Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una universidad india prohíbe a las chicas musulmanas llevar el hiyab

Grupo de niñas musulmanas el 12 de noviembre de 2015 en Srinagar, la capital de verano de la Cachemira administrada por la India, India [Yawar Nazir/Getty Images].

En el estado de Karnataka, en el sur de la India, ha estallado una nueva disputa por el hiyab después de que no se permitiera a las estudiantes musulmanas entrar en un colegio público por llevar un pañuelo en la cabeza, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

Esta es la segunda universidad del Estado que prohíbe el hiyab.

Tras el último incidente, la gente ha acudido a las redes sociales para apoyar a las estudiantes. "El hiyab es nuestro derecho" es tendencia en Twitter, mostrando el apoyo a las jóvenes.

El jueves, unas dos docenas de chicas musulmanas de la zona de Kundapura, en el distrito de Udupi, dejaron de asistir a clase, después de que algunos estudiantes pertenecientes a grupos de derechas llevaran pañuelos azafrán -el color preferido por el partido gobernante Bharatiya Janata- y se opusieran a que las chicas musulmanas llevaran hiyab.

"Defendamos todos los derechos de nuestras hermanas. ¿Cuál es la razón de esta discriminación? ¿Por qué no se les permite entrar en las universidades... sólo porque llevan hijab?", dijo Tousif Nandehalli, un usuario de Twitter.

También se ha hecho viral un vídeo en el que se ve a estudiantes musulmanas suplicando que se les permita entrar en las aulas después de que el director de la universidad se lo impidiera. También dijeron que negarles la entrada justo antes de los exámenes pondría en peligro su futuro.

Un diputado es criticado por apoyar a las chicas

Mientras tanto, el diputado del Congreso de la oposición, Shashi Tharoor, también ha sido atacado por cuestionar que el turbante sij, el crucifijo cristiano y la marca hindú en la frente tampoco estén permitidos en los institutos educativos.

"Uno de los puntos fuertes de la India es que todo el mundo es libre de llevar lo que quiera. Si el hijab está prohibido, ¿qué pasa con el turbante sij? ¿La marca en la frente de los hindúes? ¿El crucifijo de los cristianos? Esta universidad está cayendo en una pendiente resbaladiza. Dejen entrar a las chicas. Que estudien. Que decidan", twitteó Tharoor.

El ex ministro jefe de Jammu y Cachemira, Omar Abdullah, también apoyó a estas chicas.

"Las personas son libres de elegir qué ponerse. Puede gustar o no su elección, pero es un derecho que todos tenemos. Si estos representantes públicos pueden llevar túnicas azafranadas, estas chicas pueden usar el hijab. Los musulmanes no son ciudadanos de segunda clase", escribió Abdullah en Twitter.

Los musulmanes han reclamado que prohibir a las estudiantes llevar hiyab es un ataque a los "símbolos de la fe".

LEER: La invención de Oriente Medio

¿Qué dice la Constitución?

Según la Constitución india, todo ciudadano tiene derecho a practicar, profesar y propagar su religión. Este derecho sólo puede ser restringido por razones de orden público, moralidad y salud.

El mes pasado, las tensiones estallaron en otro colegio público de la localidad de Balagadi, en Karnataka, después de que un grupo de estudiantes se presentara con pañuelos azafrán y pidiera a sus compañeras de la comunidad musulmana que no llevaran hijab durante las clases.

Posteriormente, las autoridades prohibieron los hijabs y los pañuelos azafrán en el campus.

Una alumna del Women's Government Pre-University College de Udupi, a la que se le negó la entrada en el aula por llevar hijab, ha acudido al Tribunal Superior de Karnataka solicitando una medida cautelar para poder asistir a las clases con el hijab antes de que se resuelva todo el asunto.

En Karnataka, el gobierno estatal ha dicho que constituirá un comité para formular directrices sobre los uniformes en las universidades.

Los musulmanes indios han sido testigos del deterioro del derecho a practicar su fe bajo el gobierno del primer ministro Narendra Modi y su derechista BJP.

Categorías
Asia y AméricaIndiaNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines