la condena de Occidente.

Funcionarios estadounidenses han dicho que están estudiando las opciones para responder a la matanza de al menos 79 manifestantes, según el recuento de los médicos, y a los movimientos para impedir el gobierno dirigido por civiles.

En su primera entrevista en la televisión estatal desde el golpe, Burhan dijo que Washington estaba recibiendo información inexacta.

"Las sanciones y la amenaza de las mismas no son útiles", dijo.

LEER: Disputa por la presidencia de Libia entre Bashagha y Dbeibeh

Burhan dijo que asumía la responsabilidad personal de las investigaciones sobre las muertes de manifestantes y que había cinco o seis en curso. Pero añadió que había sospechas de la participación de "grupos externos", sin dar más detalles.

Las fuerzas armadas se comprometieron a entregar el poder a un gobierno elegido o a un acuerdo decidido por "consenso nacional", dijo, repitiendo el compromiso de celebrar elecciones a mediados de 2023.

Los militares se han reunido con los comités de resistencia que lideran el movimiento de protesta, y han acordado muchos puntos, dijo. En declaraciones, los comités de resistencia han rechazado el diálogo con los militares.

Antes del golpe, los militares habían liderado los pasos para llegar a un acuerdo a finales de 2020 para normalizar las relaciones con Israel, algo que también hicieron los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Marruecos.

Burhan dijo que las reuniones entre funcionarios israelíes y sudaneses desde el golpe no habían sido de alto nivel y sólo involucraban al aparato de seguridad e inteligencia.

LEER: El libio Haftar celebra que el Parlamento haya elegido a Fathi Bashaga como nuevo primer ministro

"Se trata de un asunto legítimo para estos organismos, y no es ningún secreto que la información compartida permitió atrapar a varias organizaciones terroristas situadas dentro de Sudán", dijo.

Los manifestantes han acusado a los militares de hacer regresar a los leales al derrocado presidente Omar al-Bashir. Esta semana se detuvo a dos destacados políticos que participaban en un comité para desmantelar la red de Bashir.

En respuesta, Burhan dijo que los funcionarios nombrados desde la toma de posesión ya formaban parte de la administración pública, y que el comité se había desviado de sus objetivos, aunque él no estaba implicado en las detenciones.

Categorías
ÁfricaNoticiasSmall SlidesSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines