Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los militares serán los responsables de controlar los cruces en el Canal de la Mancha

Una patrullera de la Fuerza de Fronteras del Reino Unido transporta a los migrantes recogidos en el mar a su llegada al puerto deportivo de Dover, en el sureste de Inglaterra, el 24 de noviembre de 2021. [BEN STANSALL/AFP vía Getty Images]

El ejército ha recibido el encargo de hacerse cargo de las operaciones en el Canal de la Mancha mientras Boris Johnson intenta salvar su puesto, informa The Times, tras la creciente presión sobre el primer ministro para que dimita después de las revelaciones de que asistía a fiestas en Downing Street mientras el resto del país estaba bloqueado.

Según los nuevos planes, Johnson daría a la marina autoridad sobre los barcos del gobierno en el Canal de la Mancha y un contraalmirante tendrá autoridad para dirigir la Fuerza de Fronteras, los guardacostas, y vigilar o interceptar a las personas que crucen el Canal.

La ministra de Interior británica, Priti Patel, ha declarado que el Ministerio de Defensa es un "socio operativo crucial para proteger nuestro Canal de la Mancha contra la inmigración ilegal", mientras que el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Sir Antony Radakin, ha dicho que así se garantizará que "nadie llegue al Reino Unido por sus propios medios".

El director general del Consejo de Refugiados, Enver Solomon, ha dicho que los planes de traer al ejército son "crueles e inhumanos".

"Es una medida desesperada de un gobierno que no es capaz de encontrar soluciones que garanticen un sistema de asilo ordenado, manejable y justo".

LEER: Los Emiratos Árabes Unidos utilizaron a un agresor sexual infantil condenado para obtener acceso político a EE.UU.

El anuncio se produce después de que el gobierno haya recibido intensas críticas a su política de refugiados, subrayadas por su controvertido proyecto de ley sobre nacionalidad y fronteras, que actualmente se está tramitando en la Cámara de los Lores, tras haber sido aprobado por la Cámara de los Comunes en diciembre.

El proyecto de ley tipificará como delito que los solicitantes de asilo lleguen "ilegalmente" al país. En respuesta, grupos de derechos humanos y organizaciones benéficas han pedido al gobierno británico que proporcione rutas más seguras a los refugiados que se han visto obligados a realizar el peligroso viaje a través del mar tras la represión de otras rutas viables.

El gobierno también ha propuesto emular el sistema australiano y utilizar centros de tramitación en el extranjero para los refugiados, y en un momento dado se ha considerado la posibilidad de hacerlo en Ruanda. A principios de este mes, más de 100 organizaciones británicas firmaron una carta abierta en la que pedían a sus homólogos que rechazaran el contenido del proyecto de ley.

El sábado 197 personas fueron interceptadas o rescatadas intentando cruzar el Canal de la Mancha, la vía marítima más transitada del mundo que separa Inglaterra de Francia, mientras que casi 500 personas ya han intentado cruzar este mes. En 2021 unas 28.431 personas cruzaron el Canal, 8.417 más que el año anterior.

En noviembre del año pasado, 27 personas se ahogaron, entre ellas una mujer embarazada y tres niños, después de que su embarcación se hundiera cuando intentaban realizar la peligrosa travesía tras volcar su bote neumático.

Categorías
FranciaNoticiasOriente MedioReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines